Duelo a muerte entre dos disciplinas económicas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

18 de mayo 2012

En una esquina del cuadrilátero está situado el púgil Keynesiano que de momento ostenta el título de campeón del mundo. Lo aconseja una plantilla de energúmenos representada por políticos despilfarradores, bancos centrales caciques, banqueros avariciosos, economistas ostentosos que zarandean premios nobel de economía, académicos miopes y otros infaustos monetario-dopantes que no nombro para no extenderme en demasía.

En la esquina opuesta está instalado el contendiente austriaco que hace muchas décadas que perdió el título de campeón. Está aconsejado por una plantilla de gritones alarmados representada por un par de políticos sin poder, cuatro economistas sin credenciales, un puñado de gurús sin cuerdas vocales, media docena de prosistas que escriben con tinta invisible y algún insólito académico con visión adquirida a base de desenterrar vieja sabiduría de las mazmorras de la historia casi desconocida.

No es la primera vez que estos púgiles se enfrentan. La primera contienda fue extensa, comenzó coincidiendo con la guerra civil española y duró hasta mediados de los 50s. En este primer encuentro el Keynesiano salió claramente victorioso. En aquella disputa el mundo era muy diferente puesto que como consecuencia de la segunda guerra mundial, Estados Unidos era el único país cuya infraestructura industrial, con tentáculos globales, quedó intacta. Dicha industria fue utilizada para reconstruir a Europa, que había quedado prácticamente destruida, y al resto de los participantes de la contienda mundial, tanto amigos como ex enemigos.

Aunque en aquel entonces el gobierno de la Casa Blanca para fines bélicos acumuló excesiva deuda, el dinero y los ahorros abundaban en el país puesto que los consumidores estadounidenses tuvieron el consumo restringido durante años para ceder recursos industriales a la maquinaria bélica. Como consecuencia, el sector privado estaba libre de deudas y en posición de rescatar al gobierno vía adquisición de pagarés del tesoro. Desde un punto de vista estrictamente económico, las circunstancias en que se encuentran los Estados Unidos en la actualidad son totalmente antípodas a las anteriormente citadas.

Durante la década de los 70s los dos púgiles volvieron a enfrentarse para terminar en tablas, pero por la ventaja de un voto de la decisión de los jueces, el título fue concedido de nuevo al Keynesiano. En el enfrentamiento actual, los insultos y las amenazas comenzaron en el 2001, y en el 2008 comenzó el combate que puede durar todavía varios años. Esta pugna será la definitiva, es un desafío a muerte y no será repetido hasta la próxima reencarnación del perdedor.

La ideología Keynesiana aboga por mantener una macroeconomía utópica a través de dos premisas: intervención de los gobiernos e intervención de los bancos centrales. Bajo esta disciplina, durante tiempos de crisis los gobiernos ignoran el orden presupuestario y se endeudan para crear estímulos económicos artificiales que al final se convierten en cargas insoportables que los ciudadanos terminan pagando bien con subidas de impuestos abusivos, con miseria colectiva o ambas. Esta ideología suele utilizar la táctica de la ampliación del sector público, o sea el gobierno, para crear puestos de trabajo redundantes. Está claro que creando puestos de trabajo innecesarios ayuda a reducir el desempleo a costa del incremento tributario que en sí retira inversión del sector privado y al final termina creando más desempleo. Otras dos prácticas utilizadas son las de invertir en infraestructura y educación, las cuales a la vez que crean nuevos puestos de trabajo asientan precedente para determinado crecimiento futuro que de otra manera no existiría. Desde mi punto de vista estas últimas dos tácticas son las únicas justificadas y viables.

