Feliz y Prospero 2013

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

17 de enero 2013

Después de un merecido, o no, descanso regresamos a la batalla, la del 2013.

Antes de comenzar a especular acerca del 2013, quiero hacer un breve repaso de la decepción de Nuestra Cartera en el 2012. Se le puede llamar decepción porque, aunque las pérdidas fueron menores, no hubo ganancias.

Como la mayoría de los que lleváis leyendo el blog desde hace tiempo ya sabéis, Nuestra Cartera no especula en lo que se refiere a compraventa de las compañías basada en si creemos que van a subir o bajar en un futuro inmediato. Simplemente buscamos un activo de larga duración alcista, y excepto en rarísimas ocasiones mantenemos las posiciones y aguantamos las mareas hasta que las compañías llegan a nuestra meta de venta o hasta que el activo cambie y nos obligue suplantarlo por otro con mejores perspectivas de futuro.

Confieso que no estoy contento, incluso que estoy disgustado, con el progreso de Nuestra Cartera en el 2012. Sin embargo, aquella fue la mano que nos dieron y las bazas que se hicieron. Muchos fondos de diferentes denominaciones y orígenes nos ganaron la ventaja el año pasado. Leí en alguna parte que los fondos libres (hedge funds) en Estados Unidos obtuvieron un promedio de ganancias del 6,7%; unos más otros menos. Algunos incluso mostraron algunas pérdidas como nosotros, sobre todo los que también estaban, y están, enfocados en activos relacionados con metales preciosos. Podéis observar que alguna de las compañías de Nuestra Cartera ha tenido fabulosas ganancias mientras que otras han sufrido miserables pérdidas. Entonces, ¿por qué no invertimos solamente en las que nos dan ganancias y vendemos las que nos dan perdidas? La razón es que las compañías con ganancias son las llamadas mineras sénior, o sea, veteranas y las que nos dan perdidas son las mineras junior. Es muy importante que la cartera está balanceada con compañías productoras y con compañías que acaban de comenzar a producir o que lo van a hacer en un futuro próximo. Estas compañías, las junior, tienen importantes reservas probadas y probables que en su día producirán ganancias fabulosas para Nuestra Cartera, por lo tanto no podemos permitirnos el lujo de no estar invertidos en ellas porque cuando empiezan a crecer lo hacen rápidamente, al igual que el precio de sus acciones.

Como decía antes, Nuestra Cartera es un producto diseñado para invertir y esperar a que pase lo que creemos y sabemos que va a ocurrir y para que a través de ella obtengamos protección y beneficio del desastre de las políticas económicas de los países desarrollados. Debajo comentaré un poco más sobre esto. Para los que estáis interesados en la compraventa constante y queréis especular con los altibajos de la bolsa, tenemos un producto en periodo de beta/prueba, pero totalmente desarrollado, que se trata de invertir en ETFs y va guiado, en cuanto a compras o ventas, por nuestra Tendencia de la bolsa. A pesar de que comenzamos las pruebas de este nuevo modelo de inversión a últimos de octubre, estoy muy satisfecho con los resultados hasta ahora obtenidos, un 3,79% en positivo. Hubiera sido casi un 8% (en dos meses y tan solo 5 operaciones) si no hubiera sido porque el precipicio fiscal nos robó más de un 4% en dos días. Aun así estoy contento porque es un sistema con una operativa muy sencilla, de muy poco estrés y con un control de riesgos extraordinario. Debido al estado de la Tendencia actual de la bolsa, en lo que va de año todavía no hemos hecho ninguna operación con este particular producto.

Regresando a la demencia en la que viven las economías del mundo occidental, os voy a dar dos ejemplos que explicarán claramente porqué estamos invertidos de la manera que lo estamos y porque es imperativo que sigamos haciéndolo así, incluso a pesar de las pérdidas del año pasado.

Primero, Japón:

Hace unos días el ministro de finanzas japonés (el décimo en los últimos seis años) anunció que Japón comenzará a utilizar sus reservas en divisas extranjeras para la compra de bonos denominados por el Fondo de Estabilidad Europeo (ESM, siglas en inglés) para debilitar el yen y consecuentemente revitalizar sus exportaciones. No hay nada nuevo en el hecho de que Japón vaya a comprar papel de este fondo porque en el pasado ha comprado papel del EFSF (el otro fondo europeo utilizado para paliar la crisis soberana). Simplemente ilustra las quimeras que los países occidentales, principalmente del G7, están dispuestos a utilizar para sobrevivir (temporalmente) las vicisitudes de un planeta compuesto de océanos y montañas de papel de colorines y fantasías.

