La epidemia mortal de occidente y la batalla del euro

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

1 de marzo 2013

Desde hace algunos años vengo avisando de la enfermedad económica y financiera del mundo occidental y de que los problemas derivados de dicha enfermedad contagiarán a todos los aspectos sociales de un mundo que ha vivido por encima de sus posibilidades durante demasiado tiempo. Durante demasiados lustros los países desarrollados gastan demasiado para producir demasiado poco. Durante décadas han tolerado el exceso del consumo que ha mantenido un nivel de vida estrafalario e irresponsable y por eso las deudas se han ido acumulando exponencialmente, tanto a nivel gubernamental como a nivel social, para alcanzar cifras sin precedentes. Hace diez años las cifras se manejaban en billones (escala corta) y ahora se habla de trillones (escala corta) como si nada, como si fuera lo más natural del mundo.

Hace años, para implementar un programa social era necesario sustraer fondos de otros rincones de presupuesto, pero durante los últimos diez años simplemente se aumentaban los presupuestos sin pensarlo dos veces, simplemente se añadían nuevas emisiones de deuda a las subastas. Todo iba viento en popa, el electorado contento, el estado de bienestar encantado, los políticos reelegidos, el consumo por las nubes, la economía crecía y el mundo vivía en una Disneylandia mágica, maravillosa e interminable. Pongo como ejemplo la deuda de los Estados Unidos puesto que es la mayor economía de la tierra y la que mayor repercusión conlleva para la economía global; la deuda nacional supera los $16 trillones y la deuda total es $59 trillones o el equivalente a $705.000,00 por cada familia. Las promesas hechas por el estado de bienestar- contando las pensiones de vejez, seguridad social y otras promesas/pasivos sin fondos para financiarlos, puesto que ya se han gastado- son más de $121 trillones, mas de $1 millón por cada contribuyente americano.

En vez de trabajar más duro, ahorrar más e invertir para aumentar la capacidad productiva y así equilibrar el déficit fiscal y económico, incrementan los gastos, los estímulos, la deuda, las imprentas y aumentan el techo de la deuda una y mil veces. La meta de los políticos es ser reelegidos a consta de lo que sea; el pragmatismo ha perdido la partida y el egoísmo y la corrupción la han ganado. Si esto ocurre en el país cuya democracia “supuestamente” es ejemplar y que también supuestamente marca modelo y senda a seguir al resto de los países, ¿qué no pasará en el resto del mundo cuando claramente observan que la nación líder del planeta se sale de la raya de tal manera?

Cuando un país penaliza a los ciudadanos que quieren trabajar duro para superar su nivel de vida y el de sus familias con impuestos exorbitantes como en el caso de Francia, de la mayoría de los países europeos y ahora también en los Estados Unidos, está desincentivando la ambición personal de los ciudadanos y promocionando la vaguería y el pillaje, e incentivando la desmotivación y la regresión social. Cuando las ideas del los emprendedores, los futuros Amancio Ortega, los que crearían nuevos empleos y consecuentemente riqueza personal y social, se penalizan con impuestos prohibitivos que desincentivan la creación de las empresas del futuro, se nota que es hora de hacer un examen de conciencia social y de reevaluar las prioridades nacionales –es hora de cambiar de rumbo social.

Los resultados de las elecciones italianas han crispado al mundo y han despertado viejos temores de las deudas soberanas periféricas. La verdad es que he escrito mucho acerca de los bancos centrales, las imprentas, las deudas periféricas y del resto de occidente, metales preciosos, protección, bonos soberanos, inflación, gran crisis y otros temas relacionados con las consecuencias de la actuación irresponsable de los bancos centrales. Mi record está en los archivos de esta página para quien los quiera leer. Sin embargo, sigo manteniendo que el euro, en su presente configuración, tarde o temprano está condenado a muerte.

Al igual que la batalla de Normandía donde Francia decidió la suerte de la segunda guerra mundial, pienso que la gran batalla que decidirá la suerte del euro se luchará también en Francia. Hasta el momento Francia ha pasado desapercibida porque el radar de los mercados ha estado enfocado primero en Grecia, después en Irlanda y Portugal, y después en España y en Italia. Sin embargo, cuando los mercados comiencen a enfocar sus radares en Francia, las batallas anteriormente luchadas en los países mencionados parecerán juegos pueriles comparados con la batalla de Francia. La batalla de Francia, como país eje del euro y de Europa, será la que decida la suerte de la moneda única europea. La posibilidad de que Francia reciba tratamiento privilegiado, con relación al resto de la eurozona, por parte de Alemania y del BCE será la chispa que encienda los cañones que tarde o temprano destituirán al euro como moneda única. Las decisiones del relativamente nuevo gobierno francés, en conjunto con la intolerancia popular hacia la austeridad y los problemas estructurales acumulados, como en el resto de occidente, durante décadas pero especialmente por los últimos gobiernos han dejado a Francia en una situación precaria, más precaria de lo que la creencia popular es consciente.

