Cinco gráficas dicen más que cinco mil palabras (Continuación)

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

14 de febrero 2013

Índice HUI: Índice compuesto por una cesta de las mineras más importantes de metales preciosos, la mayoría sénior y alguna junior.

Más claro agua. Lo que no está tan claro son los días/semanas que tendrán que transcurrir para que la última gráfica tome el mismo relieve de sus antecesoras. No obstante, por si alguien no lo entiende, durante el fin de semana escribiré un pequeño análisis debajo de cada gráfica y lo colocaremos tan pronto como esté terminado. De cualquier manera el mensaje está reflejado con suficiente claridad, las cinco gráficas son importantes para revalidar la que cuenta, la última. El 400% subrayado en verde a la derecha de cada gráfica juega un papel importantísimo en todas las gráficas menos en la primera.

Continuación:

El miedo y la ansiedad continúan azotando a los inversores en oro y sus derivados, lo cual pudiera indicar que estos activos están dando señales de capitulación. Para que cualquier activo alcance la capitulación, es necesario que toque fondo una o varias veces. La capitulación ocurre cuando las ventas y consecuentemente las pérdidas se intensifican con gran volumen de negocio -doble, triple o cuádruple del volumen promedio de los últimos tres meses. Cuando esto ocurre, se suele decir que han alcanzado el abatimiento (o crescendo), y que se agotan las ventas porque no quedan vendedores. Dicho crescendo no pasa inadvertido por el dinero inteligente cual aprovecha la oportunidad para cargar la mano y ganar dinero a tutiplén.

Este viernes, el oro, la plata y sobre todo las mineras sufrieron pérdidas considerables con volúmenes de negocio superiores al 200%. Si, a esto añadimos las pérdidas sufridas durante los últimos cinco meses, podrían, o no, haber alcanzado el infame crescendo. En caso de no haberlo alcanzado todavía, lo normal sería que durante la semana que entra, las ventas y las pérdidas sigan acelerándose hasta que, como he dicho arriba, se agoten los vendedores. Lo normal sería que si todavía no han tocado fondo, lo toquen en los próximos días. Todo esto es contingente a que el 2008 no se repita, lo cual significaría que seguirían excavando pérdidas hasta llegar al infierno. Personalmente pienso que el 2008 no se repetirá, al menos de la misma manera, puesto que los bancos Americanos están en mejor posición financiera y defensiva que lo estaban en el 2008.

Quiero poner énfasis en que Nuestra Cartera seguirá tal y como esta posicionada, sin alteraciones de compras ni de ventas –este sería uno de los peores momentos para achicarse y vender. Puede ser que Nuestra Cartera todavía sufra pérdidas (temporales) adicionales de entre un 5% y un 10%, veremos. No ha cambiado nada en lo que se refiere a los fundamentales de los metales preciosos. Nada ha cambiado en lo que se refiere a la necesidad de protegernos de la gran crisis que amenaza al mundo. Nada ha cambiado en la política económica de los países de G7. Nada ha cambiado en cuanto a los intereses reales negativos de la inversión en deuda soberana de USA, Gran Bretaña, Australia, Alemania, Francia, etc.

Lo que si ha cambiado es que los bancos centrales de diferentes países del mundo están acumulando más oro. Lo que ha cambiado es que los bancos centrales de los países desarrollados están imprimiendo cada vez más masa monetaria y que lo seguirán haciendo porque no pueden arriesgarse a destruir sus economías si dejan de hacerlo. Lo que ha cambiado es que la economía norteamericana no solamente no está creciendo sino que está dando señales de deterioro. Lo que ha cambiado, es que las economías europeas están en recesión repetida y que van cada vez a peor. Lo que ha cambiado, es que el presidente francés no tiene ni puñetera idea de cómo funciona la economía y consecuentemente está empujando a los ciudadanos que tienen el dinero para germinar la economía y crear empleo hacia el exilio, lo cual tendrá consecuencias gravísimas para Francia y para el resto de Europa puesto que esta nación es un eje y la segunda potencia económica del continente. Lo que ha cambiado, es que el miedo, como digo arriba, se ha apoderado del intelecto de los inversores en metales preciosos. Lo que ha cambiado, es que los cortos ocupan más del 30% de las posiciones en metales preciosos. Lo que ha cambiado, es que han pasado 18 meses desde que el oro alcanzó los $1.895,00 y que en correcciones anteriores el promedio correctivo duró entre 16 y 18 meses. Así puedo seguir escribiendo durante horas y seguir explicando lo que ha cambiado y lo que no ha cambiado pero pienso que con lo que he dicho es suficiente – y ni siquiera he mencionado la inflación fingida de los gobiernos, la inflación real, ni la que nos caerá encima.

