Cordero que quitas los pecados del mundo

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

4 de mayo 2013

Escribí este artículo hace un mes aproximadamente (he ahí la metáfora Semana Santica del título) y no lo hemos colgado antes por diferentes razones. Lo colgamos ahora porque todavía es relevante y porque la Troica y el gobierno de Chipre han tomado la decisión definitiva del reparto de los depósitos que exceden la cantidad de 100 mil euros. Ver al final del artículo en negrita.

Aunque la situación en Nicosia parecía dar señales de calma, puesto que cuando los bancos reabrieron las puertas después de la dilatada clausura, la estampida de liquidación de cuentas no llegó a materializarse. Sin embargo, examinando la situación detenidamente se puede deducir que los bancos solamente han abierto las puertas para repartir limosnas, no para el negocio tradicional de transacciones de dinero. Puesto que las transacciones están limitadas a máximos de 300 euros por cliente, la función de las oficinas de los bancos es de simples cajeros automáticos. Por lo tanto, sin saber cuánto tiempo durarán los nuevos controles de capital, es prematuro decir que las estampidas de liquidez han sido evitadas.

Viendo las pérdidas a las que se enfrentaban los depósitos mayores de 100.000 euros a cambio de que Chipre recibiera un préstamo de la troica de 10 mil millones de euros, ahora es evidente que el 60% de dichos depósitos han dejado la isla para no regresar jamás.

De la manera que debería funcionar un auténtico sistema capitalista -incluyendo el capitalismo practicado por los países socialdemócratas- los primeros que pierden, en caso de que una institución o empresa fracase por adoptar exceso de riesgos, son los accionistas. Los segundos en fila, de pérdidas, son los acreedores. Los terceros son los depósitos no acogidos por el fondo de garantía y como último recurso los depósitos acogidos por el fondo de garantía. Así está diseñado el sistema, y en el caso particular de Chipre ha sido llevado a cabo al pie de la letra y expresa los diferentes riesgos para los diferentes acreedores. Quiero poner énfasis en que un depositante es un simple prestamista del banco puesto que el banco arriesga dicho depósito para obtener beneficios para el banco y sus accionistas.

Sin embargo, lo repugnante del caso de Chipre es que las lavanderías del dinero del hampa ruso hallaron la forma de sacar su dinero “sucio” por la puerta trasera de los bancos y como consecuencia, para que la troica dé el visto bueno del rescate a Chipre, la contribución/impuesto del resto de los depositantes de más de 100.000 euros ha pasado del 9,9% original a, al menos, un 60%.

Según un reporte de Reuters/Daily Mail: El Banco Popular de Chipre y el Banco de Chipre, ambos en el ojo del huracán de la crisis, tienen oficinas en Londres que permanecieron abiertas durante toda la clausura sin poner límites de liquidaciones de cuenta/s. Además el Banco de Chipre es dueño de un 80% de una filial rusa denominada Uniastrum Bank, cual tampoco restringió ni la cantidad ni el número de extracciones.

La ironía del colapso del sistema bancario de Chipre es que los bancos chipriotas alentados por la Unión Europea se metieron en deuda griega hasta las cejas. Como consecuencia del reniegue de la deuda griega los bancos del islote quebraron y ahora dependen de las directrices operatorias de la Unión Europea, la que los embaucó desde un principio diciéndoles que la deuda de cualquier país de la unión era tan solvente y segura como la propia Europa. Lo cual viene a dar la razón al refrán que dice, “más dinero se ha perdido buscando rentabilidad que a caño de pistola.”

La conclusión lógica de los sucesos es que en tiempos de crisis financiera y/o soberana el dinero no está seguro en ninguna parte y que las garantías están garantizadas solamente mientras la institución o gobierno que las garantiza sean solventes.

Por lo bajinis y sin darle mucha bomba, los responsables del timo de los ahorros depositados en los bancos chipriotas (la Troica) han decidido que las cantidades que sobrepasan los 100 mil euros serán robadas de la siguiente manera: el 37,5% será convertido en acciones del Banco de Chipre (cual está en bancarrota, o sea, nada). El 22,5% será retenido como almohadilla o salvaguarda del Banco de Chipre. Y el 30% será congelado temporalmente, sin ofrecer indicios de longitud de la temporalidad. En total un asalto del 90% y un 10%  disponible a voluntad de su dueño. Por si fuera poco, los medios de comunicación apenas se han hecho eco de la violación financiera.

