La Gran Crisis (Bis)

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

2 de diciembre 2011

El artículo aquí citado se basa en un análisis técnico que me mandó un lector y que trata de muchos de los temas que aquí hemos tratado y tratamos. En el he clasificado diez puntos marcados de rojo entre paréntesis negro. Estos son los principales puntos que voy a comentar o refutar.

Esos malditos bonos del terror

Publicado por Jordi … en 01:29

Jueves 24 de noviembre de 2011

http://operarbolsa.blogspot.com/2011/11/esos-malditos-bonos-del-terror.html

(Llevo un par de días escribiendo esta entrada y anoche vi que Alemania ha tenido problemas para colocar deuda, que tan solo ha colocado un 60% de lo que esperaba, cayendo la cotización del Bund 2 puntos en un día).

 

Llegará un momento en el que ni Alemania ni EEUU van a poder colocar su deuda a los tipos que lo están haciendo. (1)Se están financiando muy por debajo de sus respectivas inflaciones.

 

Es una constante que desde ya hace tiempo (creo que desde antes del inicio del blog) he mantenido. (2Considero que la deuda de los estados tiene una zona de límite en su precio y en consecuencia en su rentabilidad, ese límite es llegar a la rentabilidad 0%. En el caso alemán y concretamente en su deuda a 10 años (renta un 6% anual sobre el nominal de 100.000 € cada bono) si la cotización alcanza los 160 puntos uno ya pierde los costes de negociación y no gana absolutamente nada (para el bono a 5 años esto ocurre cuando cotiza a 130 y para el de 2 años cuando lo hace a 112 –hoy estaban a 137.x, a 123,x y a 110 respectivamente-). Si la cotización superase los 160 puntos, en el de vencimiento a 10 años, al comprador de un bono le costaría dinero mantener esa compra, es decir, que pagaría el comprador intereses al estado alemán.

 

¿Quién compraría un bono alemán a 10 años cotizando a 160? La respuesta es que nadie, salvo claro está las entidades obligadas legalmente a hacerlo para cubrir coeficientes impuestos de inversión, de caja, etc. Nadie quiere una rentabilidad del 0% y siempre se va a exigir un mínimo de rentabilidad. Históricamente ese mínimo ha sido de entre un 2% y un 2,5% adicional a la inflación de los últimos 12 meses. Supongamos una inflación del 0% y estimemos una rentabilidad del bono alemán del 2% (zona baja de la rentabilidad histórica añadida a la inflación), en tal caso la cotización del bono alemán o de su futuro el Bund sería de 135 puntos, la del bono a 5 años de 118,8 puntos y la del bono a 2 años de 107,7 puntos.

 

En unas cuantas ocasiones he expresado ideas parecidas a las que ahora acabo de escribir, pero hoy voy a incidir en la insostenibilidad de estas cotizaciones tan favorecedoras para Alemania y para EEUU (aunque no ponga cálculos para la T-Notes americanas los resultados vienen a decir lo mismo que lo que dicen los bonos alemanes). (3Llegará (o ya está llegando) un momento en el que estos países no van a poder colocar su deuda con rentabilidades tan alejadas de la media histórica. Las cotizaciones de los bonos alemanes que renten la inflación de los últimos 12 meses y adicionen un 2’225% serían de 109,8 puntos, de 105,4 puntos y de 102,33 puntos. Con esas cotizaciones las rentabilidades de los tres tipos de bono alemán expresados serían del 4’75% (2,50% de inflación más 2,25% adicional de media histórica). (4Como decía Pedro esto es una aberración que los mercados pronto tendrán que corregir. Con las cotizaciones sugeridas para estar acordes a la media histórica de exigencia de rentabilidad tendríamos un problema: que la curva de tipos estaría plana, por ello, la cotización del bono a 5 años aún debería ser menor y todavía más la del de a 2 años.

 

El alimento que mantiene esta aberración es el terror en los mercados, que si bien nos encontramos en una crisis, la FED y el Banco Central Europeo echan gasolina por donde nadie mira y, sin cortarse, también, por donde todos les ven. Aterrorizando es el único modo que tienen de mantener una cotización tan alejada de la media histórica. ¿Cuánto tiempo durará este mandato del terror? Mientras les compren bonos lo mantendrán el tiempo que haga falta. Cuando tengan que vender bonos a menor precio, o sus tenedores huyan en desbandada entonces querrán atajar los problemas de la (5grandísima burbuja de la deuda soberana, mientras se descojonan del resto del mundo sin mover una pestaña para aliviar la carga a los países periféricos. Son ellos, EEUU y Alemania, con la ayuda de Francia y Reino Unido quienes fomentan el grave problema que tenemos con la deuda.