El problema es que mientras las crisis soberanas futuras, como Japón o Francia, amenacen al mundo, la gran crisis de USA (país de la moneda reserva mundial) seguirá dilatándose en el tiempo. Mientras los inversores busquen refugio en el dólar durante tiempos de crisis secundarias, los Estados Unidos podrán seguir refinanciando la deuda e incurriendo en nueva deuda impunemente y sin consecuencias visibles, de momento. Mientras tanto, el oro y el resto del complejo de metales preciosos seguirán imitando las alzas de la creación de nueva masa monetaria pero nada más, lo cual no es moco de pavo. Pero las verdaderas y monstruosas alzas, las de la burbuja, no llegarán hasta que irrumpa la gran crisis, se disparen los intereses de la deuda de los Estados Unidos o se dispare la inflación. Como consecuencia, la burbuja del oro se vislumbra todavía a considerable distancia, por el momento impredecible.

DNDN, Provenge (Continuación 2)

Tal y como sospechaba, Los resultados del cuarto trimestre fueron decentes pero la guía no fue buena, incluso peor de lo que el mercado esperaba. Pienso que los mercados han sobre reaccionado a la baja y que mientras los mercados permanezcan alcistas DNDN reiniciará la escalada pero, al menos hasta que la unión europea dé el visto bueno a Provenge, más paulatinamente. Sin embargo, en la conferencia de resultados se mencionó un caso que fue tratado con el tratamiento de un rival de Provenge llamado Xtandi y descubierto por la biotecnológica Medivation. Después del tratamiento con Xtandi, el PSA (Antígeno Prostático Especifico) del paciente retrocedió casi hasta cero para, al cabo de un tiempo, elevarse de nuevo hasta donde estaba antes del tratamiento con Xtandi. PSA es una expresión en la sangre que detecta el nivel de agresión del cáncer de próstata u otra enfermedad prostática. Como podéis observar en la gráfica de abajo, al ver que el PSA del paciente subía de nuevo peligrosamente, este fue tratado con Provenge. Como también podéis observar, al cabo de entre 7 y 9 meses que Provenge requiere para alcanzar alto nivel de expresión inmunológica, el PSA del paciente cayó en picado y se mantiene prácticamente a cero. Todavía no sabemos cuánto tiempo se mantendrá a cero después de haber recibido un tratamiento secuencial de Xtandi, pero según John Johnson, CEO de Dendreon, existen otros casos similares que están estudiando para analizar la posibilidad de un tratamiento secuencial de Xtandi/Provenge. Un caso, ni siquiera varios, validan la generalidad del tratamiento pero sí da indicaciones de que el potencial es inmenso. Aparte, no debemos olvidar que Dendreon está en fase II de un estudio que bloquea las defensas químicas que la mayoría de los canceres, en este caso el cáncer de próstata, emiten para obstruir la eficacia del sistema inmunológico contra esta enfermedad. Consecuentemente, el futuro de Provenge y consecuentemente el de Dendreon es brillante, sin embargo tomará tiempo.

En DNDN, Provenge (Continuación 3) que publicaré durante los próximos días, colocaremos la opinión de un anónimo. Opinión que me parece muy interesante porque se enfoca en el precio de las acciones de DNDN desde un punto de vista totalmente exótico e incluso ilícito. Pero a través de los años he aprendido que no se puede descartar ninguna opinión por descabellada que sea. Lo cual no significa que lo que este individuo anónimo predice va a misa y que sucederá tal cual, pero al menos merece su lectura.

Oro

Después del repunte que el oro gozó en coincidencia con la caída de los mercados, es posible que el metal amarillo haya tocado suelo, un suelo definitivo para esta corrección que se acerca a los 18 meses de duración. También es posible que todavía le quede un viaje o dos más hacia el infierno para retomar la posición alcista. Sin embargo, la violencia de las subidas de las mineras durante la pequeña amenaza alcista del jueves 21 al martes 26, nos indica que cuando la tortilla de la vuelta las subidas serán drásticas. Lo más probable es, que cuando vea las cosas más claras me posicione con un poquito de apalancamiento. No sé cuándo ni cuanto pero cuando lo ejecute lo veréis en Nuestra Cartera porque los totales serán mayores que la cantidad inicial invertida + plusvalías ó que la cantidad inicial invertida – perdidas.

Mercados

Las imprentas ordenan y mandan, y no hay gitano que las desbanque. Entre mayores las subidas más violentas serán las caídas. Por una parte deseaba que los mercados hubieran seguido con la corrección que la semana pasada daban a demostrar porque reduciría la posibilidad de futuras caídas drásticas, incluso quizás de un crash a la 1987. Aun tengo esperanzas de que el sentido común, que por cierto no es tan común como la frase indica, prevalezca y que los mercados corrijan un porcentaje decente, entre 10% al 15%. Sin embargo, como podéis observar en la Tendencia de la bolsa, los mercados están mal heridos pero no terminan de caerse. Cuando esto ocurre las caídas suelen ser mortales para los inversores. Si los mercados atraviesan la mayor parte de la primavera sin corregir seriamente, las consecuencias serán graves- al loro con los mercados de valores.

¿Tienes Oro?

Tuits de semana, ninguno