Preguntas y Respuestas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

9 de diciembre 2010

Si partimos del CRASH DE 1929, vemos como cada diez o quince años ha habido una burbuja de más o menos intensidad o calado, la primera pregunta que surge es:
¿no será que las burbujas forman parte del sistema? o que ¿los que mandan o mueven el sistema  corrijan los excesos cada cierto tiempo y así todos sigan en el lugar que les corresponde? Parecen gripes que fuera necesario pasar, aunque para algunos les parezcan verdaderas pulmonías.

Lo que si forma parte del sistema es la aceleración (las expansiones) y desaceleración (recesiones) de las economías puesto que son ciclos naturales y los bancos centrales tienen las herramientas necesarias para frenar la euforia y también el dolor.

Hay muchos tipos de burbujas: locales, regionales y especificas a un producto. Estas burbujas son imposibles de controlar por las autoridades económicas puesto que las herramientas a su disposición están diseñadas para el conjunto del sistema nacional. Tampoco causan daños sistémicos o sociales, solamente causan daños a pequeños sectores demográficos a causa de la avaricia o la ignorancia de estos.

El problema son las súper burbujas que abarcan grandes sectores económicos y sociales con devastadoras consecuencias. Estas, formen parte del sistema o no, son totalmente prevenibles, puesto que los actores de la política económica y monetaria tienen herramientas disponibles para prevenir su formación. Las causas de que estas burbujas se formen, hinchen y exploten son varias. En el caso de las recientes burbujas gemelas, Bernanke admitió que nunca la vio ni mucho menos reconoció. En el caso de la gran burbuja del internet y tecnología, Greenspan utilizó creencias y filosofía keynesiana, en la que se dicta que los mercados son eficientes y que estos se auto regulan para corregir los excesos creados en ellos. La filosofía de Greenspan y de todos sus discípulos, incluyendo Bernanke, era la de dejar a la burbuja crecer y también dejarla explotar; y después lidiar con sus consecuencias. Como ya sabemos, esta premisa era y sigue siendo falsa. Entonces, haciendo referencia a tu metáfora de la gripe, los bancos centrales tienen la vacuna si quieren o si saben usarla.

En cuanto a tu segunda y tercera pregunta, se podrían interpretar dentro de la categoría de las teorías conspiratorias. Ten en cuenta que la economía es muy complicada y en su totalidad impredecible por las muchas piezas, que a la vez se mueven formando parte de otras. Nadie – ni los gobiernos, ni los premios Nobel de economía, ni los bancos centrales, ni los gurús – la puede comprender en su totalidad. Aunque a través de la historia haya habido ciertos intentos por parte de reducidos focos conspiratorios. Cuando hablamos de grandes conspiraciones, digamos a nivel gubernamental, devastar la economía y la sociedad para después perder el voto y el poder (salvo que se refiera a un dictador creando su oportunidad) me parece de tontos. No creo en tales conspiraciones macroeconómicas y considero que pensar en ellas es improductivo.

Aprovecho aquí para informar que la barra de Burbujas Históricas contendrá muchas burbujas y todas muy interesantes. Aprovecharemos el periodo navideño para reforzar un poco la mencionada barra así como la de Recursos. También reforzaremos otros asuntos técnicos y tecnológicos. Para realizar estos trabajos y para dedicar tiempo a la familia, quizás necesitemos cerrar durante unos días.

Por otra parte, tengo algunas preguntas sin contestar. Las contestare lo antes posible puesto que estoy un poco agobiado de trabajo.