Preguntas y Respuestas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

8 de octubre 2013

Cabría preguntarse si estamos en un periodo similar al acontecido entre 1993 y 2006 donde el oro se mantuvo en un rango entre 275 y 400 dólares. Haciendo un símil podría ocurrir algo parecido entre 2011 y 2025. Mientras tanto los inversores en oro habrán perdido 13 años inmovilizando su dinero sin aprovechar las subidas en renta variable o renta fija. Creo que la clave de todo está en diversificar y no tener una cartera 100% inmersa en el sector oro, como está demostrando la trayectoria estos 2 últimos años. No es con ánimo de criticar pero hay que aceptar los errores cuando se cometen y rectificar en el camino o mantenerse esperando 11 años más a que el mercado nos dé la razón.

 

Por supuesto que cabría preguntarte. No solamente cabe sino que es absolutamente necesario.

En cuanto al periodo de 1993 – 2006, los fundamentales económicos globales, pero sobre todo los de los Estados Unidos (recordando que el dólar es la moneda reserva mundial) eran totalmente diferentes: crecimiento económico, déficit fiscal, deuda, réditos de renta fija etc. Recuerda que si trazas una gráfica que retroceda en el tiempo varias décadas, siempre puedes elegir los dos puntos que más te convengan para reforzar cualquier tesis que desees enfatizar, tanto alcista como bajista. De momento solo han pasado dos años bajistas, lo cual no es raro dentro de una tendencia de larga duración alcista; lo cual, a su vez no quiere decir que no sea frustrante.

Nuestra Cartera no está diversificada dentro del entendimiento convencional de diversificación. Si lees todo lo que he escrito, siempre he abogado y abogo por la diversificación y he instado a los lectores a invertir en metales preciosos la parte proporcional de sus carteras que no les reste ni tranquilidad ni sueño si las cosas salen mal. Dicho esto, Nuestra Cartera es una copia exacta de mi cartera personal y está sobre-pesada en metales preciosos y derivados porque esa es mi convicción y es lo que funciona para mi estilo de inversión personal. Lo cual no significa que sea necesariamente lo mismo para todos puesto que a la hora de invertir entran en juego muchos factores; edad, tolerancia de riesgo y muchísimos más
Estoy de acuerdo que cuando se comete un error hay que reconocerlo (entre antes mejor) y rectificar. En lo que no estoy de acuerdo es que asumes –primero, que aquí se ha cometido un error permanente –segundo, que tenemos que esperar 11 años para que el mercado nos dé la razón.

No hay nadie que no se equivoque y soy el primero en admitir un error cuando me equivoco. Lee el artículo de esta semana y el de “Meas culpas” http://www.mercadosyburbujas.com/archives/1829 para verificarlo. Este tipo de preguntas y acusaciones, aunque respetuosa, me recuerdan muchísimo a las que se hacían en el año 1999 y principios del 2000 a los que apostábamos en contra de los mercados de valores de entonces, todo cambió en la primavera del 2000.

Saludos

 

La grafica se podría ampliar desde 1982 hasta 2006 y hablaríamos incluso de 24 años de espera.

http://i0.wp.com/crisisactual.com/wp-content/uploads/2013/03/WGC-Gold-price-1.jpg

 

Por favor, hagamos preguntas serias porque este tipo de preguntas invalidan todo lo que he escrito en los últimos tres años y el porqué. No existe ni un solo punto de comparación entre las circunstancias económicas de 1982 y las del presente. En 1980 entro un jefe de la Fed., llamado Paul Volker. Paul Volker, bajo el mandato de un presidente pragmático, fue un tipo con dos cataplines que se enfrentó al estatus quo de aquella época e hizo lo necesario para remediar los muchos males que desintegraban el nivel de vida y la sociedad de aquellos tiempos. Un tipo que con sus acciones, que en principio causaron una crisis profunda y prolongada, encauzó a los Estados Unidos y al mundo hacia tres décadas de crecimiento y bienestar sin precedentes. Como contraste, tanto los actores presentes como los hechos de estos y los fundamentales económicos, se encuentran en las antípodas del 1982, de toda la década de los 80s y de la de los 90s. No tardando lo comprobarás y lo entenderás, espero que no sea demasiado tarde. Mientras tanto….

