Nadando a contracorriente

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

14 de diciembre 2010

Nadando a contracorriente

Hoy los mercados volvieron a las andadas que últimamente venimos observando. Sin embargo, al observar la acción debajo de la superficie, conviene resaltar que el puñado de desbandados (cuales apunté en el comentario de anteayer) que han venido empujando la subida del Nasdaq descendieron en las últimas dos sesiones. El Nasdaq ha subido el 21,5% desde el día 1 de septiembre hasta la fecha actual. Estas subidas tan notables necesitan corregir incluso cuando la recuperación económica es real y sostenible en vez de inducida artificialmente por los operadores de las máquinas de imprimir billetes. Precisamente este fenómeno de la creación del dinero mágico convierte prácticamente en imposible analizar los mercados de manera racional, puesto que nunca se sabe donde parará el exceso de liquidez. Lo que si sabemos es que suele terminar en burbujas. Y también sabemos las consecuencias de estas.

Por otro lado, en el Intercambio de Valores de Nueva York (NYSE) también existen contracorrientes submarinas que no se prestan a buenos términos. Mientras diferentes índices de este parqué experimentan subidas por encima de los últimos dos años y se acercan a los máximos del 2007, cuando las economías eran del color y del olor de las rosas, el número de valores que en este mercado ascienden es ligeramente menor que los que descienden. Esta observación también indica que aunque las cosas aparentan estar bien por fuera, la procesión va por dentro. Aunque todo es posible, me cuesta trabajo deducir, por razones que ya he mencionado, que estas diferencias se resolverán en lo que resta del 2010. Lo que es mas fácil de concebir es que en enero del año nuevo, quizás con “ayuda” de la subida de los tipos que los inversores exigen a la refinanciación de la deuda del Tesoro Español, la crisis de financiación europea se reanude y que esta arrastre consigo a los mercados mundiales: Vivir para ver.