Creación de masa monetaria masiva = nueva panacea

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

22 de septiembre 2014

La semana pasada, El Financial Times publicó una editorial donde explicaba: “Con la Fed. liderando el resto de los bancos centrales, los inversores navegan con calma un océano difícil. Los inversores ampliamente confían que la reserva federal y el resto de los bancos centrales harán todo lo necesario para mantener las economías a flote y los mercados financieros robustos. La explicación más común es que después de cinco años de recuperación económica, los gestores de los fondos de inversión y otras instituciones han dependido de que la Fed. y el resto de los bancos centrales hayan mantenido y mantengan el entorno financiero y consecuentemente los mercados de valores en condiciones favorables.”

Este tipo de editoriales en El Financial Times, New York Times, Wall Street Journal y otras publicaciones prominentes, demuestran la ignorancia tanto de la prensa económica como de la gran mayoría de inversores con memorias miopes que confían en la Fed. y no recuerdan las dos burbujas consecutivas causadas por la misma Fed., ni el daño que dichas burbujas causaron a la sociedad y a los mercados financieros. Pero, por supuesto, los inversores piensan que esta vez es diferente o no recuerdan.

Mientras los inversores y la sociedad mantengan la confianza en la Fed., tanto los mercados de valores como los de los bonos seguirán levitando impunemente. Bajo este nuevo “paradigma/panacea” nadie cree que necesita la protección del oro, por eso en Estados Unidos hay tan poco interés en el oro. Sin embargo, tal confianza en la Fed. niega a los mercados de valores y bonos su verdadero papel de repartidores de capital a personas y empresas sanas, y los convierte en mecanismos de mal-distribución de capital pero, sobre todo, de mal-inversión. Esta nueva era activista de la Fed., que comenzó en 1995 bajo el capo di capi Greenspan, se ha transformado en la vehemencia presente que vivimos; en la que los bancos centrales rutinariamente monetizan los déficits presupuestarios masivos de los gobiernos y mantienen los mercados financieros amarrados a grandes boyas para que no se hundan en los abismos.

Y digo yo, si La creación de nueva masa monetaria es tal panacea, ¿por qué no crean masa monetaria infinita para que las economías se recuperen infinitamente y no a trancas y barrancas? En fin, cada día que pasa deja más claro que esto va a terminar en un desastre épico, de la misma manera que han terminado todos los experimentos históricos de los bancos centrales, pero mucho peor que el del 2008 cuando el mundo entero casi se fue a bancarrota. La diferencia es que en este experimento moderno, dado el tamaño del mismo, el inversor informado, experimentado y disciplinado ha de tener más paciencia y esperar la oportunidad de capitalizar el regreso del sentido común, o sea, hasta que la sociedad y los inversores decidan que 2+2 vuelvan a ser 4 en vez de la suma que ahora se creen.

El párrafo de arriba demuestra que el comportamiento inexplicable y la falta de sentido común puedan durar tanto como han durado, pero cuando el ciclo da la vuelta lo hace de sopetón y lo que ayer parecía inverosímil hoy se convierte en posible y mañana en inevitable.

Mientras tanto el oro demuestra una debilidad increíble, y hasta parece mentira que Nuestra Cartera después de haber estado la mayoría del 2014 por encima del 20% y de haber alcanzado más del 40% en más de una ocasión, se mantenga por debajo del 20%. Si las cosas siguen así, es posible que antes de que termine la presente corrección, Nuestra Cartera podría perder otro 10% adicional. No creo que llegue a los números rojos pero es posible. También es posible que dado que el oro está tan sobrevendido, cuando termine la presente corrección reaccione al alza con violencia. Confío que el 2014 será buen año para Nuestra Cartera pero quizás no sea tan bueno como esperaba a principios de año, cuando prometí que si Nuestra Cartera no recuperaba todas las pérdidas del 2013 (lo cual equivale a una subida del 100% en el 2014) cerraba el blog. Veremos, pero sea cual sea el caso, mi cartera personal sigue y seguirá siendo idéntica a la de Mercados y Burbujas, ajustada a mi convicción de que se avecina un desastre financiero que arrodillará al mundo y obligará un reasentamiento económico global.

Mientras tanto los mercados de valores comienzan a dar señales de que un crack/crash financiero, por circunstancias que no voy a explicar a fondo en este comentario, es más que posible en el ambiente actual. No sé si pudiera ocurrir la próxima semana, el mes que viene o el año que viene, pero de la manera que los mercados han castigado y subyugado a los cortos, cuando a algún fondo grande le entre la desconfianza y decida vender y el resto de las instituciones decidan que maricón el ultimo, no va a haber nadie comprando por debajo (puesto que los cortos se han quemado muchas veces). Cuando esto ocurre el mercado se convierte en un precipicio sin suelo, o sea, un crash financiero. Mi intención no es predecir un crash, simplemente aviso de que podría ocurrir. Lo que sí es cierto es que este ciclo de los mercados de valores tiene los días, semanas o meses contados. En cuanto al ciclo del oro le pasa otro tanto de lo mismo pero a la inversa. Consecuentemente, todavía soy optimista acerca de los resultados de Nuestra Cartera en el 2014.

¿Tienes Oro?