Capitulación

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

11 de mayo 2012

Capitulación es una terminología utilizada por Wall Street para determinar el último momento o momentos en que la tendencia bajista de un activo, sector o mercado después de patalear finalmente expira para dar paso a la nueva tendencia alcista. Capitulación en inglés significa rendirse. En español también, pero está relacionada con actividades bélicas, militares, estatales, eclesiásticas y matrimoniales.

Volviendo a lo que aquí nos interesa, la capitulación del activo/s suele venir con gran apoteosis bajista en la que el miedo se apodera de la psicología colectiva, y para frenar el dolor de las perdidas hasta el gato lo vende todo. Suele llegar con altísimo volumen de negocio y cuando todo el que quería vender vendió, termina la tormenta y empieza la calma. A partir de ese momento es cuando el llamado “dinero inteligente” comienza a invertir en dicho activo o activos. Sin embargo, el hecho de que un valor o activo baje mucho y con mucho volumen no significa necesariamente que haya capitulado y que da luz verde para entrar en él, todo depende de las circunstancias específicas del valor o activo. Además, la capitulación es un proceso que consta de varios componentes no específicos, los mencionados fuegos artificiales bajistas no son sino la culminación del proceso.

A veces lo que parece una capitulación es una carantoña embaucadora que al ser desenmascarada te enseña la sonrisa burlona de su verdadera cara. Incluso a veces la capitulación llega a través de signos menos hostiles, como por ejemplo el aburrimiento que produce un activo que puede tirarse años sin fu ni fa y cuando uno lo vende se dispara, o a través de un goteo bajista lentísimo y repetitivo que desespera y cansa a Dios y a su madre.

En fin, lo que en la semana del 28 de septiembre del 2011 pudo haber sido interpretado como la capitulación del oro y de las minas de oro, al parecer solamente fue el comienzo del proceso. De nuevo, la semana del 22 de octubre del 2011 y la del Miércoles Santo del 2012 podrían haberse considerado capitulaciones; sin embargo, ninguna de ellas lo fue. Ahora estamos ante otra posibilidad, la del 8 de mayo del 2012. ¿Cuál es la diferencia entre esta potencial capitulación y las demás? La diferencia es que el martes 8 el oro cayó un 1,5% y las minas se desplomaron entre el 5% y más del 8%. Sin embargo, hoy 9 de mayo mientras el oro perdía un 1,5% adicional, las minas subían entre un 2% y un 3% de promedio y con fuerte volumen. El hecho de que ayer bajaron todos los metales preciosos, el resto de las materias primas, los mercados de valores y el euro mientras las mineras subían, podría indicar que las minas han tocado fondo y que rehúsan bajar más. Esta conjetura no la sabremos hasta dentro de unas semanas desde donde podremos mirar hacia atrás y verificar que así fue –sino, hay que seguir sufriendo un poco más.

Una cosa que teóricamente ayudaría a descifrar el enigma de hoy, miércoles, sería que mañana, jueves las minas subieran en complicidad con el oro. De cualquier manera, según las gráficas de los entendidos en los garabatos que estas muestran, antes de que el oro pudiera tener una subida duradera debería formar lo que “ellos” llaman el fondo de un ciclo (diario) intermedio. Para ello el oro debería cerrar por debajo de $1612 –lo cual ha hecho con desahogo y algo más –vivir para ver y para aprender. De cualquier manera, pienso que estamos en el punto o muy cerca del punto de lo que probablemente sea una oportunidad de enriquecimiento de las que se dan solamente una o dos veces en una generación o en una vida. Como os decía en, Se Vende la Estatua de la Libertad, el que crea que los problemas de Europa, Estados Unidos y del resto de los países desarrollados se arreglarán mágicamente se equivoca. Más adelante escribiré algo acerca del hecho de que el producto nacional bruto de los Estados Unidos está creciendo más del 2% y está consiguiéndose a base de trucos manufacturados para distorsionar los resultados de las elecciones presidenciales –recordar que el gobierno de USA, como consecuencia de la crisis, es ahora dueño mayoritario de varias empresas de producción claves para el PNB. Crearan mares de masa monetaria con esperanzas de ahogar los problemas del planeta, pero en realidad solamente empeorarán el problema –entre otras cosas, la masa monetaria es el oxigeno del oro.

