Año Nuevo Vida Nueva

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

7 de enero 2011

Año Nuevo Vida Nueva

Después de las buenas y merecidas vacaciones, volvemos a trabajar para intentar en el 2011 mejorar tanto mi cartera como la vuestra. Espero que todos hayáis pasado buenas y descansadas navidades.

Desde el último comentario en diciembre hasta el final del mes, ocurrió tal y como aquí se predijo, aunque con bajo volumen las bolsas subieron paulatinamente. Bajo volumen o no, y siguiendo la estrategia de la que os he venido hablando, así como el consejo del Emperador1, diciembre me dio la oportunidad de reducir mis posiciones aproximadamente un 30%. Consiguientemente aumentando mi liquidez en el mismo porcentaje, puesto que desde junio del 2010 estaba invertido al cien por cien. Parte de la liquidez fue conseguida por la venta de la mitad de mi posición en PAAS, cual compré a $13.50 durante la crisis y vendí a $39.80 el 23 de diciembre. PAAS es una compañía canadiense que se dedica a la explotación de minas de plata y se negocia en Nueva York y en Toronto, quizás también se negocie en al algún mercado europeo. Tiene una dirección muy buena y es amiga del accionista. Sansón2 es consejero director de PAAS desde hace muchos años, pero a los subscritores no nos dice nada acerca de ella por la ilegalidad que conlleva el asunto.

Otra compañía de la que vendí la mitad de mi posición es GSS con base en Colorado y minas de oro y plata esparcidas por el mundo de buenas geografías*. Esta compañía, recomendada por Ciber-Colombo3 e intermitentemente por Sansón, también la compré durante la crisis a $1.80 y vendí a $4.80 el 21 de diciembre. Aparte, a causa de mi desencanto, vendí toda mi posición en la también Canadiense AUY, la cual también compré durante la crisis a $9.00 aproximadamente y después de verla progresar mucho menos que muchas compañías de su sector, la vendí aproximadamente a 12.00; también se dedica a la explotación de minas de oro. También vendí mis acciones de una empresa biotecnológica con muy buenos resultados, pero no la discutiré puesto que la biotecnología es un sector complicado, extremadamente especulativo y binario, donde se arriesga todo. Aunque tengo dos biotecnológicas más, tendría que estar demasiado seguro para discutirlas aquí. Vendí también en su totalidad el ETF de plata (SLV). Lo compré en junio a $18.00 y vendí en diciembre 23 a $28.50. Otra compañía muy pequeña que había comprado también durante la crisis a $9.00 y vendí a $16.50 se llama KTEC. KTEC se dedica al diseño y manufacturación de maquinaria con tecnología laser y electro óptica para escoger y descartar productos del sector de tabacos, farmacéuticas y agricultura. Es una compañía muy bien dirigida y espero regresar a ella algún día, el problema es que el total de sus acciones es de cuatro millones y medio y a veces es difícil de negociar puesto que diariamente se intercambia un volumen muy pequeño.

El hecho que la mayoría de la liquidez acumulada en las últimas semanas haya sido principalmente por la venta de valores relacionados con el oro y la plata no quiere decir, ni mucho menos, que hayan dejado de gustarme los metales preciosos, simplemente que los porcentajes de atribución de mi cartera se habían disparado de forma que estos alcanzaban el 85% de ella. Otra de las razones es que la reciente formación del precio en el gráfico del oro (como podéis observar en el link de los recursos) me daba la espina que la corrección a la baja era inminente. Sin embargo, si nada cambia desde aquí hasta entonces….., pienso regresar a la mayoría de los vendidos cuando considere que la corrección ha terminado. Mientras tanto, la liquidez se reserva hasta que los mercados corrijan de forma natural o hasta que corrijan de forma forzada. Si corrigieran de forma forzada – por las causas que explicó el emperador o por causas de la gran crisis de la que os he venido hablando – entonces la estrategia sería la de aumentar la liquidez e incluso vender corto. Estaremos alerta para poder identificar las posibles pistas que las acciones de los mercados nos ofrezcan.

Mientras tanto, en el año nuevo la rotación de sectores está a la orden del día y los inversores institucionales, alentados por los analistas y los economistas que auguran que la recuperación económica es un hecho, están comprando valores de sectores cíclicos que han funcionado en las mismas circunstancias en la que se han encontrado que ciclos pasados. El problema es que este ciclo, debido a los excesos aquí mencionados, no es un ciclo ni ordinario ni similar. La paciencia es la madre de la ciencia y el que espera no debe desesperar, y el que ha de llegar llegará.

La semana que viene os comentaré las declaraciones que la ahora famosa pero siempre hermosa Meredith Whitney hizo a un prestigioso programa de una cadena de televisión americana.

1Emperador: El rey de todos los gurús, escuchado, respetado y venerado por todos.
2Sansón: Especialista en política monetaria, bancos centrales y burbujas. También se especializa en oro y ventas en corto.
3Ciber-Colombo: Experto en valores tecnológicos y burbujas; en tecnología nadie sabe más que él.
*Algunas compañías que operan minas de oro, plata, etc. tienen minas ubicadas en países de alto riesgo político. En caso que el oro volviera a ser (oficialmente) moneda de referencia y reserva, ciertos países como por ejemplo Rusia tendrían tendencias de nacionalizarlas. Esto sería mala acción tanto para la compañía nacionalizada como para el accionista de dicha compañía. Por eso, se trata de minimizar el riesgo eligiendo compañías que tengan activos en buenas geografías.