Precaución: Zona Peligrosa a Equis Kilómetros…..

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

3 de marzo 2012

Por fin llegó el día que se repartió la segunda tanda de los LTROs. La aceptación por parte de los  bancos fue igual de voraz que la de la tanda anterior emitida a finales de diciembre del 2011. La única diferencia es que a esta tanda acudieron más moscas a la miel que en la anterior. Los mercados reaccionaron indecisos, primero subían, después bajaban para volver a subir y terminar bajando fraccionalmente. En cambio el oro, en menos que cantó un gallo tartamudo, en tres trallazos se desplomó casi $100 (o un 5%). La caída de la plata fue aún peor, se desplomó casi un 7%.

Existe un viejo dicho que pulula por los corrillos de los antros de Wall Street: Compra el rumor y vende la noticia. ¿Pudo haber sido esa la causa del desplome? o ¿quizás fuera que el jefe de la FED Bernanke, no dio indicios de nuevos estímulos monetarios cuando respondía a las preguntas frente al comité financiero del congreso? Otra cosa que pudo haber sido es que el 29 de febrero fue el último día del mes, y la caducidad de opciones obligaba a muchos a liquidar las ganancias.

Sin embargo, dado que el cobre no se desplomó ni el petróleo ni tampoco el resto de las materias primas, ni siquiera las divisas de los países exportadores de materias primas, lo más probable es que el motivo de la caída fuera la caducidad de los futuros. Si este fuera el caso, en lo que resta de semana se restablecerán posiciones y el precio del oro y de la plata se recuperará, si no, el desplome no tiene sentido justificado y hemos de calificarlo como ruido estático sin consecuencias. Si sigue cayendo algo más, hemos de considerarlo como otro meneo del nogal para derrumbar las nueces inseguras.

Otra posibilidad adicional es que por motivos de fuerza mayor un fuerte tenedor de oro tuviera que liquidar una posición importante por la vía rápida y sin importarle el precio para cubrir obligaciones más urgentes e inesperadas. Si este fuera el caso, tarde o temprano sabremos quien fue.

Por otra parte, según El Señor de los Anillos*, no hemos de bajar la guardia con respecto a Europa. El Señor de los Anillos dice que las cloacas soberanas todavía están demasiado atascadas a pesar de que los bancos, de momento, por causa de la liquidez venida del cielo de Draghi han dejado de ser la gran amenaza que hasta hace poco eran. Según él, los bonistas podrían esquivar a Portugal para empezar a atacar a España por todos los flancos. Explica que, dada la coyuntura, la recesión, el desempleo, la subida de impuestos, los recortes sociales, las concesiones sociales y la falta de crecimiento en cuanto alarga la vista, España esta deteriorándose y convirtiéndose en la más vulnerable de las economías periféricas.

Sin embargo, debido a la bajada de los intereses de los bonos periféricos por causa del reencauzamiento que los bancos le están dando al río de euros del BCE, y que el porcentaje de la deuda española comparada con el PNB es relativamente menor que la gran mayoría de los países de la euro zona (incluyendo Alemania), y que el 20% de desempleo no es nada nuevo para España; estoy en desacuerdo con él. No obstante, él recomienda aprovechar este respiro para reducir activos en toda Europa -hace algunos meses aposté contra él y me toco perder. La prueba está en el comentario titulado Arriba El Señor de los Anillos.

En cuanto a los mercados, estos están demostrando una fortaleza increíble, a medida que avanzan están deshaciéndose de distribuciones de papel (como podéis ver, la tendencia actual de la bolsa en dos ocasiones distintas dentro de esta tendencia actual han perdido dos letras rojas, ayer perdieron una). Ni yo ni nadie sabe cuánto tiempo durará la tendencia alcista actual, pero hemos de estar alertas porque cuando cambie es posible que la corrección sea importante. Por si no os habíais dado cuenta, hemos aumentado la descripción de la Tendencia actual de la bolsa que podéis ver pinchando en Interpretación, donde se abre una ventanita con la descripción de los diferentes significados.

Ahora, os dejo con dos observaciones de mi amigo y gurú Bill Fleckenstein. La primera está basada en una nota extraída de una carta trimestral de Bristol Investment Partners, y la segunda en un discurso de un súper-gurú que aunque no forma parte de “nuestros gurús,” lo sigo en tanto y en cuanto se deja seguir.

