¿Esterilización de qué?

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

6 de septiembre 2012

Después de la conferencia de prensa de Draghi y de las cifras de creación de empleo en Estados Unidos del viernes, los mercados han reaccionado de manera mixta. El jueves, después del discurso de Draghi y de todo el bla, bla, bla… de esterilización de la deuda que acumulará el BCE cuando implemente el nuevo programa de compra de bonos soberanos periféricos en el mercado secundario, los mercados reaccionaron con subidas eufóricas. El viernes fue al contrario. No obstante, los índices lucharon a ambos lados del neutral pero cerraron sin ceder el terreno ganado el jueves.

O bien los mercados son tontos, o se hacen los tontos. Para empezar, el jefe del BCE ha puesto muchos condicionales. Por un lado promete que comprará toda la deuda necesaria, sin techo y, si fuera necesario, perennemente. Por otro lado, dice que los países que quieran que el BCE les compre deuda han de someterse al “régimen” y solicitar ayuda del fondo de turno que a cambio les obligará a realizar las reformas dictadas por los alemanes. Digo de turno porque las siglas que se han inventado para los diferentes mecanismos son tantas que marean y confunden hasta al más curtido en la materia. Pienso que una de las estrategias es la de confundir a Dios y a su madre para terminar convirtiendo a la ciudadanía en zombis y después hacer lo que ellos quieran, cómo quieran y cuando quieran –OMT son las nuevas siglas.

La frase “esterilizar la deuda” significa que el BCE no crearía nueva masa monetaria puesto que cuando comprara un activo, en este caso deuda periférica, vendería otro. De esta manera los activos en manos del BCE serían rotados por otros activos (tal como hizo Bernanke en la operación twist 1 y 2. El truco, según ellos, es que el BCE no infundiría en los mercados nueva liquidez que pudiera crear inflación, y de esta manera cumpliría con su mandato referido a mantener estabilidad de precios en la eurozona.

Primera contradicción: ¿de dónde sacaría el BCE los activos vendibles que esterilicen los cientos de miles de millones de deuda periférica que tendría que comprar? Los únicos activos disponibles en poder del BCE son unos pocos cientos de millones de euros de deuda periférica que el exjefe del BCE, Trichet compró hace más de un año para intentar, fallidamente, estabilizar la deuda irlandesa, portuguesa y griega. En mi opinión, dichos bonos han representado grandes pérdidas para el BCE y el valor actual de ellos, suponiendo que los pueda vender, es, posiblemente, menos de la mitad de lo invertido originalmente. Entonces, cuando Draghi habla de esterilización, ¿está mintiendo? ¿Nos chupamos el dedo? o ¿A qué se refiere? Sería posible que utilizara los activos que los bancos comerciales europeos tienen depositados en el BCE. Bien porque dichos bancos tienen liquidez depositada en el BCE que no quieren prestar al público por causa de la incertidumbre o bien por la liquidez que los mismos bancos mantienen en el BCE y que obtuvieron a través del primer LTRO y del segundo a cambio de bonos basura. Si este fuera el caso, y probablemente lo es, el BCE podría utilizar la liquidez depositada de estos bancos para comprar deuda periférica. Entonces, en teoría no estaría creando excedente de masa monetaria. También teóricamente, con el paso de un año, o dos se arreglaría todo mágicamente, el BCE vendería en los mercados la deuda soberana acumulada, poco a poco, y a medida que los bancos necesitaran el uso de la liquidez depositada en el BCE. El problema es que la liquidez que los bancos obtuvieron a través de los dos LTRO’s no son sino prestamos a cambio de basura y que eventualmente tienen que devolver los prestamos al BCE. Mientras que los bonos del aval sigan siendo basura, malamente pagaran al BCE su deuda. Siempre es posible que ganen mucho dinero en sus operaciones bancarias ordinarias, para lo cual tendrían que prestar dinero y sabemos que no lo están haciendo, al menos en las cantidades necesarias para ganar lo suficiente para pagar los gigantescos préstamos del BCE. Por otra parte, si los bancos venden la deuda soberana y el BCE también la vende, ¿quién queda para comprar trillones (escala corta) de deuda soberana? Algunos fondos de renta fija y de pensiones, y nadie más. Sin embargo, dichos fondos serían incapaces de asimilar solamente una pequeñísima fracción del total y consecuentemente la prima se dispararía de nuevo.

Una vez más, ‘’en teoría cualquier cosa es posible pero la realidad es muy diferente de la teoría.” El caso es que tanto políticos como encargados de las políticas monetarias necesitan convencer al electorado alemán de que no van a imprimir dinero, de que no van a crear masa monetaria que inunde al bloque europeo de dinero que crearía inflación. Inflación que los alemanes temen más que a la muerte misma porque está escrito en su historia y las consecuencias incrustadas en lo más profundo del psíquico ciudadano. En este blog hemos explicado en varias ocasiones las consecuencias que el pueblo alemán sufrió a causa de la inflación. La hiperinflación fue la causante, en buena medida, de ambas guerras mundiales iniciadas por Alemania.