¿Tienes Oro?

Saludos

_____________________________________________________________________________________

Hola Toli,

Aquí te dejo un gráfico comentado por un gran analista, Agustín López Selfa. También espera el rebote y basándose en la teoría de ondas de Elliott es posible que sea de aúpa.

Enlace: http://radarmarket.com/blog/entry/un-repaso-al-oro-1.html

Yo creo que las únicas pérdidas que tenemos ahora mismo es el “coste de oportunidad”. Seguro que estamos errados en el timing, pero no en los fundamentos.

He aprovechado esta caída para adquirir oro físico en forma de monedas de una onza, cosa que creo que deberían aprovechar los que puedan y quieran invertir en oro.

Ahora la pregunta: Qué porcentaje del total de la cartera de mercados y burbujas -la mía es una réplica casi exacta, no en los importes sino en los porcentajes- crees que sería conveniente tener en metal físico??

Otra pregunta más de regalo: Qué te parece adquirir CEF (Central Fund Canada) ahora que está con un descuento del -6,6%??

Bueno… yo creo que ya sólo nos quedan unos pocos meses de sufrimiento.  :)

Saludos a todos desde el Levante español.

Un abrazo.

 

Gracias por la gráfica. Confieso que lo de las ondas Elliott me suena un poco a chino porque no creo mucho en ellas. Hace cinco años o así leí un libro de Robert Prechter (entonces, quizás ahora también, presidente de la asociación Elliott) donde predecía el futuro de los mercados después de la crisis. En el libro explicaba los diferentes tipos de ondas con tiempos aproximados que apuntaban a una catástrofe financiera inminente y una caída atorrante de los mercados, creo recordar que para el 2009 vaticinaba el S&P a 49, sí 49 puntos. Lo que R. Prechter no anticipaba, ni las ondas de Elliott tampoco, es que las imprentas son más poderosas que todo, hasta el mágico e imprevisto día que dejen de serlo. Aunque todavía podría ocurrir, cinco años en el error me parecen demasiados, mientras tanto el S&P se ha multiplicado por 3. El caso es que coincido con las predicciones del grafista de tu enlace pero, como sabes, por diferentes razones.

Los fundamentales son sólidos y la esencia de mi tesis verá la luz, de eso no me cabe ni una micra de duda. Es duro ver los números rojos tan elevados pero desde mi punto de vista, y estando de acuerdo contigo en lo del timing, quizás, siendo un daytrader muy bueno podría haber salvado la cartera de esas bajas tan significativas. Me pueden acusar de todo menos de daytrader, odio los movimientos a corto plazo. Claro que para tomar posiciones a largo plazo (con convicción) hay que tener un par de cataplines para aguantar las mareas y los vaivenes, tanto al alza como a la baja. Por otra parte, el 99,9% de los daytraders terminan en la ruina más bien pronto que tarde.

Es uno de los mejores momentos para acumular oro/plata físico/a, aunque, quizás, pudiera bajar más, entrar en el punto más bajo es casi imposible.

Bueno, como ya sabes, este es un tema complejo porque cada persona es un mundo y no existen dos circunstancias iguales. No te puedo decir el porcentaje que deberías tener pero si te puedo decir el que yo tengo: 9% en monedas y lingotes de 1 onza, entre las que se incluyen 3 onzas en monedas de 1/10 de onza para tener calderilla en caso de emergencia extrema pero improbable, y 1% en monedas de plata pura de 1 onza. No solamente creo que es necesario tener oro y plata físico/a sino que en mi opinión es absolutamente esencial e indispensable.

Con un descuento del 6,6% sobre el valor en reservas, CEF (Central Fund Canada), es un chollo. Pero por si las moscas y si fuera factible, dependiendo de la cantidad total que quieras o puedas asignar a este fondo, me lo repartiría entre CEF y PHYS, este último me gusta tanto o más que el primero y casi seguro que también se está negociando con descuento, míratelo.

Quizás el relevo de Bernanke, a principios de enero, por Janet Yellen, sea el combustible que propulse al oro a donde debería de estar.

Saludos para Levante, para toda España y para todos los hispanoparlantes doquier, todo llega y todo pasa, ni gobierno que perdure ni mal que cien años dure.

Un abrazo