“En una nota que explica que las acciones de las minas de oro son impopulares, un amigo mío revisando un extracto de la carta del último trimestre escrita por Bristol Investment Partners a sus accionistas sobre el tema del mal comportamiento de las acciones de las cinco mineras más grandes, y que en conjunto la capitalización de mercado es alrededor de $164 mil millones, la nota revela que en los últimos tres años el crecimiento de beneficios acumulado por ese grupo fue un poco más de un 53%. Mientras, la subida del precio de las acciones en bolsa fue tan sólo un 9% (partiendo de una base deprimida, a finales de 2008). En el mismo período, el precio del oro experimentó plusvalías anuales acumuladas del 21%.

Lo que es más sorprendente es que durante el mismo período el S&P 500 tuvo plusvalías del 11,7%, mientras que el crecimiento de los beneficios fue del 16,5%. Así que, el crecimiento de los beneficios de las mineras fue aproximadamente tres veces mayor, mientras que las plusvalías de las cinco mayores minas citadas fueron más un 20% menor. Con lo cual, mi conclusión es la misma de siempre: en realidad no es la falta de crecimiento de los beneficios lo que ha “perjudicado” (no beneficiado merecidamente) el precio de las mineras en bolsa, sino el hecho de que los inversores estadounidenses no creen que el precio del oro es sostenible, ni tampoco creen que poseer oro es una necesidad. En otras palabras, no es la falta de buena ejecución lo que frena el despegue de las acciones mineras, es la psicología de los inversores y la percepción que estos tienen de ellas. Como dije el otro día, los chinos y los indios han sido los grandes compradores, por lo que de alguna manera todo el avance del precio del oro todavía está por delante, no detrás. A mi parecer, la presión del precio de las minas de oro en bolsa y la falta de reconocimiento de su crecimiento por parte de los inversores es un resorte espiral que cada vez está comprimiéndose más y más, entre más se comprima más velocidad alcanzará en su despliegue. Lo cual no nos dice nada en cuanto al momento en que desplegará, pero al igual que los analistas de Bristol han hecho, es interesante comparar los datos de diferentes maneras.”

Al pensamiento de Bill con respecto al análisis de Bristol Investment Partners, quiero añadir otro que está basado en un discurso de Bob Rodríguez, socio de First Pacific Advisors. Bob Rodríguez es un viejo veterano del mundo de la inversión, forma parte de una pequeñísima élite de superdotados que consistentemente ha logrado resultados del 30% de promedio anual para los inversores acogidos bajo el techo de su tutela. Es uno de los mejores y lo ha sido durante más de treinta años. Para los que leéis inglés, aquí os dejo el enlace del discurso. http://advisorperspectives.com/commentaries/fpa_021812.php Contiene más de 6000 palabras y varias gráficas, pero conocer las opiniones de este visionario, merece la pena y el tiempo que llevaría revisar lo que dijo bajo el título, Caution: Danger Ahead (Precaución: Zona  Peligrosa). Me gustaría traducíroslo pero francamente no tengo tiempo. Una de las cosas que me llamó la atención fue la cita que hizo en la obertura de su discurso acerca de un encuentro que tuvo con Charlie Munger (socio desde un principio de Warren Buffett) a quien pidió consejo de cómo podría convertirse en el mejor inversor profesional. A lo cual Munger le contestó: lee la historia, lee la historia, lee la historia. Me chocó porque sé que en el mundo de la inversión el estudioso de la historia tiene mejores posibilidades de discernir el futuro. Por eso siempre pongo tanto énfasis en las comparaciones de las situaciones actuales con otras similares ocurridas en el pasado. Sin embargo, lo que le chocó a Fleckenstein fue lo siguiente:

“Bob describe la lección que al principio de su carrera aprendió cuando Paul Volker (entonces jefe de la FED) a últimos de 1979, comenzó a subir los tipos agresivamente para combatir la disparada inflación de entonces. ‘Tanto la renta fija (bonos) como la variable (acciones) fueron lentos para responder a este cambio (viraje) en la política monetaria.’ Lo cual me (Bob) llevó a la deducción que la mayoría de los inversores, ante cambios estructurales, experimentan un período de retraso tanto en el reconocimiento como en la comprensión de las implicaciones de estos cambios, o sea — período de retraso de comprensión del inversor. El reconocimiento de los cambios estructurales significa que es esencial ejecutar ajustes estratégicos y tácticos en la manera de invertir.”

