El asedio de los mercados

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

27 de mayo 2014

Desde últimos del 2012, cuando comenzó a preverse el comienzo del QE infinito, todos los mercados están asediados por las acciones de los bancos centrales de los países occidentales. Dicho asedio todavía podría durar algún tiempo pero tarde o temprano los propios mercados terminarán rompiendo el cerco, se liberarán a sí mismos y volverán a actuar con la libertad que los fundamentales de sus propios componentes han exigido siempre y exigirán en un futuro no distante.

En el 2014, con los recortes de compras de activos basura de la Reserva Federal, las subidas se han estancado y los índices se negocian dentro de unos parámetros ajustados y horizontales. Lo cual es una pista que nos indica que a medida que los recortes sigan su curso al ritmo de 85 mil millones de dólares mensuales, los mercados progresivamente seguirán enseñándoles los dientes a los gobernadores de los bancos centrales. En algún momento, no muy distante, de esta guerra fría a la que se están enfrentando, uno de los contendientes se achicará y dará paso a la victoria del otro.

Quiero enfatizar que, gane quien gane la batalla psicológica, al final ninguno de los pugnantes ganará la guerra. La guerra la ganarán los activos pesados y los metales preciosos. Hasta entonces impera la paciencia y la sabiduría histórica que nos enseña que los fundamentales y el sentido común, tarde o temprano, termina imponiéndose a las quimeras y fantasías de los que intentan vendernos ideologías comparables a los crece pelos históricos, cual única motivación era la de vaciarnos los bolsillos.

Mientras tanto –como dice el dicho sajón- es como pintar una pared  y quedarnos mirándola para ver cómo se seca, o sea, aburrido. En conclusión, de momento no está pasando nada, ni para arriba ni para abajo. Tampoco hay mucho que decir ni escribir porque la gran mayoría de lo que hay que decir está dicho y de lo que hay que escribir está escrito. Lo único que nos queda es esperar y ver quién gana.

Pero, por si gana el que va a ganar…..

¿Tienes Oro?