Con Razón el Dorado Cabalga Sobre el Toro Desde Hace Diez Años

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

9 de diciembre 2010

Con Razón el Dorado Cabalga Sobre el Toro Desde Hace Diez Años

Los mercados aparentan estar indecisos de la dirección a tomar. El volumen de negocio deja mucho que desear y las sesiones últimamente son cada día mas aburridas. A veces el aburrimiento no es malo y puede significar que los mercados se están consolidando y reposando a causa de las recientes subidas. También es posible que se mantengan a la espera de la resolución acerca de la conservación del recorte de impuestos sobre la renta, plusvalías, etc. Como ya explique el lunes, el presidente Obama llegó a un acuerdo político con la oposición mayorista,* que a cambio de la extensión del desempleo y otros estímulos,  mantendrá los descuentos durante dos años más.  A la portavoz demócrata de la cámara de representantes, Nancy Pelosi, y el líder del senado, Harry Reed, la noticia del arreglo político del presidente para llegar a un acuerdo les cayo (según reportan) como un jarro de agua fría. Estos dos compinches han dejado caer a la prensa de que no están de acuerdo y de que quieren más concesiones a favor y menos en contra. Esto ha creado incertidumbre en los mercados y ellos odian la incertidumbre, sin importar de donde proceda. En mi opinión, todo esto no es sino composturas políticas coordenadas para aparentar y hacer ver a las bases que hacen algo que en realidad no hacen. Sigo pensando que los mercados seguirán subiendo, al menos en lo que queda de año. Aprovechando estas posibles subidas, si las hay, pudiera ser buena idea comenzar a aumentar la liquidez poco a poco por si los gerentes de los fondos y otras instituciones regresan al parqué después de las vacaciones de mal humor y vestidos con traje de oso.

Por otra parte, como apuntaba ayer, según algunos gurús, un indicador importantísimo se está comportando de manera errática. Este es el bono del tesoro a diez años. El tipo de interés de este ha subido el treinta y pico por ciento en las últimas ocho sesiones, aunque, este pudiera retroceder un poco, y volver a subir con vigor. Al parecer las subidas son causa de que los inversores de bonos quieren obtener más intereses por el riesgo que conlleva la irresponsabilidad del gobierno y su déficit fiscal y presupuestario, así como la impresora electrónica de dinero del jefe de la Reserva Federal, Bernanke. Consecuentemente las consecuencias de lo mencionado podrían llevarnos por tres sendas. La primera seria inflación, la segunda la gran crisis de la financiación y la tercera ambas. La inflación realmente la conocemos los que tenemos más de cuarenta y cinco o cincuenta años, los más jóvenes no saben ni a que sabe, y es algo que sería fatal para los mercados de valores y para nuestras carteras. Una gran crisis de financiación en el país de la moneda reserva mundial y a quien en este caso nadie querría préstale dinero/comprar sus bonos, presentaría problemas descomunales para las economías mundiales y en potencia una gran depresión. Ya hemos visto que si mini países (económicamente) – como Grecia, Irlanda y Portugal – han formado tales extorsiones en los ámbitos financieros internacionales y en las bolsas del mundo, ahora imaginaros que pasaría si la gran potencia, reserva económica y monetaria mundial y también el más grande país deudor del mundo, fuera negado por los prestamistas. En esencia esta es la gran crisis de la que os vengo hablando y de la que TODOS los gurús están de acuerdo que ocurrirá. ¿Cuándo? Es imposible saberlo. De momento los inversores de bonos han reaccionado negativamente con respecto a la segunda ronda de (imprimir dinero) compra de bonos por valor de 600,000 millones de dólares por parte de la Reserva Federal, sobre todo después de los tres trillones anteriores y de los estímulos del gobierno, etc. Unos gurús hablan de que posiblemente suceda antes de cinco años, otros que en menos de dos. Más preocupante es que algunos hablan de meses, refiriéndose al 2011. Por eso es que, aunque la bolsa pudiera seguir subiendo por algún tiempo en el año 2011, considero que es mejor adoptar lo que solía decir mi padre –el último duro que lo gane otro.

En comentarios futuros escribiré acerca de la postura de los gurús con respecto al comportamiento del oro durante la gran crisis.

* Aunque la oposición no es todavía mayoría, actúa como tal, puesto que lo será en enero.