La segunda premisa, la de los bancos centrales adeptos al pensamiento Keynesiano, es tan dañina o más que la de los gobiernos, puesto que aboga por la creación de nueva masa monetaria- o sea imprimir dinero a tutiplén para devaluar la moneda y salir de las crisis vía incremento de las exportaciones. Esta táctica solamente funciona cuando un solo país la utiliza de manera temporal para revertirla de nuevo lo antes posible a través de la disciplina fiscal. Sin embargo, la reversión de la táctica es prácticamente imposible porque el dinero fácil es la adicción preferida del político de turno como se ha demostrado a través de la historia en: la España de los últimos siglos, en la Alemania de principios del siglo XX, en Argentina, México, Brasil, Zimbabue y muchos otros países que sistemáticamente han acumulado excesos de deuda para después renegarla por falta de otras alternativas. A la hora de renegar, de todos los países del mundo España se lleva la palma. Desde mediados del siglo XVI hasta mediados del siglo XX España ha renegado la deuda un total de 15 veces. Otros ejemplos son: Francia 9, Portugal 7, Venezuela 12, Alemania 3 y Estados 5. Desde principios del siglo XIV hasta hoy, el continente africano ha renegado 40 veces, Asia 30, América 162 y Europa 90. A través de los siglos citados, diferentes países del mundo en diferentes ocasiones han renegado la deuda un total de 312 veces. Quien esté interesado en conocer todos los países que han renegado la deuda y en que años, podrá verlo en el siguiente enlace MercadosyBurbujas.com/bancarrota.

Regresando a la coyuntura de la crisis global que vivimos, la táctica de la devaluación de la moneda funciona aún menos porque si un país imprime dinero para devaluar la moneda y fomentar la exportación, los demás países no se quedan atrás e imprimen incluso más. Tenemos como prueba el caso de Suiza que siendo uno de los países menos apaleados por esta crisis, al ser país refugio del miedo, el flujo de divisas hacia bancos e instituciones de este país neutral ha obligado al gobierno a devaluar el franco suizo en repetidas ocasiones para frenar su subida y mantener sus exportaciones.

Entonces, si las premisas de Keynes en casi toda su totalidad no funcionan y a la vez producen efectos secundarios peligrosos para la paz y para la democracia porque la suma de muchas de estas acciones económicas erróneas inevitablemente conducen al cáncer de la inflación cuya cura será devastadora para la sociedad, tarde o temprano el mundo restituirá la ideología contendiente que se expone a continuación.

Al contrario de la ideología Keynesiana, la ideología austriaca, en síntesis, aboga por la prudencia fiscal por parte de los gobiernos, sensatez crediticia por parte de los bancos y otros prestamistas, y restricciones por parte de los bancos centrales que en realidad no son necesarios y por lo tanto no deberían de existir. Esta disciplina, ahora llamada austriaca, tiene orígenes ancestrales en lo que ahora también se llama escuela de Salamanca y data de ideologías y tomos surgidos del siglo XVI por algunos Jesuitas escolásticos de la universidad salmantina. La figura más relevante del nacimiento de esta disciplina económica fue el eclesiástico Juan de Mariana que partiendo de las leyes divinas y naturales escudriñaba ideas sensatas con las que alumbrar y amonestar (a través de sus escritos) los excesos y despilfarros de los monarcas y príncipes* de la época.

Utilizando la relativa protección de la Iglesia que entonces tenía más poder que los monarcas, en sus libros (Juan de Mariana) reprendía las exuberancias de la corte a la hora de conceder títulos remunerados, pensiones y favores provenientes de las arcas públicas. Reprendía las guerras sin sentido por sus costes humanos y económicos. Increpaba sobre el estilo de vida decadente de los que dependían de las arcas públicas para sus despilfarros. Avisaba que restándole metal* a la moneda oficialmente sellada era inmoral e inflacionario puesto que los bienes estaban basados en el valor del peso del metal y no en el valor reflejado en la impresión del timbre.

