San Clementino no Mostró Clemencia con Nuestra Cartera

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

16 de noviembre 2012

El miércoles 14 de noviembre, día de San Clementino fue tan brutal para nuestra cartera como el “Miércoles Santo Hostia al Canto,” sobrevivimos aquel y sobreviviremos este.

Creo que lo que está pasando es que los mercados están descontando el caso en el que el congreso no hiciera nada para evitar el famoso “precipicio fiscal” los impuestos y los recortes presupuestarios tomarían efecto de forma automática. Como consecuencia de estos recortes habría menos inversión y consecuentemente menor crecimiento económico. En cuanto a la subida de impuestos (prácticamente equivale a lo mismo puesto que dinero que va para las arcas del gobierno, dinero en su mayor parte malgastado e improductivo), se comenta que los impuestos sobre las plusvalías y dividendos podrían alcanzar cifras elevadas con respecto a lo que se ha venido pagando. Con lo cual, los precios de los valores serían menos atractivos y necesitan ajuste a la baja, o sea, a la nueva realidad que implica menos rentabilidad. Cierto o no, precipicio fiscal o no, la realidad es que bajo el dogma de las imprentas adoptado por los bancos centrales el dinero no tiene donde refugiarse – en metálico se lo come la inflación, en renta fija está expuesto a mermar la mayor parte y en renta variable que si subida de impuestos, dividendos etc. ¿Qué otras alternativas nos quedan? Lo que a través de la historia, sobre todo durante tiempos de imprentas y despilfarraos fiscales y crisis por malversación de fondos públicos, ha sido probado, una y mil veces, como valor refugio, o sea, oro. Estas son las cosas que llaman “consecuencias secundarias sin intención” y lo que yo llamo “consecuencias de las consecuencias.”

Como veréis a continuación, por ahora no soy tan pesimista como Marc Faber. Pienso que la vomitona/terremoto que están experimentando los mercados es una simple agitada del nogal para tumbar las nueces débiles. La caída de las mineras es totalmente irracional puesto que el oro/plata ha aguantado la tempestad admirablemente y las mineras no deberían de regirse por los mercados de valores sino por su líder, el oro. Como consecuencia pienso que la vomitona de hoy, miércoles, de las minas es una aberración acrecentada por los súper ordenadores de alta frecuencia y que presenta una oportunidad de oro para posicionarse en mineras. Por lo tanto, si el clímax bajista de las mineras no se alcanzó hoy, con casi absoluta seguridad pero sin poner la mano en el fuego, puedo aseguraros que culminará mañana o el lunes. Posiblemente en los mercados de valores todavía falta por vomitar un poco mas de bilis para que se den la vuelta pero no estoy tan seguro como de las mineras, para eso tengo mis indicadores de la Tendencia de la Bolsa -de momento estos no muestran cambios inminentes de la tendencia. Otra cosa a tener en cuenta es que durante hace algún tiempo las mineras han estado anticipando el precio del oro tanto al alza como a la baja. Si este fuera el caso significaría que la caída brutal de las mineras durante los últimos tres días vaticina un desplome, quizás repentino, quizás no, del precio del oro. Suponiendo de nuevo que las mineras anticiparan una bajada del oro, significaría que también anticiparían la subida y que tendrían un rebote descomunal, veremos. Lo que sí es cierto es que me adelanté un poquito cuando hace tres días invertí la mayoría del metálico disponible de Nuestra Cartera. Sin embargo, es imposible saber cuál es el momento perfecto para invertir, lo único que podemos hacer es acercarnos lo más posible al utópico momento. Dicho esto, lo poco que me queda en metálico en Nuestra Cartera lo invertiré el viernes o el lunes, según vea, en RTRAF. Si descontamos fiestas etc., nos queda aproximadamente un mes para final de año y para que Nuestra Cartera alcance plusvalías sustanciales, todavía confío y espero que las alcancemos, no tendremos que esperar mucho para saberlo.

El martes, Marc Faber, en una entrevista con video (ver enlace al final de la entrevista) concedida a la cadena de televisión norteamericana CNBC, dijo que estamos presenciando un derrumbamiento de los mercados de valores  y que estos podrían perder un 20% de su valor.

Hemos traducido el contenido principal de la entrevista para que juzguéis por vosotros mismos. Debajo tenéis el enlace a la entrevista y al video, en inglés. Como muchos sabéis, Faber pronosticó el derrumbamiento del famoso crack del 87, la burbuja del internet del 2000 y la burbuja de la inmobiliaria y del crédito en el 2006. Y hace algún tiempo que comenzó a  prevenir de lo que yo llamo La Gran Crisis. Como veréis debajo, augura que habrá un reasentamiento global (de lo cual he hablado y escrito bastante) que vendrá vía crisis monetaria o implosión de los mercados de valores o de los mercados de la deuda, o sea, bonos soberanos, sobre todo de los Estados Unidos. Según él, todos, absolutamente todos, incluido el, perderemos por lo menos un 50% del capital o activos, indiscriminadamente.

