Vamos a Contar Mentiras Tralará

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

16 de diciembre 2010

Las bolsas siguen con las tendencias que he estado mencionando durante la mayoría del mes de diciembre. Los datos económicos de hoy fueron mejor de lo esperado y Wall Street celebró de nuevo. Es indiscutible que la economía americana muestra señales de mejoría, pero también es indiscutible que dichas mejoras no son orgánicas sino inducidas y que el coste de la inducción habrá que pagarlo tarde o temprano. Después del proceso necesario, Wall Street y el resto del mundo despertará un mal día en la UVI preguntándose unos a otros que pasó. Mientras tanto la demanda en la subasta de los bonos españoles fue mejor de lo previsto y brilló un minúsculo rayo de sol a través de la enorme y oscura nube que amenaza las bolsas mundiales. Por diminuto que fuera, fue suficiente para seguir la fiesta. El Nasdaq continua desmarcándose hacia la zona del peligro y en enero podría “sorprendernos” con fuerte corrección. Antes de tal corrección también podría “sorprender” con una última y violenta escalada; la del pringado.

Vamos a Contar Mentiras Tralará

Según la mayoría de los gobiernos, descontando alimentos básicos, energía e impuestos, prácticamente no hay inflación. En este caso no debemos de preocuparnos de que el coste de vida suba en un futuro o incluso que haya subido durante los últimos años. De la manera en que los gobiernos juzgan lo que es o deja de ser inflación, la gran mayoría de los ciudadanos no comen ni beben, ni viajan en coche, autobús, metro, tren o avión. Tampoco salen de sus casas oscuras y frías, y para mantenerse calientes utilizan mantas compradas en los tiempos del cólera, cuando no había inflación. No es que los gobiernos mientan, lo que pasa es que no dicen la verdad. Por lo visto todo el mundo sabe la verdad menos los gobiernos.

Los precios de muchos de los alimentos básicos, de los cuales se derivan la mayoría de lo que consumimos para subsistir, han doblado o casi doblado en precio (excepto por el periodo del 2008 y parte del 2009 cuando la crisis hostigaba con fuerza), durante los últimos cinco años. Harina, azúcar, coco, café, maíz, soja, leche, algodón y otros productos que se me olvidan no son sino un ejemplo de  ausencia de inflación para los gobiernos.

Si a esto añadimos las subidas experimentadas por las materias primas: petróleo, cobre, plata, platino, paladio (oro no se menciona porque no tiene importantes aplicaciones industriales) y muchos otros elementos necesarios para el progreso, no se concibe con qué cara dura nos dicen que no hay inflación y que de lo que hay que cuidarse es de la deflación

El miedo a la deflación

Los bancos centrales y los gobiernos del mundo tiemblan al escuchar la palabra deflación. Según ellos la deflación es mala por que la economía no crece, y están en lo cierto. Pero si no estuvieran tan endeudados la deflación promocionaría el ahorro y saneamiento de la economía. Hay varios sectores importantes de la economía que han experimentado constante deflación durante décadas e incluso siglos, como es el caso de los medicamentos, pero el más relevante del que ahora me acuerdo es la tecnología. Esta cada vez es más barata y mejor. Aunque el coste no sea más barato sino el mismo y al ser mejor (un producto más avanzado) quiere decir que recibimos mas por el mismo dinero –eso es deflación. No veo que es lo que tiene de malo puesto que cada vez consumimos mas tecnología a igual o menor precio;  las compañías que inventan y manufacturan estos productos son las mejores del mundo y sus empleados gozan de salarios jugosos. Por otro lado, en cuanto a los productos del campo, al ser perecederos no serian afectados por la deflación puesto que son productos cotidianos y el consumidor no puede esperar a mañana para comer porque mañana sea más barato comer.

Más bien el problema para los gobiernos es que los impuestos disminuyan y también así las arcas del tesoro, y como consecuencia disminuyendo el vicio de estos de gastar el dinero ajeno. Por eso tiemblan, porque no se podrían subir el sueldo a sí mismos, porque su poder disminuiría al no poder comprar los votos con promesas pagadas por otros, porque la deflación (no necesariamente) implica ningún crecimiento y tienen que crecer hasta que el fémur, la tibia y el peroné se desmoronen al no soportar la pesada estructura para la que no están diseñados por naturaleza. ¿Qué tiene de malo que los ahorros de ayer tengan mayor poder adquisitivo mañana y que de esta manera no haya necesidad de arriesgarlos en desconocidas aventuras?

Las materias primas

La mayoría de la inflación que las materias primas* experimentan en el mundo en los últimos años ha sido y sigue siendo causada por la mala gestión de los bancos centrales, sobre todo el de los Estados Unidos. Al ser el dólar moneda reserva mundial y al estar las monedas de los chinos, indios y otros países emergentes ligadas y apareadas a este, cuando los Estados Unidos imprimen dólares a tutiplén buscan de forma indirecta devaluarlo para elevar sus exportaciones y mejorar su economía y el desempleo. Estas acciones exportan inflación a los países emergentes que con su gran crecimiento necesitan dichas materias primas. Al estar estas divisas valoradas y negociadas alrededor del mundo en dólares, cuanto más se devalúa este mas dólares cuesta comprarlas y como los países emergentes las necesitan tienen que pagar más dólares, de esta manera la ley de la oferta y la demanda asienta los precios para todos. Ahora bien, si alguna moneda del mundo apreciara al devaluarse el dólar, este país no experimentaría inflación propiamente dicha. Pero como por el momento no existe tal moneda (fuerte ni alternativa), la inflación es general.

*Las materias primas se negocian en el Intercambio de Futuros de Chicago bajo el nombre generalizado de commodities. Estas comprenden también los alimentos básicos.

Mañana el comentario será acerca de nuestra página y de las expectativas, recursos y beneficios que el lector obtendrá de esta. También comentaré acerca del tipo de inversor que no se beneficiaria de ella. El lunes os dejaremos por lo que resta de año y regresaremos el día después de Reyes, miércoles-7-enero. Durante este tiempo tendréis acceso a la página, excepto durante algunos días que tendremos que cerrar por construcción. De momento no sabemos ni cuándo, ni cuantos días estará inaccesible. Mientras tanto Felices Fiestas para todos y MUY Prospero Año Nuevo. Aprovecho para saludar especialmente a los que me leen de mi pueblo; este está en alguna parte del mundo y también dentro de mí.

Ah!!! Se me olvidaba: el lunes, y como había prometido, como regalo de Reyes adelantado a Navidad, os dejaremos con un par de párrafos que contendrán la sabiduría de El Emperador* y su pronóstico.

*El rey de todos los gurús, escuchado, respetado y venerado por todos.