Estos criterios basados y desarrollados por el visionario Jesuita viajaron primero a Italia y después a Francia. Uno de los libros de la ideología económica de Juan de Mariana publicado en 1598, titulado De rege et regis institutione (Sobre el rey y las instituciones reales), se cree que justificó la decapitación de dos reyes tiranos franceses de la época, Henry III y Henry IV, por parte de sus inflamados súbditos*. Más tarde, otros canónigos escolásticos amplificaron y esparcieron las teorías de Juan de Mariana. En el siglo XVI el emperador Carlos V de España y I de Alemania convirtió a su hermano Fernando en rey Fernando I de Austria, un territorio del imperio español cuyo nombre geográfico (Austral) fue utilizado para bautizar al reino con el nombre de Austria. Con el rey Fernando I viajaron tomos e intelectuales que asentaron las bases para que 250 años más tarde, Carl Menger revitalizara, ampliara y modernizara la disciplina económica de la escuela de Salamanca. En un enfrentamiento, que a través de la prensa Carl Menger mantuvo con su rival ideológico de la Escuela Histórica de Economía, Gustav von Schmoller, Schmoller rechazando la premisa de Menger acuñó de manera despectiva la ideología del rival como Escuela Austriaca de Economía. Los discípulos de Menger continuaron su labor. Los discípulos más nombrados que contribuyeron a la expansión de la ideología económica, ahora llamada Escuela Austriaca, fueron Ludwig von Mises y su discípulo Friedrich Hayek.

Entonces, según se explica aquí, la disciplina Keynesiana podría considerarse como al tío mío de Granada que ni es disciplina ni es nada, y el título de este artículo debería ser cambiado a, Duelo a muerte entre la disciplina y la indisciplina económica. Como la historia no miente, en un futuro cercano, como se puede observar en el enlace de arriba, la gran mayoría de los países desarrollados, incluyendo casi toda Europa, USA y Japón inexorablemente irán a la bancarrota. Existen tres maneras de llegar a este objetivo: 1) declarando bancarrota y suspendiendo pago permanente a todos los acreedores como hicieron en Islandia; 2) reestructurando la deuda y obligando a los acreedores a aceptar una fracción muy disminuida como en el caso de Grecia; 3) devaluando la moneda drásticamente como están haciendo en USA, Europa, Japón y la gran mayoría de los países desarrollados, y pagando a los acreedores la cantidad debida después de la devaluación. Lo cual recortaría también drásticamente el poder adquisitivo del acreedor(**) y de facto sería también denegación parcial de la deuda. Esta última opción está disponible solamente para los países que tienen banco central libre y moneda propia. Acarrea consecuencias sumamente inflacionarias y da razón a Juan de Mariana cuando en su tomo publicado en 1605, titulado De monetae mutatione (mutilación/alteración de la moneda), se quejaba de la reducción del peso de las monedas de plata y de oro para hacerlas pasar por el mismo valor del peso anterior y de que era inmoral e inflacionario. Al final, como siempre, en cualquiera de las tres opciones que se adopte los que pagan las consecuencias con sufrimiento y miseria son los pueblos. Sin embargo, si comprendemos que la coyuntura actual nos conducirá irremediablemente al desenlace que aquí se ha demostrado con datos históricos y reconocemos que la repetición de la historia es inevitable, no hemos de confiar en imposibles provenientes de la irresponsabilidad de terceros y no debemos delegar la responsabilidad de proteger nuestros ahorros. ¿Tienes bienes con cuantía y peso mayor que el papel pintado de colores, tienes Oro?

Comentario

No sé por dónde empezar.

Aunque Nuestra Cartera llegó a exhibir el 18% en verde en enero/febrero, ahora nos enseña el 13,47% (cierre de hoy miércoles) pero con el color de la sangre. De momento, el fondo del precio del oro no parece haber llegado, el muelle parece estar comprimido al máximo. Sin embargo, como los mercados exageran tanto al alza como a la baja, las fuerzas hidráulicas podrían comprimir el resorte todavía más. En retrospectiva, el plan que había elaborado para vender un porcentaje de la cartera cuando la tendencia de la bolsa cambiara a bajista era bueno y debí haberlo implementado pero no lo hice por miedo a que el resorte de las minas de oro saltara y me dejara fuera –poderosa potestad es la del miedo. También en retrospectiva, la recomendación de venta de Silver Wheaton fue una alerta oportuna (tampoco implementada) que hubiera proporcionado la liquidez ahora deseada para la cartera. Ahora la propuesta podría ser la venta de Dendreon para crear la liquidez necesaria que me permita aprovecharme de la depresión creada en el sector de los metales preciosos. En el caso de que implemente la venta de Dendreon sería para recómprala más adelante y mientras tanto poder sacar rendimiento al dinero invertido en Dendreon, cual anticipo que durante los próximos 2 o 3 meses será dinero improductivo. En caso de que hiciera lo que aquí propongo os avisaría con antelación a través de una alerta en un tweet. Si este fuera el caso no compraría hacia la baja sino hacia el alza, o sea, cuando las mineras hayan confirmado que retoman dirección alcista. Como decía en uno de los dos tweets* que he colocado, los cortos se aglomeran en el oro, el ETF del oro acumula la misma cantidad de cortos que acumulaba en noviembre del 2008. Imagino que muchas de las posiciones en corto han sido adoptadas por inversores que tienen posiciones a largo como contrarreste y cancelación de riesgo de dichas posiciones a largo. De cualquier forma corto es corto y tarde o temprano tendrán que cubrir posiciones, lo cual creará una subida violenta tanto para el oro como para las mineras de oro y plata.