A lo cual añade Fleckenstein: “Nunca había meditado los periodos de desvío estructural de esa manera, pero es algo a lo que tenemos que estar alertas. Lo que Bob dice es que los mercados toman un período de tiempo para descontar los cambios estructurales nuevos. Dicho de otra manera, no siempre descuentan inmediatamente o a la misma velocidad –cada cambio es descontado a diferente velocidad por los mercados donde se negocian distintos activos. Por eso, hay algunos que no pueden creer que el mercado de deuda del tesoro no tienen en cuenta esto o que si el oro no tiene en cuenta lo otro. La cosa es que los mercados no siempre actúan como nosotros queremos que actúen y en el momento que nosotros queremos. Los mercados tienden a no descontar el futuro hasta que un buen día lo descuentan. Por eso hay que estar preparados y tener paciencia para esperar a que el mercado reaccione a lo que ya sabemos que reaccionará, lo que no sabemos es cuando.

La importante lección es que es crucial reconocer los cambios en política monetaria y entender a donde podrían llevarnos. Sin embargo, las grandes fortunas se hacen cuando se sabe reconocer que otros están empezando a reconocer que algo fundamental ha cambiado. ¿Tienes Oro?

Corrección: En la pregunta que me hizo un lector el día 27 de febrero, por culpa del cansancio cometí un error diciendo que EGFDF.PK había recibido una oferta de compra por parte de GG (una de las compañías de nuestra cartera). La oferta no fue de GG sino de Eldorado Gold Corp., y esta no formaba parte de nuestra cartera. El error ha sido corregido con texto de color negro y subrayado.

La operación se culminó hoy, 29 de febrero 2012. La oferta se mantuvo en 0,85 acciones de Eldorado por cada acción de EGFDF.PK. O sea que las acciones de EGFDF.PK pasan a ser acciones de Eldorado Gold Corp. y fueron convertidas a los $14 propuestos hace tres meses. De momento me quedo con las acciones de Eldorado puesto que la adquisición implica buenas perspectivas de crecimiento para Eldorado. Las acciones de EGFDF.PK fueron retiradas de bolsa. En estos días implementaré el cambio en Nuestra Cartera.

Seguimiento: Dendreon sacó resultados hace un par de días en línea con la guía previa de la ejecutiva. Sin embargo, la guía de ingresos que proporcionó la compañía para el trimestre actual fue un poquito (6-7%) más ligera de lo que Wall Street esperaba. Pienso que el nuevo CEO, John Johnson, que tiene más experiencia que Michael Gold (Ex CEO) y sabe lo que a Wall Street le gusta, ha dado una guía conservativa para poderla superar con facilidad. La compañía alegó que por circunstancias de fiestas navideñas y de fin de año, diciembre le robó un poquito de negocio a enero. De cualquier manera, anteayer, Dendreon cayó un 25% y ayer un 5% adicional, hoy subió más de un 1%. Pienso que el mercado exageró a la baja demasiado y que en los próximos días/semanas si el precio sigue por donde está ahora, compraré otras 2000 acciones para nuestra cartera.

Como contraste, los beneficios netos de Berkshire Hathaway, el conglomerado de Warren Buffett mostró un 30% de beneficios netos menor que el trimestre pasado debido a una pérdida de más de 1000 millones en pagos de derivados/derivativos. El viejo hizo famosa la frase que dice que los derivativos son armas de destrucción masiva y que deberían estar prohibidos. Sin embargo, sabemos que él ha ganado mucho dinero utilizando tales armas y también perdido, como demuestra el último ejercicio. Si el gobierno no hubiera intervenido en el 2008 y 2009 el viejito habría ido a la bancarrota por causa de las obligaciones derivadas de sus derivados. Quise exponer este punto el otro día para demostrar aún más el cinismo del bendito y sabio señor, pero se me olvidó. De cualquier forma, el contraste al que me refería es que aunque los beneficios cayeron un 30%, las acciones de Berkshire Hathaway cayeron tan solo un 2% inicial que recuperaron antes del cierre.

*El señor de los añillos: ver sección de gurús