Tendencias Indecisas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

24 de noviembre 2010

Tendencias Indecisas

En víspera de la rigurosamente celebrada fiesta del pavo (acción de gracias en Estados Unidos), los mercados celebraron fiesta anticipada vistiéndose de verde intenso. Sin embargo, el volumen de negocio fue menor que el día anterior, restándole parcialmente el merito de la subida. Digo parcialmente, porque esta época festiva tradicionalmente ve retroceder el volumen de negocio. El resto de los mercados del mundo, por no quedarse atrás, se unieron a la fiesta.

Los datos económicos fueron la razón de la euforia. Los mercados decidieron ignorar, aunque temporalmente, los problemas del diferencial de las tasas de interés que los inversores impugnaban a los países, llamados periféricos, de la Eurozona con relación a los co-euristas del norte. La facturación de bienes de consumo duraderos en el mes de octubre fue menor de lo esperado. Los ingresos de particulares resultaron mejor de lo esperado, contradiciendo los datos que revelan que el consumidor se retrajo a la hora de gastar. Los datos también dejaban ver que las inscripciones a la bolsa de desempleo de recientes desempleados descendió considerablemente.

El Euro Bajo Sitio de Rigor

Volviendo a los problemas de la Eurozona causados por la presión del aumento de los intereses para seguir financiando la deuda de sus miembros, cada vez más analistas se unen a la opinión que predice: según algunos, se formaría, instigado por Alemania, una Europa a dos velocidades cual dividiría los débiles de los fuertes. Según otros, la ruptura del euro es inevitable a causa de los obstáculos, el juzgado constitucional alemán así como los votantes alemanes que obligarían a este gobierno a salirse del euro; evitando al pueblo alemán de pagar impuestos extraordinarios para sacar del apuro a los países indisciplinados de la eurozona.

Inflación: Realidad o Promesa

En mi opinión, después de muchos dares y tomares, tiras y aflojas, insultos y elogios e intentos y desesperaciones, no existe ni existirá voluntad política para arreglar los problemas estructurales de la mayoría de los países de la eurozona incluyendo Francia e Italia. El proceso, doloroso y prolongado, para solucionar los mencionados problemas provocaría la auto destrucción de aquellos políticos que se atrevan a implementarlo para reducir los distintos déficits gubernamentales y nacionales. En conclusión, después de utilizar todas las astucias anteriormente mencionadas, la pelota caerá en el terreno de Trichet, y este, sin alternativas, pondrá a funcionar las prensas electrónicas y creará de la nada los miles de millones de euros necesarios para comprar la deuda que mantenga la farsa del euro y sus componentes a flote. En consecuencia, la devaluación del euro será inevitable. Si a esto añadimos la devaluación de la moneda de reserva mundial -el dólar, y la devaluación de las monedas de los países emergentes (para mantener su competitividad), la consecuencia mas lógica es inflación. En este ambiente, el único antídoto para proteger el capital es el de los metales preciosos y sus derivados (p.ej. acciones de estos). Tradicionalmente la inmobiliaria ha ofrecido protección contra el cáncer de la inflación pero después de la burbuja reciente, la inversión inmobiliaria pudiera tardar mas una década para llegar a ser una idea rentable.