Es posible que la famosa pérdida de $2000 millones de JP Morgan haya obligado a este banco/bróker a deshacerse de muchas posiciones para rellenar el gigantesco vacío socavado por la majadería de sus gestores. Está claro que desde la noticia de dicha perdida los mercados intensificaron a la baja. Se puede comparar un poco al 2008 cuando los gestores de todo tipo de instituciones/fondos vendían posiciones en oro, plata y derivados para cubrir la salida de sus inversores que creían que lo perderían todo y gritaban ¡Maricón el último! ¡Maricón el último! A esto se adherían los oportunistas que preveían comprar más barato más adelante y entre todos añadían combustible al agujero negro que todos recordamos y que ahora experimenta España. Es posible que el declive del oro esté fundamentado en que los inversores piensan que la economía de los Estados Unidos está mejorando y que la Reserva Federal dejará las QE’s (relajaciones cuantitativas) a un lado porque el gobierno implementará austeridad. Como el artículo de arriba y otros que he escrito recientemente indican, ese no será el caso, de esto estoy muy seguro. Es posible que la caída del euro esté infundiendo el miedo en el alma de los inversores cuales al vender activos europeos o/y migrar divisas fuera del foco del peligro estén dando al dólar un empujón inmerecido, y como consecuencia las materias primas que son valoradas en dólares estén sufriendo efectos de contagio secundario. Es posible que al igual que en el 2007/2008 las mineras y el oro anticipan la caída de los mercados y estén bajando por adelantado anticipando la destrucción del euro y del sistema económico europeo. Es posible que el oro anticipe un descenso de la actividad económica global liderada por Europa y secundada por China –China todavía tiene conejos en la chistera y palomas en la manga. Es posible que el oro esté liderando los mercados a la baja y que ambos auguran que el presidente Obama ganará las elecciones y que a sabiendas de que la política económica seguirá siendo un desastre como consecuencia de su egoísmo político los mercados están empezando a descotar lo que ocurriría si las elecciones le resultaran favorables.

Es posible que, a pesar de todo, los mercados hayan tomado al IBEX en cuenta como precedente de acontecimientos catastróficos para Europa y para el mundo. El mercado de valores español está actuando muy parecido a lo que le ocurrió en el Nasdaq entre abril del 2000 hasta abril del 2003 cuando por causa de la burbuja del Internet perdió cerca de un 85% de su valor. Puesto que el tamaño de la burbuja de la inmobiliaria y del crédito en España puede ser comparable con la del Nasdaq, si este fuera el caso al Ibex todavía le quedaría mucha cuesta-abajo por recorrer para llegar a rondar la zona de 3500-4000. En cualquier caso, este no es el momento adecuado de vender oro ni mineras sino todo lo contrario. Si nos basamos en la historia de los mercados alcistas (ver artículo http://www.mercadosyburbujas.com/archives/1339) nos estamos acercando hacia el fondo del 2008 cual marcaría doble fondo y sería comparable con la primera gráfica, la del Nasdaq, de dicho artículo. Entonces en la tercera gráfica, la de los Gold Stocks, el recorrido superior de color magenta está sin terminar, este ahora mostraría el doble fondo casi terminado. Todo tipo de estadísticas, indicadores, etc. apuntan a que las mineras han bajado a extremos insostenibles -es cuestión de horas, días o semanas, lo importante es que no cunda el pánico. Lo único que justificaría lo que está pasando con el oro y las mineras es que la burbuja del oro haya explotado. ¿Burbuja? ¿Qué burbuja? Si, en el futuro habrá burbuja, pero una cosa que si puedo garantizar es que lo que está pasando demuestra que por el momento ni siquiera nos hemos asomado a la zona inferior de la burbuja –queda mucho recorrido alcista para que la burbuja se forme y aún más para que explote. Mientras, los inversores odian el oro y sus derivados, y China, la mayor productora de oro en el mundo, lo importa a bajo precio y a montones. Los mismos inversores y ciudadanos que ahora lo repudian, se amontonarán y se darán codazos y pisotones por comprarlo a $3000 e incluso más caro. Cuando eso ocurra es cuando nosotros comenzaremos a despreciarlo y a vendérselo a los que ahora lo repudian.