Por otra parte, si el programa de compra de bonos periféricos, o incluso la amenaza de compra por parte del BCE, tuviera éxito y la prima de riesgo fuera reducida considerablemente, ¿para qué necesita España, o Italia, acudir al fondo de rescate europeo si pueden financiarse acudiendo a los mercado, ordinarios de deuda pagando intereses similares a los que tendrían que pagar al fondo de rescate y sin ceder soberanía política y económica? Aún más, sin la creación de nueva masa monetaria, o sea, sin imprimir dinero nuevo, mientras se implementan duras medidas de austeridad, (según la filosofía Keynesiana con la que comulgan la inmensa mayoría de los economistas, banqueros, políticos y encargados de las políticas monetarias), ¿cómo estimularían el crecimiento de las economías periféricas? ¿Cómo reducirían el cáncer del desempleo? ¿Cómo pagarían las abrumadoras deudas impagables sin crear la inflación necesaria que las disminuya?

Ellos pueden decir lo que quieran, lo que más les convenga, y los mercados también creen lo que les conviene; cualquier excusa es buena para ganar dinero. Los avivados en los mercados hacen que se lo creen y ganan dinero durante la euforia alcista. Después, pretenden que ya no se lo creen y ganan dinero posicionándose para la anti-euforia bajista. Todo esto ya está visto, ya está vivido, cuando el BCE instituyó ambos LTRO’s, en ambas ocasiones la prima de riesgo bajó considerablemente y también ambas veces regresó a las andadas originales. Bajo mi punto de vista, como ya expliqué en Duelo a Muerte Entre Dos Disciplinas Económicas, solamente existen tres maneras de salir de este atolladero creado por la estupidez y por la avaricia: denegar parte de la deuda (doloroso), bancarrota (extremadamente doloroso en principio pero método efectivo después) o inflar, inflar, inflación por medio de la creación de masa monetaria sin esterilizar, o sea imprimir a lo bestia. Diciembre, a más tardar, es la fecha que doy para que la prima de riesgo española e italiana (la francesa vendrá por el mismo cauce), regresen a donde estuvieron en agosto, quizás incluso más altas. Para entonces crearán otro plan ChupaChups y misterioso, y así sucesivamente hasta que “los vecinos dejen de creer los gritos del pastor.” Lo que sí está claro es que mientras la crisis del euro no se resuelva de forma definitiva, quizás rompiendo el euro, los Estados Unidos seguirán siendo el tuerto en el planeta de los ciegos, y la gran crisis, de la que vengo escribiendo desde el comienzo del blog, no verá la luz. La gran crisis será producida por muchas causas pero la principal será la inflación. Sin embargo, mientras Europa esté agrietada y el euro amenazado, la inflación, aunque ya existe, no despegará definitivamente por miedo a la deflación que el agrietamiento europeo ha producido y sigue produciendo. El miedo a la deflación es la causa que está produciendo las anomalías en los diferenciales de las diferentes primas de riesgo, así como el hecho de que muchos inversores prefieren aparcar su dinero en bonos estadounidenses, alemanes etc., con devoluciones negativas. Cuando Draghi comience a utilizar las imprentas incondicionalmente, a la Bernanke, el miedo a la deflación desaparecerá y la inflación consecuente será el comienzo de la gran crisis y de la burbuja del oro. El oro “sabe todo eso” y está actuando dentro de los parámetros del proceso.

Mientras tanto, los números del empleo en los Estados Unidos resultaron por debajo del de los puestos de trabajo necesarios para mantener el balance de empleo con respecto al crecimiento demográfico. Lo cual significa que, también como vengo diciendo desde el nacimiento del blog, y mucho antes, el QE3 (relajación cuantitativa 3) está a la vuelta de la esquina, después vendrá el QE4, 5, 6…,14 etc., etc.… hasta que estalle la GRAN CRISIS. Unos piensan que Bernanke anunciará el QE3 el próximo jueves, otros dicen que por ser año electoral esperará hasta después de las elecciones para no ser acusado de partidista y amonestado por los republicanos del congreso. Lo que sí es cierto es que, un poco antes o después, habrá QE3. A nosotros nos da igual el porqué porque sabemos que el QE3 es un hecho y estamos perfectamente posicionados para ello. Este año ha sido pendenciero para nuestra cartera, os dije que era cuestión de tiempo pero que iba a remediarse, y finalmente está rectificándose, el tiempo y el oro me están dando la razón.

¿Tienes Oro?

P.D.: Tenía planeado comentar acerca de los movimientos recientes del oro, y del gigantesco estímulo chino enfocado en infraestructura (ya os había dicho que a China todavía le quedaban conejos en la chistera y cartuchos en la cartuchera), pero como se me ha acabado el tiempo y el espacio lo comentaré otro día. No se os olvide que si entre comentarios tengo algo importante que decir, lo hago a través de Twitter (merca2yburbujas en www.twitter.es).

Lo que veréis en el enlace que sigue os sorprenderá y os gustará. Es muy cortito. No se sabe a ciencia cierta si es Bernanke cuando era niño o si es Draghi, en realidad podrían ser ambos. En lo que a mí concierne pienso que es Bernanke, pues no por menos le llaman “Helicóptero Ben,” o sea, desparrama-dineros desde los helicópteros ;-) http://i.imgur.com/XaiUx.gif