Después del preámbulo de arriba y viendo la polémica generada por el corralito y las condiciones del rescate a Chipre, la interrogante que atañe a los españoles, sobre todo a los ahorradores, sería la posibilidad de que la tesitura chipriota pudiera ocurrir también en España. Para lo cual paso a dar respuesta a una serie de preguntas generadas por la preocupación de algunos ahorradores.

-Si se produjese un corralito, ¿Cuál sería la medida más básica para proteger los ahorros? ¿O no existe ninguna posibilidad?

A partir de ahora el dinero depositado en cualquier banco de la eurozona conlleva una prima de riesgo, en algunos casos, dependiendo del país donde esté ubicado el depósito, equivalente a la cantidad depositada. La realidad es que estamos viviendo, pura y simplemente, una gran manipulación y control de capitales privados. Lo más sensato sería convertir el dinero en activos tangibles que estén fuera del alcance de los controles de capital. Teniendo en cuenta que hipotecarse para financiar la compra parcial o total de activos no me parece buena idea por bajos que estén los intereses en la actualidad puesto que preveo que estos subirán a medio-largo plazo y pudieran acarrear problemas de amortización debido a las subidas de la renta variable y consecuentemente las mensualidades de la hipoteca. Algunos activos serían: inmobiliaria comprada con descuento, terrenos urbanos o rurales cultivables de regadío o de secano, filatelia o arte para los entendidos en ambas materias, materiales de construcción sin caducidad para los que planean hacer arreglos, expansión de vivienda, construcción nueva, etc. Pero los activos que considero predilectos son el oro físico puro y la plata física pura, sobre todo el oro porque ocupa poco espacio y es fácil de guardar sin gastos.

-¿Qué pasos debería dar un ahorrador? ¿Mover su dinero a cuentas de bancos internacionales radicados en España (Deutsche Bank, etc.) o llevarlo directamente a cuentas en el extranjero?

En caso de que ocurriera lo mismo que ocurrió en Chipre y de la misma manera, sería una ventaja tener el dinero en un banco internacional que opera en España puesto que sería fácil mover el dinero a una cuenta de otro país para librarse de los controles de capital. Sin embargo, después de ver las fugas de capitales de los bancos chipriotas con oficinas en Londres y Moscú, las autoridades económicas no cometerían el mismo error y consecuentemente anunciarían el decreto un sábado por la tarde, cuando los bancos están cerrados para eliminar el riesgo de las fugas. Entonces, si el dinero está en España, fuera cual fuera el banco, este no se libraría de las garras del gran hermano. En cuanto a trasladar el dinero al extranjero, bajo mi punto de vista, tarde o temprano, incluyendo Alemania, ningún país de la eurozona estaría exento de lo que ocurriera en España, aunque el tiempo podría ser una variable. Como los fondos de inversión de ahorro tampoco estarían seguros y mucho menos los fondos de pensiones, aparte de las iniciativas que explico en la pregunta anterior, otro remedio aceptable sería comprar deuda/bonos de renta variable de países afuera de la eurozona con economías sanas, un ejemplo adecuado sería la deuda variable noruega. Bajo mi punto de vista no invertiría en deuda de ningún otro país, sobretodo de la eurozona, de Estados Unidos o Japón.

-¿Qué restricciones habría para operar en Internet? ¿Sería la Red una manera de operar más eficaz para proteger el dinero?

No, la Red no sería salvaguarda de los controles de capital. Sin embargo, la Red ofrece muchísimas más posibilidades de proteger los ahorros antes de la imposición de controles puesto que ofrece la posibilidad de abrir una cuenta y transferir dinero a CASI cualquier país del mundo, aunque la mayoría no serían aconsejables.

-Las inversiones en bolsa. ¿Cómo se verían afectadas? ¿Las acciones perderían valor y podrían ser vendidas? ¿Cómo hacer este proceso de ‘mover’ las inversiones bursátiles?

El tema de las inversiones en bolsa sería un tema complicado. Para empezar, la titularidad de las acciones suelen estar domiciliadas en bancos depositarios de valores y sería ilegal que el banco/bróker operador vendiera las acciones para incrementar su capital disponible. Igualmente sería ilegal que el banco depositario de los títulos los vendiera para rellenar algún agujero creado por la falta de liquidez del banco. Sin embargo, no es imposible que pudiera ocurrir porque ya sabemos que ocurrió en MF Global en los Estados Unidos cuando estaba presidido por Jon Corzine, ex-gobernador del estado de Nueva Jersey y ex-CEO de Goldman Sachs. Además, no debemos olvidar el desfalco de la pirámide de Bernie Madoff. Lo cual demuestra que no es imposible que lo impensable ocurra, en el caso de MF Global ninguno de los responsables han sido juzgados, y mucho menos encarcelados.