En cuanto al cambio psicológico que Fleckenstein comentaba en el comentario de la semana pasada, uno de los indicadores llamado Índice de Sentimiento Diario (DSI) está en el nivel 7. Desde el 2004 solamente una vez (diciembre del 2011) se ha llegado a este bajísimo nivel (el pasado otoño estaba en 98). Un nivel tan bajo de dicho sentimiento suele ser suficiente para generar una subida descomunal. No se cuando cambiará la psicología pero no creo que tengamos que esperar demasiado. Durante unas semanas dejaremos el análisis de las minas de oro para escribir aspirinas de soporte y aliento para nuestro lectorado. ¿Tienes Minas de Oro?

 

 

Ahora os dejo con una pregunta que alguien le hizo a Bill Fleckenstein y la respuesta de Bill sobre una entrevista que le hicieron a David Stockman. Encima de la pregunta está el enlace del interviú en inglés. La respuesta de Fleckenstein está en letra negra y en negrita.

La premisa se parece muchísimo a lo que escribí en el artículo de La Gran Crisis y en el de La Gran Crisis (bis). Aunque no he releído los artículos, la premisa es igual o parecida, quien quiera releerlos puede usar el buscador de esta página.

David Stockman es una persona que admiro y sigo, leo todo lo que publica y cuando me entero que va a ser entrevistado en algún medio, procuro grabarlo, escucharlo o leerlo. Stockman fue diputado representando al estado de Michigan desde 1977-1981. Desde 1981-1985 fue director jefe del presupuesto fiscal del presidente Ronald Reagan. Los que tenéis 55 años o más os acordareis puesto que fue una de las personas más influentes, controversiales y famosas dentro del mundo de la política económica y de las finanzas de la primera mitad de los 80s. Después de dimitir de su puesto bajo Reagan, pasó a formar parte de la ejecutiva de la firma de Wall Street, Salomon Brothers. Más tarde pasó a ser socio de Blackstone Group donde triunfó y también fracasó como gestor de inversión de la firma. Más tarde, en el año 2000, después de “resignar” de Blackstone, formó la firma de inversión de capital privado, Heartland Industrial Partners, con base en Connecticut. En esta consiguieron agrupar 1.300 millones de dólares de instituciones e inversores privados con los que consiguieron $9.000 millones apalancados para comprar compañías infravaloradas en sectores entonces desfavorecidos. Heartland declaró bancarrota en el 2005.

De cualquier manera el hombre tiene un intelecto privilegiado y merece la pena escuchar lo que dice. La razón principal por la que os pongo este extracto de la entrevista es para demostrar que es importante ver las dos caras de la moneda. Sin embargo, a no ser que Stockman no considere al oro una materia prima, en esta entrevista veo una contradicción que no consigo descifrar. En el extracto de abajo dice que lo único remotamente alejado del peligro de la crisis que nos explica es el efectivo (Cash). Sin embargo, en la misma entrevista, cuando el entrevistador le pregunta que ante tantas dificultades futuras “¿cuál es su modelo de inversión?” su respuesta es la siguiente; “My investing model is ABCD: Anything Bernanke Cannot Destroy: flashlight batteries, canned beans, bottled water, gold, a cabin in the mountains. Mi modelo de invertir es CBND: cualquier cosa que Bernanke no-pueda destruir: Pilas de linterna, latas de conservas, agua embotellada, oro, y una cabaña en el monte/montaña.” Estoy seguro que la selección de activos es un poco exagerada pero hay mucha gente en los Estados Unidos que comparten la misma ideología, incluso añaden armas de fuego a la selección de Stockman.

-  Bill, te paso una entrevista que dió David Stockman…

http://www.theaureport.com/pub/na/13278

…David Stockman: “Estamos en los últimos minutos de un juego muy peligroso. Estamos lidiando con el estrellamiento (crash) del súper ciclo de 30 años de duración de la ampliación de la deuda y las consecuencias de esta burbuja insostenible. La relajación cuantitativa lo está empeorando al facilitar (Reserva Federal) más préstamos al sector público (gobierno) e impidiendo la liquidación (bancarrota) de la deuda en el sector privado- bajo mi punto de vista ambas intervenciones son disparatadas. El gobierno federal no está poniendo su casa financiera en orden y estamos al borde de una crisis en los mercados de renta fija (bonos), está sucediendo en Europa y pronto llegará a los Estados Unidos.

