El oro podría subir $1,000 por sorpresa

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

20 de junio 2013

La opinión de John Hathaway (ver traducción debajo) coincide con mi premisa expresada a través del tiempo pero concretamente con el séptimo párrafo del comentario de la semana pasada, excepto lo de la subida fulminante de $1000 http://www.mercadosyburbujas.com/archives/1783.

Con el oro y la plata bajo constante ataque de los medios de comunicación, John Hathaway nos advierte que estamos en un momento en que los inversores globales podrían ser pillados por sorpresa si el oro reajustara al alza de sopetón, lo cual situaría al metal amarillo en máximos históricos. Hathaway (Tocqueville Asset Management) también indicó que el mundo se acerca rápidamente a la pérdida de confianza en los bancos centrales y que causará gran convulsión en los mercados de divisas de papel. En lo que respecta al oro, Hathaway es un clarividente respetado en el mundo, su fondo obtuvo la codiciada clasificación de 5 estrellas.

De hecho, hoy miércoles, después de las declaraciones de prensa de Bernanke, los intereses de los bonos se dispararon (en términos de porcentajes de subida) de forma desordenada; tanto el 2, 5, 15, 20 y 30 años, pero sobre todo el 10 años que es el índice-bono más seguido. El 10 años, desde el 2,16% del cierre anterior, cerró al 2,36%; si alcanzara relativamente rápido el 2,40% o 2,50% ocasionaría verdaderos dolores de cabeza para los amontonados y apalancados en bonos del tesoro estadounidense, sobre todo a las instituciones financieras que operan con el dinero fácil de la Fed. con apalancamiento mínimo del 900%. Ya sabéis, porque lo he explicado muchas veces, que la subida de intereses es equivalente a la caída del valor del bono en el mercado secundario, y si respetan las reglas de marcar la hoja de balance a precio de mercado, es posible que un futuro stress test pudiera ser comprometido. Sea cual sea el caso, suban los interese a donde suban, lo lógico es que en algún punto corrija y alivie un tanto a los nuevos afligidos. Sin embargo, al igual que hicieron los mercados de valores del Japón, hace aproximadamente tres semanas, los bonos de la mayor economía del mundo, que también controla la moneda reserva del planeta, nos han dado la primera campanada de aviso. Aunque también es verdad que el proceso de la subida de los bonos es un proceso más paulatino, no deja de ser dramático. Es un aviso muy serio y hemos de tenerlo en cuenta como tal, para muestra sobra un botón y ya vimos los estragos que causaron las subidas de los intereses de las deudas soberanas periféricas del euro.

En algunas preguntas que tengo pendientes para contestar explicaré las declaraciones de Bernanke y la ridícula respuesta de los mercados, o sea, las caídas que, al menos en el contexto de las declaraciones de la Fed., no tienen ningún sentido ni lógica. En cuanto a la reacción del oro, otro tanto de lo mismo, lo cual nos indica que son los mismos inversores, los que afirman la existencia de Alicia en el país de las maravillas y los que han causado la caída del oro durante los últimos casi-dos años. Por lo tanto, la premisa de Hathaway en la traducción del texto que sigue, es ahora incluso más relevante y no me extrañaría que el proceso de derretimiento invertido del oro comenzara incluso antes de lo que el gurú prevé. Lo que sí está claro es que si los intereses suben porque la economía de USA está “mejorando,” y como tal crearía presiones inflacionarias y los mercados bajan, el mismo factor debería presionar el oro al alza. Lo que también está claro es que si los intereses de la deuda se disparan, Bernanke se verá forzado a imprimir más masa monetaria para aliviar las presiones fiscales que conllevaría utilizar más recursos del presupuesto para el servicio de la deuda, lo cual también es alcista para el oro. También está más que claro que si los mercados de valores se desploman, Bernanke tendrá que salir a su rescate, puesto que la levitación artificial de los mercados financieros formaba y forma parte de la estrategia del jefe de la Fed., para infundir la confianza necesaria que mejore la economía.

¿Entendéis ahora porque vengo avisando desde hace años que los bancos centrales, bajo cualquier escenario posible están atrapados en un callejón sin salida y que piensen lo que piensen o digan lo que digan los analistas, los premios nobel de cháchara, los comentaristas políticos y económicos, la prensa económica, la televisión, la radio o quien quiera que lo diga, solamente existe una salida de este laberinto que han construido sin planos, quitas masivas, bancarrotas o inflación? Que como también he dicho muchas veces, la inflación es una quita camuflada, deteriora el amor propio de la sociedad, la empobrece, devalúa la moneda y devasta el poder adquisitivo y el nivel de vida de los ciudadanos. El tiempo será testigo. La palabra de moda, en cuanto se refiere a la especulación de los posibles movimientos de la Fed., es “drenaje.” Señores: una cosa es drenar un mar de liquidez y otra muy diferente es escasamente cerrar el grifo de la liquidez que alimenta a dicho mar. Si darle un cuarto de vuelta al grifo me parece un imposible, imaginad lo que opino acerca del drenaje del mar.

