La Bella y la Bestia (cont)

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

12 de enero 2011

Las bolsas del mundo negociaron al alza, lideradas por España que eufóricamente subía por la cobertura de las posiciones en corto. Se rumorea que el Banco Central Europeo orquestó las subastas a través de los bancos, de manera que estos con una mano compraban la deuda mientras que con la otra se la revendían a Trichet a cambio de jugosas y rápidas comisiones. Ayer tuvieron éxito las subastas de la deuda griega e italiana, y hoy las de Portugal y Alemania. A consecuencia de las triunfantes pujas y del rumor de la posible intervención de Trichet, los inversores en los mercados españoles  – esperando otro tanto de lo mismo para la puja de la deuda española de mañana – se amontonaban para comprarlo todo. En vista de tal aglomeración los cortos se pisaban, también comprando para cubrir sus posiciones y devolver las acciones a quien previamente habían pedido prestadas. Cuidado con la euforia de un día o una semana, como Sansón1 bien apunta – “que gran numero de alzas vertiginosas tuvimos durante la crisis del 2008, las cuales fueron seguidas de bajas aún más vertiginosas.” Por otra parte, el NASDAQ se encuentra a tan solo unos 70 puntos de los máximos del 2007, cuando la economía y los mercados eran infalibles; lo que pasó después es historia. A corto plazo los mercados pueden llegar hasta donde estos, alimentados por la energía de la emoción del momento, quieran llegar. Un buen día, sin motivo aparente, la emoción gira 180 grados y lo opuesto ocurre sin dar tiempo a reaccionar.

1. Sansón: Especialista en política monetaria, bancos centrales y burbujas. También se especializa en oro y ventas en corto.

La Bella y la Bestia -Continuación

Desde el año 2008, cuando empezó la crisis, los estados han gastado ½ trillón de dólares por encima de sus recaudaciones de impuestos aparte del agujero del trillón mencionado en el comentario de ayer. Según Meredith Whitney, para remediar el mal, más de un millón de empleados públicos debieran ser despedidos. Lo cual equivale a algo imposible si tenemos en cuenta que la Casa Blanca está ocupada por una administración demócrata a la que le gustaría ser reelegida. También hay que tener en cuenta que los dos principales mandatos del jefe de la Reserva Federal son la inflación y el desempleo. Aunque, hace unos días en declaraciones ante el congreso, Bernanke juró y perjuró que no intervendría para sacar del agujero a los estados ni a los condados o municipios. Tenemos que tener en cuenta que del dicho al hecho hay un trecho y cuando Bernanke vea a los mercados desintegrarse y el desempleo aumentando, el dicho queda olvidado y el trecho zanjado. Lo más probable será que Bernanke compre bonos a diestra y siniestra y que el gobierno se vea obligado a estimular adicionalmente. A Europa le ocurrirá otro tanto de lo mismo, excepto que Europa ya no puede estimular. Por eso, la única alternativa de Europa será Trichet y su botón electrónico que crea dinero de la nada. Estas razones, entre otras, son las causantes de la subida del oro durante los últimos diez años. Las mismas causas seguirán empujando el precio del oro en el futuro. Eso sí, el oro sufrirá correcciones, a veces violentas, como las sufre todo lo que sube.

Volviendo a la guapa, dijo que es posible que los estados esquiven la bancarrota pero no dijo porque (se sobrentiende que el gobierno federal salga a rescatar a los estados; daros cuenta que California si fuera un país seria la cuarta economía mundial y de las consecuencias que conllevaría el que este estado no fuera rescatado de su práctica insolvencia). Sin embargo, también dijo que los condados y sobre todo los municipios – por la cantidad de las inversiones de los bancos en el mercado de bonos municipales ,que abarca alrededor de TRES TRILLONES de dólares – conllevaría a una crisis de gran magnitud, puesto que en sus cálculos la insolvencia colectiva alcanzaría la cantidad de cientos de billones de dólares. Cuando le preguntaron: que si era algo tan obvio, ¿por qué la gente al igual que Wall Street se concentra en la ilusión de la mejora de la economía y no se hace eco del problema? ella respondió que “no se hace eco hasta que se hace eco y que lo augurado ocurrirá antes de 12 meses.”

Esta crisis no es la gran crisis de la que nos vienen hablando Sansón y otros gurús. Sin Embargo, pudiera ser el gatillo que amartillara la pólvora.