Oro: Cabeza y hombros a la vista

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

26 de junio 2014

Apriétense los cinturones que vamos a despegar. Bueno, en realidad el despegue comenzó en enero seguido del proceso habitual de desaceleración y corrección. Ahora estamos de nuevo en proceso de aceleración cual también será seguido de otra corrección. Pienso que el oro regresará a visitar los $1280, durante los próximos días/semanas, antes de comenzar el tercer despegue, es posible que ya haya comenzado la corrección. Lo importante a resaltar es que la mayoría de los indicadores apuntan que el oso, después de tres años durísimos, está dando los últimos suspiros y cediendo paso a la recuperación del toro, o sea, al mercado de larga duración alcista del oro; cual a su vez acarreará con sí al resto del complejo de los metales preciosos.

Como os decía hace varias semanas/meses, la formación, “cabeza y hombros invertida” comenzaba a vislumbrarse (quien quiera leer lo que dije, puede meter cabeza y hombros en el buscador de Mercados y Burbujas). Para lo cual, el precio del oro necesitaba bajar hasta tocar los $1240 por onza. Dado el pesimismo de la gran mayoría de los analistas, brókeres y otros parlanchines de Wall Street que hablan sin respirar, en aquel tiempo preveía que las posibilidades de que el precio del oro bajara hasta buscar los $1240 eran bastante aceptables. Ahora, para que la famosa y lucrativa formación reversa llegue a tener potencial de éxito, el metal precioso debería subir hasta $1400, mantenerse y cerrar por encima de los $1400, lo cual podría tardar unos días, semanas o un par de meses. Dado el comportamiento actual del precio del oro, preveo que las posibilidades de que próximamente cierre por encima de los $1400 son bastante razonables. El pasado viernes, alguien, algún pez gordo, colocó una orden de futuros de oro por valor de 500 millones de dólares. El cambio de la tendencia se siente, se mastica, se huele y se ve venir por todas las avenidas. La inflación comienza a palparse cada vez más acentuada y comienza a hacer mella en la psicología colectiva global.

Una vez que dicha formación se complete, si se completa correctamente, mis expectativas son que el oro vuelva a retomar la tendencia alcista violentamente. Puesto que “violentamente” es un término indeterminado y cada quien puede interpretarlo de diferentes maneras y grados, mis expectaciones son que para finales del 2015- después de dares y tomares, el precio de la onza alcanzaría un mínimo de $2250. ¿Cuánto subirá el oro en el año 2016 y quizás incluso en el 2017? Todavía falta mucho para llegar a aquella coyuntura, de momento, especular acerca de lo que ocurrirá en aquellas fechas es un ejercicio fútil e irrelevante para el presente. Entonces, si extrapolamos que durante el próximo año y medio el precio del oro subiría aproximadamente $1000, ¿qué precio alcanzaría la plata? Dado que la plata comenzó a corregir seis meses antes que el oro y que la corrección fue mucho más violenta y profunda que la del metal amarillo, preveo que la plata triplique el precio desde los niveles actuales  -$21 aproximadamente.

Ahora las mineras: si calculamos que el flujo de capital de las mineras (productoras) en la actualidad es escasamente positivo, e incluso en algunos casos negativo porque los costes de producción están muy cercanos al precio actual del metal, estipulando que el precio del oro estará $1000 dólares por encima del actual, significa que el flujo de capital de las mineras se multiplicará por decenas en algunos casos y por cientos en otros. Entonces, los analistas que utilizan el flujo de capital de una empresa como baremo para calcular su capitalización en el mercado y deducir el precio de las acciones, deben ajustar las valuaciones a presente y a futuro correspondientemente. Para extrapolar las potenciales valuaciones de los analistas que utilizan el baremo de beneficios netos y crecimiento a futuro de los beneficios, debemos de tener en cuenta que los $1000 dólares que estimo que el oro tendrá en demasía con respecto a los precios de ahora serán casi todos beneficios netos después de descontar las potenciales subidas del combustible, royalties y aumentos de algunos salarios. Si descontamos el 35% de los gastos adicionales que he citado, nos quedarían aproximadamente $650 de beneficios netos por encima de los beneficios presentes. Beneficios presentes que he dejado establecido que actualmente no son muchos en algunas mineras e incluso negativos en otras. Dadas las valuaciones depresivas actuales de la grandísima mayoría de las mineras, no me sorprendería que en la mayoría de los casos los precios actuales de las mineras se multiplicaran por tres o por cuatro, juniors/menores mucho más. También es verdad que las menores tardarán un poco más en repuntar que las mayores. En cuanto a las mineras de plata, después de mis previsiones que explico arriba para el precio de la plata, me reservo la opinión, cada quien que saque sus propias conclusiones porque no quiero dar la impresión de exagerado.

En lo que respecta a Nuestra Cartera, podéis observar que ya está bien adentrada en la recuperación del oso (de las perdidas) del 2013 que para nuestra desdicha se ensañó con ella hasta saciarse. Preveo que para finales del actual año Nuestra Cartera recupere todas las pérdidas del 2013 e incluso nos sorprenda con algunas ganancias modestas (respecto al 2013).

Supongo que habéis notado que últimamente estoy escribiendo menos a menudo. La razón es que mi vida, en estos momentos está pasando por una coyuntura complicadita. La complicación no tiene nada que ver con las inversiones ni con pérdidas o ganancias, sino que debido a reajustes personales, familiares y otros cambios que he experimentado durante el último año y que sigo experimentando, el tiempo, en mi mundo actual brilla por su ausencia. Sin embargo, el tiempo para lo más importante (Nuestra Cartera), o sea, el motivo principal de la existencia de este blog, lo sigo teniendo y manteniendo rigurosamente. El tiempo de lectura e investigación en todo lo que se refiere o afecte a Nuestra Cartera no ha sido ni será alterado en absoluto, de lo cual podéis estar seguros. No tardando os daréis cuenta que las compañías que forman Nuestra Cartera son de calidad y potencial impecable.

¿Tienes Oro? ¿Tienes Minas de Oro?

Si no, cuando el oro regrese a tocar los $1280 y la plata baje un pelín por debajo de los $20 (alrededor de 19,90) podría ser una de las mejores oportunidades de la historia para meterse, sin avaricia, en un activo que demostrará ser fructífero sin precedentes.