Macro análisis de un 2013 complicado para los mercados (2ª parte)

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

8 de febrero 2013

EE.UU: a medida que vayamos acercándonos a Mayo- 2º capítulo del acantilado fiscal, donde veremos una fuerte oposición por parte de los republicanos, propensos a un fuerte recorte de los gastos sociales- ya estaremos acercándonos a una nueva crisis, independientemente de cuál sea el resultado de la negociación entre demócratas y republicanos. Las medidas políticas adoptadas a consecuencia de la nueva crisis demostrarán que las valoraciones de los analistas para este 2013 fueron demasiado optimistas puesto que pronosticamos que la economía norteamericana no terminará de despegar del todo. Es más, EE.UU. se asemejará a Europa, tomando algunas medidas de austeridad que serán insuficientes para poder resolver los problemas de crecimiento. Lo cual confirmará lo que en Mercados y Burbujas venimos advirtiendo desde hace tiempo, que el actual programa de Bernanke al frente de la Fed está siendo un fracaso absoluto, puesto que un crecimiento sostenible a largo plazo requiere de diversos ingredientes: ahorro, inversión, creación sostenida del empleo privado, etc.; todos ellos ausentes en la economía actual puesto que la economía y los ciudadanos se han convertido en adictos, pirómanos. Greenspan fue el que encendió la mecha y Bernanke intenta apagar la explosión echándole gasolina. Por si fuera poco, el resto de sus colegas de los diferentes bancos centrales están imitando a Bernanke como si éste fuera el poseedor de la piedra filosofal.

Renta fija USA: podríamos decir que los rendimientos de los bonos han tocado fondo. Sin embargo, es posible que las Letras del Tesoro americanas a 10 años rindan entre el 1,5 y el 2,5% durante varios años más, más tiempo del que probablemente debieran, y más de lo que la mayoría de la gente pueda imaginar. La Fed se va a encargar, al menos durante un tiempo, de que el rendimiento de éstos no supere el 2,5%, para pagar los menos intereses posibles a la hora de pagar los intereses de la deuda del de la nación. En definitiva, el mercado de bonos permanecerá irracional durante más tiempo del que los que apuestan en su contra se puedan permitir. En este último punto existen diferentes tesis y opiniones; otros juran que la fiesta de los intereses bajos será abruptamente interrumpida, con o sin el permiso de Bernanke, por los mercados durante el presente año o en el 2014. Bajo nuestro punto de vista, ambas conjeturas podrían estar en lo correcto y acertar el 50% cada una, y consecuentemente en el error con el mismo porcentaje de acierto, podría darse esta combinación o cualquier otra combinación de ambas.

Tipos de interés: no subirán lo suficiente como para estrangular la economía. Ahora bien, con un excesivo aumento del precio de las materias primas (principalmente el petróleo), junto con la ausencia de crecimiento del salario real (descontando la inflación) de los consumidores, sí podrían hacerlo. Este párrafo y el anterior están unidos en la cadera y las conjeturas de las dos últimas frases del párrafo anterior son aplicables también a éste.

Recomendaciones: con el circo de tres pistas que hay montado en los diferentes mercados y activos de inversión, mientras las tasas de interés reales sigan siendo negativas, el oro continuará siendo el gran beneficiado. En Mercados y Burbujas siempre hemos inferido/gritado que la gigantesca masa monetaria creada gracias a la generosidad de los bancos centrales con las instituciones financieras y con los gobiernos despilfarradores siempre es alcista para el oro a largo plazo. En tan sólo cuatro años, la hoja de balance de los principales bancos centrales del mundo ha pasado de $5 trillones (escala corta) a $16 trillones, la mayor parte dibujada con dinero creado de la nada. Por lo que si alguien quiere hablar de la existencia de una burbuja, ya sabemos de cuál se trata: la burbuja monetaria que terminará convirtiéndose en la burbuja inflacionista de la que nadie se escapa, ni los protegidos, aunque a estos les afecta en menor escala.

La Reserva Federal de EE.UU. se está quedando sin conejos en la chistera. Puede anunciar compras de bonos, hipotecas, acciones, materias primas o lo que se les dé la gana. Una vez que llegue el punto en el que la Reserva Federal financie aproximadamente el 40% de los presupuestos del gobierno americano, entraremos en un gran agujero negro que hará que lo del 2008 parezca un campamento de verano. El mundo necesita nuevos líderes políticos dispuestos a tomar decisiones difíciles a corto plazo pero que a largo produzcan resultados sostenibles y sanos. Lamentablemente, eso no es lo que estamos viendo y, cuando dicha financiación por parte del gobierno americano se aproxime a los límites citados, no quedará más remedio que hacer una gran limpieza en todo el sistema (quitas de deuda, reestructuraciones de la misma o inflación que la enmascare y disminuya). Lo mismo ocurrirá en el resto de los países occidentales sobre-endeudados. Aunque todavía no hemos llegado a ese punto, que nadie tenga ninguna duda de que llegaremos y que, cuando lleguemos, será de forma repentina y aparatosa. Pobre del que no se proteja con un buen flotador que lo mantenga a flote cuando venga el tsunami que se avecina, de eso estamos seguros.

Conclusión: Otra discrepancia o incertidumbre con respecto a los mercados de valores en el 2013 es que hay algunos que opinan que así como los mercados de Nueva York están alcanzado o rompiendo máximos (excepto el Nasdaq), existe la posibilidad que, al igual que en 1999, dichos mercados están haciendo todo lo posible por acaparar la máxima cantidad posible de primos y su dinero, para después derrumbarse y eternizar el refrán que dice que “siempre pierden los mismos.” Este proceso de acumulación de pánfilos avariciosos buscando plusvalías y riquezas inconcebibles, si así ocurriera, podría durar entre unos cuantos meses y un par de años, dependiendo del frenesí de las subidas y de los activos que acarree. Por lo tanto, durante los próximos 5 a 18 meses hemos de estar especialmente alerta con nuestras inversiones; por un lado, no queremos perder el tren de alta velocidad y por el otro queremos apearnos a tiempo, antes de que se estrelle. El oro y sus derivados podrían seguir el arrebato del resto de los mercados, o no, aunque lo más probable es que sí. Por lo tanto, en Mercados y Burbujas estaremos especialmente atentos para intentar beneficiarnos, a la vez que protegemos lo nuestro y lo vuestro.

¿Tienes Oro?

Escrito por el equipo de redacción de MercadosyBurbujas.com