Comprendiendo y comparando la inexorabilidad de los ciclos

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

2 de diciembre 2013

Vuelvo a comentarte que durante 20 años a finales del siglo pasado el oro bajo fuertemente en ese periodo cuando el dólar estuvo desvinculado del dólar.

¿Cuántos QE se hicieron sin ser de dominio público?

¿Y si el periodo de espera hasta que estalle la burbuja de bonos tiene una duración similar a la comentada?

Quiere esto decir que aún queda muchos años donde el oro sería una mala inversión.

 

Durante las dos últimas décadas del siglo pasado y la primera década del presente, los bonos partieron desde intereses del 20% y fueron disminuyendo durante 33 años, hasta el 1,33% en junio del 2013. Dado que los bonos a 10 años, desde el 1,33% de los bajos de junio, han subido un 100%, esto significa que el ciclo ha comenzado a dar la vuelta. Las ramificaciones del ciclo opuesto al de los últimos 33 años ya las he explicado muchísimas veces y considero que no es necesario que lo vuelva a explicar. Como puedes observar no existe ninguna similitud entre aquel ciclo y este sino todo lo contrario. Imagino que cuando dices que el dólar estaba desvinculado del dólar te refieres a que estaba desvinculado del oro. Lo cual, como todavía está desvinculado no cambia nada porque durante la segunda mitad de la década de los setentas también estaba desvinculado y entró en burbuja.

El QE que hicieron en los setentas ni siquiera es cuantificable comparado con el actual.

El periodo de espera para que estalle la burbuja del bono no lo sé, pero te puedo decir que me sorprendería si tardara en estallar más de dos años, entre otras cosas por las implicaciones económicas y financieras que conllevaría un interés de tan solo el 5% en estos momentos cruciales para la economía mundial. Ya vimos lo que pasó en Europa en el 2011 cuando la deuda griega alcanzó intereses del 65%. Aquello solamente fue un ensayo comparado con lo que nos viene encima. También te digo que dudo que en USA lleguen hasta la salvajada del 65%. Sin embargo, no es necesario que lleguen ni siquiera hasta el 20% para causar estragos globales. Creo que primero viviremos los estragos en Japón y después en USA. En la gráfica de abajo puedes ver la burbuja del bono en 1945 y de nuevo en el 2013. También puedes ver como desde la cima de 1945, la inflación de la época fue desinflando la burbuja hasta conseguir desinflarla totalmente en 1980. Aquel fue un proceso de 35 años, 35 años fatales para todos los activos de papel, incluyendo el dólar, los bonos y los mercados de valores.

Con la gran diferencia que durante la mayoría de aquel ciclo bajista para los bonos (observar que los puntos altos de la gráfica son los bajos de los bonos y viceversa), las monedas de papel del mundo, sobre todo el dólar, estaba vinculado a la cantidad de oro en posesión de los bancos centrales. Entonces, cuando en 1974 el presidente Nixon rompió todos los lazos del dólar con el oro y cerró la ventanilla de intercambio de dólares por oro, el des-inflamiento de los bonos pasó a ser fulminantemente vertical (hacia arriba). De lo cual se podría deducir que ahora que el dólar, o cualquier otra moneda, no está vinculado al oro, la pérdida de confianza pudiera ser igual o más fulminante que en la segunda mitad de los 70s. Con lo cual, la trayectoria del ciclo bajista de los bonos no mantendría una duración parecida al del ciclo bajista anterior, el proceso actual será pues mucho más comprimido y consecuentemente muchísimo más violento que aquel proceso gemelo al actual que comenzó en 1945.

Espero que mis explicaciones y la gráfica aclaren tus dudas y las de tantísimos que no comprenden la gravedad económico-social de los tiempos en que nos encontramos. La gran caída de los mercados de valores, quizás la mayor de su historia, es de una seguridad infalible. La gráfica del S&P, Dow Jones y Nasdaq (ver debajo la del S&P) desde 1980 hasta el presente parece indicar que la burbuja de los mercados de valores ha comenzado. Lo que no se es cuanto subirán o si terminaran en burbuja o no, pero la caída es relativamente inminente puesto que no es necesario que los mercados de valores entren en burbuja para que se desplomen, la explosión de la burbuja del bono se encargará de ello. Vuelvo a repetir que los mercados de valores demuestran todos los síntomas, los cuales, son muchos para explicar ahora, indican que la burbuja de estos activos está a punto del aceleramiento en la recta final. Si así fuera, la ruptura de la burbuja de los mercados de valores podría retrasar un tanto (no mucho) la ruptura de la burbuja de los mercados del bono. De cualquier manera, ambos mercados se vendrán abajo y arrastrarán con ellos las economías mundiales y sus sistemas financieros. La Fed. está jugando con fuego.

¿Tienes Oro?

Gráfica de bonos


Gráfica de S&P