En el caso de que España impusiera corralito/control de capitales, las bolsas españolas, y probablemente todas las bolsas de la eurozona, se desplomarían- pero las bolsas españolas en particular se ensañarían en las caídas. Desde mi punto de vista las caídas serían tan rápidas y violentas que no dejarían capacidad de maniobra. Es decir, quizás no merecería la pena vender y sería más conveniente esperar hasta que la situación se estabilizara, sobre todo si el ahorrador/inversor está invertido en compañías sólidas y necesarias para la infraestructura social, compañías que son necesarias para que la existencia continúe siendo posible; por ejemplo: eléctricas, gas natural, petroleras, telecomunicaciones, internet, alimentación, transportes terrestres, etc. A la hora de elegir este tipo de compañías el inversor debe preguntarse, ¿si ocurriese una crisis social, es posible que la calidad de vida mínima del país pueda mantenerse sin esta o aquella compañía? En caso que lo de Chipre ocurriera en España, otra alternativa sería comprar acciones de compañías con sedes fuera de la eurozona porque protegerían dicha inversión del colapso del euro. Cualquier banco/bróker español puede comprar acciones en la mayoría de las principales bolsas del mundo.

-¿Cómo se verían afectados los créditos hipotecarios?

La respuesta de esta pregunta la responderé, debajo dentro de la conclusión del artículo.

-¿Podrían dirigirse los ciudadanos a cambiar euros por dólares u otra moneda más protegida, como el franco suizo?

Desafortunadamente, a no ser que hubiera un colapso total del euro y de la eurozona, lo cual es posible pero no fácil, sobre todo en cuanto se refiere a un colapso total, la guerra de divisas que la totalidad de los países del planeta están experimentando a causa de que se ven obligados por la divisa reserva mundial, el dólar, no ofrece alternativas viables, ni siquiera la del franco suizo. Quizás una alternativa decente podría ser la corona noruega. El resto de las monedas no están protegidas porque ningún país puede permitirse el lujo de dejar subir su divisa con respecto al euro o al dólar porque su economía no sería competitiva y se vendría abajo inmediatamente. Los ciudadanos podrían comprar cualquier otra moneda pero antes de que se declarara la imposición de control de capitales, una vez impuestos los controles sería demasiado tarde y nefasto. En cuanto a cambiar euros metálicos por otras divisas metálicas, las existencias físicas de tales monedas alternativas se terminarían en cuestión de pocas horas.

Conclusión

Dadas las diferencias de magnitud económica e importancia dentro de la jerarquía del poder en la eurozona, no es fácil que lo que ocurrió en Chipre ocurra también en España, sin embargo, no está fuera del límite de posibilidades. Para muestra basta un botón, o sea, las quitas en España a accionistas preferentes y demás. Sin embargo, lo de Chipre sienta un precedente peligrosísimo para el ahorrador. Si el estado, cualquier estado, necesita el dinero lo sacará de donde pueda, de donde lo haya. Por otra parte, las posibilidades remotas de que en España ocurra lo que ocurrió en Chipre no quitan que haya quitas indirectas. No sé exactamente el método de quitas que utilizarán para restar ahorros a los ahorradores, lo que sí puedo decir es que nos quitarán buena parte de ellos. Pero lo más probable es que las quitas lleguen de manera indirecta y de la mano de la inflación. Crear inflación facilita quitas camufladas que, en mi opinión, se avecinan inexorablemente. La carestía de la vida implica la disminución del poder adquisitivo del ciudadano y roba al ahorrador el valor legítimo de sus ahorros de manera lenta, metódica y casi invisible. Por eso la inflación es la forma más fácil y eficaz de los políticos para también, metódicamente a través del tiempo, disminuir la deuda soberana mientras a la vez sufren consecuencias políticas mínimas. Consiguientemente, la inflación será el único callejón con salida que salve a Europa y los puestos de trabajo de sus políticos y sus burócratas.

Como queda expresado en la conclusión, la respuesta para la penúltima pregunta es que la inflación forzará las subidas de los intereses variables hasta la imposibilidad de pago de muchos hipotecados; lo cual conllevará otro descenso importante en los activos inmobiliarios residenciales. Aunque, también hay que mencionar que después de la bajada inicial, la propia inflación se encargará de reflotar los precios tanto de la inmobiliaria como de los mercados de valores que también sufrirán caídas importantes. Ni que decir tiene que el reflote de los precios se verá reflejada en términos nominales, no en términos reales, sobretodo en cuanto se refiere a los mercados de valores/bolsas.

¿Tienes Oro?