Puesto de otra manera, los japoneses han dicho que van a imprimir todo el papel que sea necesario para crear inflación y devaluar el yen. También sabemos que los bancos centrales de Estados Unidos, Europa, Suiza, Gran Bretaña, China y muchos otros han realizado las mismas prácticas y que lo siguen haciendo. Entonces, después de imprimir papel moneda ficticio, lo van a utilizar para comprar papel europeo también ficticio que a su vez está respaldado por países (europeos) que se encuentran literalmente en bancarrota. Como tal, el concepto en sí, no es solamente ridículo sino insultante para cualquier mente financiera de mediana capacidad analítica. Sin embargo, ilustra el empecinamiento y la vehemencia de los gobiernos, bancos centrales, analistas financieros cegatos y otros elementos económicos con una visión que no alarga más allá de cuatro palmos de distancia. Por supuesto que el pueblo, en su gran mayoría, ni sabe ni intuye el peligro de tales políticas económicas basadas en cuentos de hadas y otras fantasías irreales. Con el tiempo no pasará inadvertido por el pópulo que las políticas inflacionarias que occidente está implementando generarán un nivel de inflación que, aunque los bancos centrales piensan que mágicamente podrán arrestar cuando llegue el momento de ello, por su propia inercia arrastrará con sigo las economías, los ahorros, el nivel de vida y la benevolencia social que aun lastrada por la crisis económica todavía muestra complacencia con las instituciones gobernantes.

El hecho de que el mercado del oro todavía no se ha disparado de forma radical, demuestra que la inmensa mayoría de la población de occidente ignora esta locura que atraviesan mientras son conducidos al patíbulo. La idea de que los bancos centrales pueden imprimir todo el dinero que quieran para financiar los déficits, las deudas y la compra de activos de los gobiernos, no solamente es falsa sino absurda y letal. Si no lo fuera, John Law habría sido un genio financiero en vez del progenitor de uno de los mayores desastres financieros de la historia (ver John Law, La Burbuja del Mar del Sur). Muchísima gente perderá mucho dinero y mucha lo perderá todo, sobre todo los invertidos en bonos, pagares y obligaciones del estado, cualquier estado.

Por ejemplo: Pensar que Bernanke está embarcado en imprimir un trillón (escala corta, pero no tan corta) para financiar entre el 70% y el 100% del déficit presupuestario del gobierno de los Estados Unidos, y que la gran mayoría de los analistas y gestores de gran parte de la riqueza privada son optimistas y con tendencias alcistas para el dólar, bonos y para los mercados de Nueva York, una vez más demuestra la incomprensible demencia que estos personajes encarnan. Teniendo en cuenta la gran burbuja de Internet del año 2000 y la de la inmobiliaria y del crédito que siguió menos de 8 años después, tanto los personajes citados como la ciudadanía se encuentran dormidos al timón de un barco que inevitablemente los conduce al dominio de los demonios. Mientras tanto el oro está luchando para romper la barrera de los $1750. Si lo consigue y después consigue rebasar los $1800, podría ser la catapulta que lo lance a buscar los $2200. Todo esto está dentro del recinto de posibilidades para este 2013.

Segundo, Depardieu:

Este otro ejemplo que voy a describir también ilustra la realidad de que el mundo está completamente patas arriba, al revés. En caso de que no estéis siguiendo el drama de la fuga de capitales en Francia, causados por la política económica del presidente François Hollande, uno de los capitales fue el de Gerard Depardieu que renunció a su ciudadanía francesa a cambio de la obtención de un pasaporte ruso. Aparte, un sinfín de multimillonarios y empresarios franceses están fugándose de la esclavitud tributaria de su país para mudar tanto fortunas como sedes de empresas multinacionales para otros países con menos opresión tributaria. Como he escrito muchas veces, esta es una de las consecuencias de las consecuencias de las políticas económicas sin sentido. Por lo visto, el gobierno francés prefiere cobrar un 0% de impuestos antes que cobrar menos del 75%. La realidad es que en Rusia se tributa una tarifa plana del 13%, la cual contrasta bipolarmente con el 75% retrogrado de Francia. Como resultado, tenemos los capitalistas occidentales huyendo hacia el Este para escaparse de la creciente presión tributaria de occidente. A la vez, los países/imperios ex-comunistas, después de haberse dado cuenta del error de sus antiguas políticas económicas y tributarias, están utilizando la filosofía y las tácticas capitalistas de los países occidentales/capitalistas de antaño para desarrollar sus economías atrayendo capital occidental. China y muchos otros países ex-comunistas están utilizando las mismas tácticas –el mundo se ha vuelto loco, vivir para ver.

http://www.publico.es/448300/putin-concede-la-ciudadania-rusa-a-gerard-depardieu

Por lo explicado arriba, por muchas otras razones ya explicadas y por las que faltan por explicar, Nuestra Cartera está posicionada de la manera que está. Y, hasta que el mundo repudie la locura y regrese a la cordura, lo cual hará de manera voluntaria o forzada, no nos queda otro remedio que continuar invirtiendo en el/los único/s activo/s que nos protege/n de tales aberraciones.

¿Tienes Oro/Plata?

Tuits de la semana

11 Jan Mercados y Burbujas@merca2yburbujas

…De todas formas, desde mi ultimo comentario económico no ha cambiado nada que contradiga mi tesis de inversión, sino al contrario.

11 Jan Mercados y Burbujas@merca2yburbujas

Debido a que desde el día 2 de enero estoy de viaje, esta semana no habrá comentario, lo colgaremos durante los próximos días…

Tabla que muestra las pérdidas en el 2012 de los principales fondos invertidos en metales preciosos. Bajo el punto de vista de los enumerados en la tabla,  en Mercados y Burbujas no salimos mal parados del todo.