 

Afortunadamente comienzan a tener problemas para colocar toda la deuda deseada ello me llena de esperanzas y de terror. Terror porque la pueden arman bien gorda dejando que aquí en España ocurra algo parecido a lo ocurrido en Grecia, Irlanda o Portugal, porque la pueden liar en Irán o porque puedan inventar cualquier otra maldad. (6Esperanzas porque todas las cosas tienen su final y, si el mercado ya no admite más bonos a rentabilidades ridículas, puede ser que la híper-burbuja de los bonos (de la deuda de los estados y administraciones) estalle. Si ello es así, ríos de dinero saldrán de los bonos (este mercado es bastante veloz y no de reacción lenta como ocurre con el mercado inmobiliario) y tendrá que ser invertido en aquellos productos que tengan posibilidades de altas revalorizaciones. (7)Evidentemente no va a ser ni el mercado inmobiliario, ni los metales preciosos, ni otras materias primas. Lo que está a precio de saldo y remate son las acciones de los mercados de valores. El dinero va a reaparecer en cuanto el que queda circulando no admita las rentabilidades actuales de los bonos alemanes y yanquis, claro que cuando eso ocurra ya se habrán inflado a comprar todo lo bueno que exista en renta variable a precios de escándalo.

 

(8)Ahora estamos en una situación semejante a la reacción al alza de la renta variable producida en marzo/2009, con los bonos a punto de reventar. Tres burbujas habremos estallado en el plazo de 4 ó 5 años, la inmobiliaria, la Ponzi-financiera y la de los bonos. (9)Afortunadamente esta última, la mayor de todas va a beneficiar y potenciar subidas por varios años (se calcula de unos 14 a 20 años) de la renta variable. Tan largo periodo merece toda esta crisis y la desesperación de todo inversor. Paciencia porque el final está muy próximo, la situación la tienen controlada y la fomentan. No van a ser tan estúpidos de trasgredir esa zona en la que algo hace “cric” y el invento se les va al garete.

 

Pongo el gráfico del Bund con muchos objetivos ya alcanzados. Mi parecer es que ya están todos alcanzados y que ya se han iniciado las caídas. La cotización llegó a 139,58, tocando el último objetivo, pudiendo, si siembran mucho pánico, volver a ese objetivo y alcanzar justo los 140. Tanto si es en este momento como si volvemos a los 140, las caídas van a ser precipitadas. Nos encontraríamos en un final de un ciclo alcista, más que un ciclo sería un supe ciclo y los finales de las quintas ondas suelen ser dramáticos cuando corrigen ciclos superiores. Así que muy a pesar de todo el terror que puedan sembrar, por muy negro que se vea el futuro, por más que no se vea salida ni final del túnel, igual los mercados de renta variable comienzan a subir y los bonos a estallar. (10Quizá dentro de 6 meses ya nos hayamos olvidado de qué es la prima de riesgo país, pues todos estemos pagando intereses muy superiores a los actuales, con inflaciones más elevadas y con los mercados de renta variable subiendo a cada momento.

En el gráfico vemos una contractiva dibujada en color azul y sus diversos objetivos, una directriz de color rojo y sus objetivos (alguno de ellos diferido)  y una expansiva de color verde junto con una directriz de color verde y punteada, que comparten medidor de retrocesos apuntando hacia los 122 como primer objetivo, luego vendrán más.

 

Como el autor del artículo nos está ofreciendo su visión desde el punto de vista técnico y yo entiendo muy poco (podría decirse nada) de análisis técnico, no voy a discutir ni a refutar el análisis sino algunas de las deducciones de dicho análisis derivadas por el autor.

(1) La premisa es buena pero el momento no es ahora – se explicará más adelante.

(2) Correctamente expuesto, la rentabilidad tanto por debajo como por encima tiene su límite. Aunque estamos cerca de los límites, en el caso de los Estados Unidos llevamos así ya 3 años y no quiere decir que las presentes consecuencias sean inminentes, puede que sí o puede que todavía no.

(3) Cierto, así ocurrirá, como dice el autor la situación es insostenible, pero todavía no.

(4) Pedro tiene razón, pero el miedo o la euforia pueden mantener situaciones que aparentemente son insostenibles durante muchísimo más tiempo del que la persona inteligente y sensata podría imaginarse.

(5) Aunque tiene ciertas semejanzas, “técnicamente”  los bonos no están en burbuja. Para que la burbuja sea burbuja, tiene que participar en ella hasta Carracuca (la cocinera de las bodas de antaño). El mercado de bonos es un mercado especializado, hay participantes inteligentes pero la mayoría son borregos.