En esto último discrepo de él en que si La Gran Crisis verá un colapso de todos los mercados que el menciona, el oro será el valor refugio por excelencia. Quizás, lo dudo, no se gane dinero en el oro como inversión, pero de lo que estoy seguro es de que tampoco se perderá, o sea, protegerá el poder adquisitivo de la cantidad específica invertida en oro. Por eso es que el oro no se debería de mirar como una inversión para ganar dinero sino como valor refugio que ayuda a proteger de la implosión de los mercados y a la vez ayuda a conservar el valor adquisitivo. Visto de otra manera, si después de un reajuste mundial con pérdidas del 50%, o probablemente mayores, hemos podido conservar nuestro poder adquisitivo actual, en esencia hemos doblado nuestra inversión o poder adquisitivo porque indudablemente para que el mundo pueda seguir funcionando después de tan colosal reajuste, el poder adquisitivo también debe ser reajustado a las nuevas condiciones globales.

Marc Faber: Preparaos para un Colapso Masivo del Mercado

“Pienso que no está derrumbándose por culpa de Grecia ni por el ‘precipicio fiscal’ porque no lo habrá, el mercado está bajando porque los resultados de las compañías están siendo y serán decepcionantes. El año que viene la economía global, en su totalidad, ni crecerá ni se contraerá, y por eso bajo mi punto de vista el S&P caerá por lo menos un 20%, desde los 1.470, la cima que tocó septiembre.”

Faber, que es conocido por su punto de vista catastrofista, puso como referencia al gigante tecnológico Apple que por causa de sus resultados decepcionantes las acciones han bajado más de un 23% desde los máximos de septiembre. (Bien Mark, bien el entrevistador se ha equivocado puesto que en la entrevista, en ingles, dice que Apple ha bajado un 20% más un 14% adicional durante el último mes. Quizás a lo que Faber se refería es que bajó un 20% y de ese 20% un 14% corresponde a este último mes. La realidad es que desde los máximos de septiembre Apple ha bajado un poco más del 23%. Entiendo que Faber estima que el S&P seguirá el liderazgo de Apple).

Durante las últimas semanas una serie de descensos en las ganancias de gigantes corporativos como, Amazon.com, McDonald’s y Google ha dañado la moral de los inversores.

Faber insinuó sarcásticamente que el “precipicio fiscal,” un aumento en impuestos y recortes automáticos de gastos, en realidad se traducirá en un aumento de impuestos mínimo “para dentro de cinco años” y algunos recortes de gastos “para dentro de 100 años.”

Dijo que lo que los Estados Unidos necesitan es sentir el dolor que la eurozona está sintiendo con las medidas de austeridad que están aplicando, con mezcla de éxito y fracaso, para reducir los ingentes déficits presupuestarios.

“Dolor habrá y será bastante considerable. La cuestión es, ¿nos conformamos con poco dolor ahora, tomando medidas de austeridad o nos arriesgamos a sufrir un colapso social total dentro de unos 5 a 10 años?” comentó Faber, quien también añadió que existe una carencia de voluntad política para resolver el problema presupuestario en Estados Unidos.

Desgraciadamente, “en una democracia nadie quiere dolor, así que no van a prestarle atención a los problemas, darán una patadita mas al balón de la deuda y dejaran que el problema aumente y que empeore cada vez más, como de costumbre.”

Venganza de los Mercados

Faber enumeró unos cuantos de los problemas que contribuyen a impedir la recuperación económica, como el mercado inmobiliario, el cual nunca ha estado tan “saturado” que en este momento. También advirtió que se avecina aún más des-apalancamiento.

“Pienso que todo el sistema financiero global va a tener que ser re-estructurado, no por los bancos centrales y sus imprentas sino por un colapso de los mercados – por los mercados monetarios, mercados de la deuda o mercados de valores,” comentó Faber.  “Ocurrirá, un día ocurrirá de verdad y tendremos suerte si nuestros activos conservan un 50% del valor presente.”

http://www.cnbc.com/id/49802535

 

Marc Faber: entrevista con Bloomberg el 8 de noviembre de 2012

El inversor Marc Faber, ha pintado un panorama bastante apocalíptico tras conocer el resultado de las elecciones presidenciales en EEUU. Durante una entrevista con la cadena Bloomberg, Faber aseguró que los inversores deben proteger sus activos “con ametralladoras, de hecho yo voy a comprarme un tanque,” dijo al predecir que la renta variable se desplomará entre un 20 y un 50 por ciento.

“Hemos manipulado los mercados. Cada vez que manipulamos los mercados, obtendremos consecuencias no deseadas. Creo que la re-elección es una consecuencia no intencionada de las imprentas de dinero,” aseguró.

Faber manifestó que ha sido fácil para los demócratas “atacar a los peces gordos de Wall Street, la élite y los privilegiados a los que retratan como especuladores del sistema.” Sin embargo, matizó que esta actitud no es personal sino que ha estado impulsada por Bernanke, “que ha permitido que se aprovechen de su política monetaria.”

Durante los próximos cinco años, el inversor pronostica que los bancos centrales continuarán imprimiendo dinero y que el nivel de vida de todo occidente, no sólo en Estados Unidos, seguirá disminuyendo debido al aumento del coste de vida, el cual superará al aumento de los ingresos.

“Estoy sorprendido con la re-elección de Obama. El S&P sólo ha caído alrededor de 30 puntos pero creo que el mercado todavía podría caer por lo menos un 50 por ciento”, reconoció. “Obama es un desastre para los negocios y un desastre para Estados Unidos. No es que Romney hubiera sido mucho mejor, pero es cierto que los republicanos entienden el problema de la deuda excesiva mejor que Obama,” aclaró.

Debajo os dejo con unas gráficas del oro con su correspondiente comentario (se puede ver en el enlace) por cortesía de Los Mercados Financieros

Al  loro con el oro

 

¿Tienes minas de oro?