Una vez que el mercado de bonos del tesoro de la moneda reserva mundial (USA) comience a desmoronarse, todos los activos de riesgo serán vendidos frenéticamente y todos se vendrán abajo -habrá una liquidación masiva. Pienso que todos los activos del mundo están sobrevalorados: acciones, bonos, materias primas y divisas. La imprenta de demasiado dinero y la expansión de la deuda han llevado los precios de todas las clases de activos a niveles artificiales y antieconómicos. El peligro para el mundo no es la inflación o la deflación clásica de bienes y servicios -es una depreciación drástica de los activos financieros inflados.

Lo único que se puede hacer para alejarse del peligro y tratar de conservar lo que se pueda es mantenerse en efectivo (metálico, cash). Todos los mercados están falseados o dañados. Un 4% de rendimiento en dividendos de acciones de compañías de primera categoría no merece la pena porque cuando la cosa se venga abajo el 4% desaparecerá en una hora.

No creo que vayamos a tener hiperinflación. Creo que el sistema financiero se vendrá abajo antes de que pueda repuntar. Después, la economía entrará en una parálisis hasta que encontremos el coraje, el enfoque y la resolución de hacer algo al respecto. En vez de hiperinflación o deflación habrá una dislocación financiera descomunal, lo que significará una depreciación dolorosa en la valoración de los activos financieros. ¿Cuán dolorosa será la depreciación? Creo que la ciudadanía ya sabe que va a ser verdaderamente terrible.”

¿Bill, coincides con el punto de vista de Stockman?

Gracias

»Estoy totalmente de acuerdo con el primer párrafo, más allá es conjetura y hemos de ver cómo las cosas evolucionan antes de adelantarnos a adivinar demasiados pasos anticipados.

 

Seguidillas

Tal como auguraba la semana pasada, los resultados de Dendreon fueron un poco mejores de lo previsto por los analistas y por la compañía. Sin embargo, como también dije, la madre del cordero estaría en las guías a futuro. De acuerdo con el jefe ejecutivo de la compañía, Provenge ha penetrado el 80% de las clínicas de oncología que ofrecen tratamiento de cáncer de próstata avanzado pero solamente un 20% de las clínicas de urología que ofrecen el mismo tratamiento. Según ellos, las clínicas urológicas ofrecen gran oportunidad de crecimiento para Provenge y consecuentemente para la compañía.

Durante el primer trimestre Provenge obtuvo ventas de $82 millones comparadas con $27 millones del primer trimestre del 2011, pero con relación a las ventas del trimestre anterior solamente crecieron un 6,5%. Lo cual no es mucho para un medicamento nuevo, innovador y tan relevante para el tratamiento de cáncer. El problema es que para conseguir esta vacuna y otras que están en proceso de investigación incurrieron en mucha deuda. Para salir a pre necesitan ventas anuales de $500 millones anuales, lo cual equivale a ventas de $125 millones trimestrales. No tengo duda de que llegarán y sobrepasarán los $500 millones pero les va a costar más tiempo del que Wall Street predecía. Sin embargo, si se mejoran los costes de producción y distribución de Provenge (73% sobre las ventas) – la posible combinación de tratamiento con un medicamento llamado Zitiga de Johnson & Johnson, la casi segura aprobación de Provenge por la agencia reguladora europea y la potencial prolongación de vida del paciente (si obtienen permiso de la FDA para tratar pacientes con estado de cáncer de próstata menos avanzado) – mi guía expresada en el análisis de la compañía permanece intacta.

Mientras tanto preveo que, salvo noticia inesperada, durante los próximos tres meses el precio de las acciones permanecerá merodeando la zona en la que ahora se encuentra -quizás oscilen un tanto para emular la oscilación de los propios mercados. El batacazo del veintitantos porciento fue una sobrerreacción bastante desagradable – paciencia y caña. Estoy estudiando la posibilidad de vender temporalmente la mitad de las acciones de Dendreon para invertir en algo que durante los próximos meses tenga más potencial. No estoy diciendo que lo voy a hacer, simplemente lo estudiaré. Si decido hacerlo, antes de hacerlo, os avisaré a través de un alerta especial.