Sin más, os traduzco el texto siguiente que saqué de una entrevista con el visionario inversor institucional.

Hathaway: «Mi enfoque ahora está en la progresión de algunos mercados. Japón, obviamente, está generando titulares, pero el mercado de valores de EE.UU. también parece estar dando barruntos iníciales de una corrección importante.

La contrariedad más importante de esta corrección del oro ha sido causada por la actitud de los inversores que piensan: ‘¿Quién lo necesita si estamos ganando dinero en bolsa a tutiplén?’ Pero creo que ahora estamos al final de esa fase. Así que ahora estoy observando con la expectativa de que estamos muy cerca de correcciones sustanciales de los activos que han competido con el oro….

Si mi tesis está en lo cierto, creo que vamos a ver al oro ardiendo por despegar en el segundo semestre de este año, si no antes. El panorama general es que estamos en un momento en que todos piensan que la relajación cuantitativa es una tómbola de luz y de color benigna y que la Fed. y otros bancos centrales podrán manipularlo a la perfección. La idea de moda, la que más se escucha en los medios de comunicación, la reducción paulatina de las inyecciones de liquidez de Bernanke me hace reír porque lo único que significa es que el incremento o crecimiento de liquidez se ralentizaría un poco, lo cual creo que también es un mito.

Pero creo firmemente que estamos llegando al punto en el que la noción de que los bancos centrales tienen todo bajo control, que las economías del mundo están en vías de recuperación, y que los mercados de bonos van a tolerar de manera optimista la retirada de la liquidez, creo que todo esto va a ser severamente disputado sobre la marcha del segundo semestre de este año. Es mi parecer que la disputa mencionada resultará en la pérdida de confianza en las políticas que han estado en vigor desde la crisis crediticia de 2008.

Como resultado final, esto conducirá a la pérdida de confianza en la Fed., y se traducirá en la pérdida de confianza en la moneda papel. No creo que ocurra lentamente, mi creencia es que sucederá mucho más rápido de lo que los inversores imaginan”.

Hathaway también añadió: «La presente corrección del oro/palta podría durar todavía un poco más tiempo porque la oferta del metal por parte de quienes todavía quieren salirse es evidente, esta es mi hipótesis. Supongo que los que estamos comprometidos con esta visión y estrategia debemos estar preparados para el tira y afloja que se avecina.

Sin embargo, por otra parte, si como digo arriba, se invierte la gravedad del oro y levita de repente, no nos van a pillar desprevenidos. Es por eso que cuando leo los análisis técnicos creo firmemente que tomar decisiones de inversión basadas en las gráficas es un gran error. Tratar de predecir el futuro basándose en las trayectorias del pasado en una gráfica, cuando en un caso como este se trata de un evento «transformativo» en los mercados de capitales, es casi inherentemente impredecible y para mí significa que el análisis técnico no es realmente la mejor manera de verlo.

Lo mejor es enfocarse en los macro problemas globales y pensar profundamente acerca de si la enorme liquidez que se ha colocado en el sistema está en él de manera permanente o si los banqueros centrales realmente  pueden comenzar a retirarla. Mi respuesta es un no firme cuando se trata de su capacidad para salir del QE (relajación cuantitativa) ilesos. De hecho, me pregunto si siquiera es posible salir.

Pero en este momento los mercados no lo ven de la misma manera. Al parecer, los mercados tienen en sí mismos demasiada confianza, esperanza, ilusiones, y un montón de gente comulga con piedra de molino. Cuando la verbena se acabe, la mayoría se quedarán fuera del oro. En este punto, muchos inversores en oro están muy cansados del dolor que esta larga corrección está produciendo, pero la idea de que alguien puede esperar hasta el momento justo en el que los mercados perciban que estas políticas monetarias están en bancarrota y sin esperanza, creo que es funesto y que nadie puede predecirlo.

Para finalizar, mi alegato es que a pesar del dolor, los inversores deben estar posicionados con el fin de captar el reajuste del precio del oro, que pudiera ser muy, muy pronto. Y no estoy hablando de un alza de $100, estoy hablando de $1,000.
Inicié el fondo (TGLDX) de oro cuando el oro estaba considerado como un activo de broma. Desde entonces, esta corrección ha manifestado el sentimiento, hacia el oro, más negativo que he visto desde que inicié el fondo en 1998.

Aquel (el prolongado negativismo de 1998) fue básicamente el comienzo del mercado alcista del oro. Así que desde el punto de vista contrario, la configuración es perfecta para el inicio de un gran tramo al alza que llevará al oro y a la plata a máximos históricos.”

¿Tienes Oro?