(6) La premisa es buena (excepto la híper-burbuja), pero el dinero no saldrá tan velozmente como el autor sugiere.

(7) !!!!!!No, No, No, No, y mil veces No!!!!!! Este es el tema principal que quiero refutar. Ocurrirá casi todo lo contrario de lo que el autor imagina. Los mercados de valores subirán inicialmente alentados por la liquidez de las imprentas de casi todos los bancos centrales del mundo. Este fenómeno alimentará la inflación y los tenedores de bonos exigirán mayores rendimientos a los gobiernos. Lo cual será como echar leña para apagar un incendio, los mercados se hundirán hasta lugares ahora inimaginables. Imprimirán más dinero y así sucesivamente hasta que los bonistas (tenedores de bonos) les retiren las imprentas a los gobiernos y el papel (dinero fíat) no sirva para casi nada. Mientras tanto, desde el principio el oro/plata y activos/minas de metales preciosos serán (ya lo son) la mejor inversión de todos los tiempos. Inicialmente subirán con los mercados de valores pero más acentuadamente, y cuando las bolsas caigan los activos de MP así como los MP comenzaran a divergir de los valores y seguirán las alzas implacables. Las materias primas seguirán subiendo alimentadas por el cáncer de la inflación. Dependiendo de la distancia en el tiempo del comienzo de La Gran Crisis, la inmobiliaria volverá a ser una excelente inversión. Quizás en un par de años cuando en USA haya caído de un 10% a un 20% adicional (en España todavía tiene que caer casi un 50%). Después de la súper-caída de los mercados de valores (al menos en valor nominal), que podría ser obvia o no dependiendo del punto de inflación alcanzado y del precio de otros activos como el oro, etc., las bolsas poniéndole cara a la inflación comenzaran su despliegue alcista; hasta entonces solamente tendrán la subida del impulso inicial. Este séptimo punto es muy importante porque el que lo entienda bien hará fortuna o la aumentará considerablemente y el que no lo entienda bien perderá la fortuna y/o se arruinará.

(8) Aunque la liquidez de las imprentas levantará los mercados, no será el 2009 de nuevo sino el último impulso del ciclo que empezó en el 2009 que a su vez forma parte de los últimos diezmos del súper-ciclo bajista. Es importante comprender que estamos en un momento del ciclo diferente al del 2009.

(9) !!!!!!No, No, No, No, y un millón de veces No y otra vez No!!!!!! No intento ser desafiante ni disminuir o ridiculizar al autor, pero una cosa es tener una opinión y otra es ser totalmente irresponsable al predecir un tramo tan importante que ya tiene precedente en la historia no tan distante. Me explico, lo que el autor alega es correcto dentro del súper-ciclo (no del ciclo actual). Para llegar allí (a los 15-20 años que podrían ser 30) ha de culminarse el súper-ciclo actual. Para ello la inflación tiene que llegar o sobrepasar el 15% – 20% anual (podría darse la circunstancia que ocurriera antes del 15% pero sería raro). A partir de ahí llegaría a la Reserva Federal otro Paul Volcker que haría lo que este hizo en 1980, subiría los intereses oficiales un punto, dos o tres por encima de la inflación, el mundo entraría en una recesión importante, rompería el espinazo de la inflación, el oro caería de su burbuja (en este tramo posiblemente el oro regresaría a ejercer como respaldo de las monedas mundiales) y después de casi dos años de recesión comenzaría el súper-ciclo ordenado y sostenible que traerá otros treinta años de prosperidad para los mercados de valores, mercados de bonos, mercados de la inmobiliaria y la gran mayoría del resto de los activos.

(10) Es posible que seis meses, es posible que menos y es posible que más. Sin embargo es posible que después de la crisis europea empiece la de Japón para concluir con la de Estados Unidos. Increíblemente los mercados solo tienen capacidad para acometer una crisis a la vez.

Para concluir, en el Internet se leen muchas cosas, unas vienen de buenas fuentes y otras de malas, en este caso el artículo está escrito con buenas intenciones y la premisa es buena pero las conclusiones del desenlace son inocentemente falsas y erróneas.

Me despido con una nota de humor diciendo que en cuanto al oro/plata, hasta el momento no he fallado ni una micra. Concluyendo, el que no tenga oro es un primo, primo es un ser, ser es la primera silaba de serrucho, el serrucho corta la madera, la madera es de pino, el pino nace de la tierra, de la tierra se hace el botijo, zuma rezuma Moctezuma etc, etc, etc, ¿Tienes Oro?