Ahora paso a analizar ligeramente las cinco gráficas.


La gráfica de arriba cubre del 2000 al 2003. Podéis observar que el mercado alcista del oro comenzó a finales del año 2000, cual también coincidió con el final del oso (periodo bajista) del oro y principio del oso de los mercados de valores, principalmente los tecnológicos. Podéis ver que desde el suelo de $35 hasta la cima donde comenzó la corrección (mayo del 2002) las plusvalías fueron del 339%. También se pude observar que la corrección marcó un solo suelo en julio del 2002 con un retroceso aproximado del 50%. La corrección duró desde mayo del 2002 hasta agosto del 2003, aproximadamente 16 meses.

La gráfica de arriba que cubre del 2002 al 2005 muestra plusvalías del 179%. Podéis ver que después de la enorme subida hasta la cima de noviembre del 2003 corrige de nuevo y retrocede otro 50%. También se pude observar que la corrección marcó tres suelos con retrocesos del 50% para despegar desde los $165 hasta que hizo techo en los $400. La corrección duró desde octubre del 2003 hasta abril del 2005, aproximadamente 18 meses.

La siguiente mega subida del 142% se muestra en la gráfica de arriba que cubre del 2005 al 2007. Podéis ver que después de la enorme subida hasta la cima de abril del 2006 corrige de nuevo y retrocede otro 50%. También se puede observar que la corrección marcó tres suelos con retrocesos del 50% para despegar desde los $283,7 hasta que hizo techo alrededor de $620. Peleó la resistencia de los $400 para desplomarse a consecuencia de la falta de liquidez de la crisis financiera del 2008. La corrección duró desde abril del 2006 hasta agosto del 2007, aproximadamente 17 meses.

La gráfica de arriba cubre del 2007 al 2010 y en tan solo 7 meses indica ganancias del 82%. Podéis ver que después de la subida hasta la cima de febrero del 2008 corrige de nuevo y retrocede otro 50% dos veces para desplomarse en la tercera corrección que coincidió con la crisis financiera citada en la gráfica anterior. También se puede observar que la tercera corrección perdió la resistencia de los $400. La corrección total duró desde marzo del 2008 hasta septiembre del 2009, aproximadamente 18 meses.

La última gráfica, la que más nos interesa refleja otra mega subida del 325% y cubre del 2008 al 2013. Podéis ver que después de la enorme subida hasta la cima de agosto del 2011 corrige de nuevo y retrocede otro 50%. También se puede observar que la corrección ha marcado dos suelos con retrocesos del 50% en ambos y que en ambos casos mantuvo el soporte de los $400. Ahora está terminando de formar el tercer suelo, y salvo algún suceso de rareza extraordinaria la tercera pata correctiva debiera generar plusvalías equivalentes a las que las gráficas anteriores desvelan. La corrección comenzó en septiembre del 2011, hasta el momento ha durado aproximadamente 17 ½ meses.

Conclusión: es necesario anotar que, excepto en el 2008, todos los retrocesos mueren en el 50%. Todas las subidas falsas desde el primer retroceso hasta el tercero son aproximadamente del 40%. Las distancias entre los dos primeros suelos y el tercero y último suelo son más o menos idénticas. El primero y el segundo acontecen relativamente cerca entre ambos mientras que el tercero se produce a más distancia. Dado el propendido y la ligereza con la que los bancos centrales imprimen dinero, la repetición del 2008 parece más que improbable. Dada también la circunstancia de que el 2008 marcó el ciclo de 8 años de oro alcista (bien conocido por los grafistas) y que el próximo ciclo de 8 años está todavía lejano, y teniendo en cuenta todo que expliqué al principio de la continuación, lo más probable es que estemos muy cerca de un comienzo (no demasiado distante, días/semanas), en el que durante el próximo año las mineras catapultarán Nuestra Cartera hacia plusvalías que sobrepasarán el 100%. Más claro agua.

¿Tienes Minas de Oro?