De momento, el miedo de los inversores ha convertido la valoración del oro y de las mineras en un círculo vicioso. En un remolino a la baja que no terminará hasta que el lago del miedo haya embaucado y tragado al último vendedor –es posible que ya haya ocurrido, o no, ya veremos. No prometo porque no debo y porque tengo la responsabilidad de guiar a otros. Pero tengo la más firme de las convicciones de que este año, cuando el 31 de diciembre ceda el paso al uno de enero, Nuestra Cartera reflejará varios dígitos verdes que demostrarán que el 2012 fue un año descomunal y fantástico, un año que quedará reflejado en los anales de la historia de todos aquellos que aquí lo presencien, lo vivan y sobre todo para los que hayan emulado Nuestra Cartera –un año de prosperidad sin precedentes. Es importante recordar que estos ataques violentos no solamente el oro los sufre sino todos los activos. Cuando la paranoia se apodera del intelecto, corren dos por tres calles y a la vez que corren vacían los bolsillos para aligerarse de peso y poder correr más rápido.

En cualquier caso, para demostrar la ridiculez de los precios de las mineras, las acciones de Panamerican Silver Corporación (PAAS) están valoradas al ridículo múltiplo de 5 veces beneficios. Por ejemplo, con el oro de Minefinders (ex compañía de Nuestra Cartera recientemente adquirida por PAAS), alguien puede comprar la compañía (PAAS) entera sobrándole dinero y adquiriría el resto de los activos de PAAS, minas de plata, oro etc. totalmente gratis. Otro ejemplo, en el 2008 el oro bajó un 31%, desde el punto más bajo. El HUI (índice de las 10 mineras de oro principales/mayores) durante los 14 meses que siguieron a noviembre del 2008 subió un 237% y las mineras de Nuestra Cartera (recordad lo que os expliqué del geólogo especialista en metales preciosos) de entonces (en aquel entonces no formaban parte de Nuestra Cartera) durante el mismo período subieron un 459%. ¡Pufff……! ¡Casi nada lo del ojo! ¡¡¡¡Atención, atención!!!! Ahora bien, nosotros no hemos comprado en el punto más bajo del fondo de las mineras pero sí muy cerca de él. ¿Tienes minas de oro?

*Recomiendo a nuestros subscritores abrir una cuenta con Twitter, es gratis, facilísimo y es el medio que utilizaré para pasaros alertas de compras, ventas, cambios de la tendencia de la bolsa y otros beneficios y curiosidades –además es divertido. Las alertas de Twitter no serán necesariamente colgadas en nuestro blog porque las realizaré desde mi teléfono. Podéis abrir una cuenta en www.twitter.com utilizando como medio el ordenador, el teléfono o ambos, una vez abierta debéis optar por seguir merca2yburbujas. Los que no tengáis un móvil con internet (Smartphone) podéis ver las alertas en el ordenador pero en vuestra propia cuenta de Twitter. Recientemente he colocado un par de mensajes para probar el servicio y funciona de maravilla. Así como la tecnología avanza hemos de avanzar con ella, eso sí, sin permitir que nos esclavice.