Gavilán o Paloma

Escrito por Sanson Pincha aquí para preguntar

3 de febrero 2011

Gavilán o Paloma

Escrito por Sansón, interpretado por Antolín y editado por Carmen

Durante la noche los mercados no mostraron ninguna inclinación especial hacia el alza o la baja. El mercado de futuros manifestaba lo mismo, aunque Europa mostraba bajas. Aquí en EEUU, a la apertura, los mercados también se mostraban indiferentes pero a los 30 minutos de abrir, de repente bajaban agresivamente hasta un 0,5%. La bajada estaba principalmente acentuada por los valores de moda altamente especulativos. No estoy seguro del porque estos valores fueron castigados, pero así fue.

A partir de ahí los mercados volvieron a territorio neutral a la espera de la conferencia de prensa de Bernanke planificada para el medio día. Por supuesto que durante la conferencia de prensa Bernanke, como siempre, volvió a demostrar su condición de mansa paloma. Aunque sus comentarios no parecieron tener ningún impacto sobre los mercados y estos siguieron negociando a los dos lados de las tablas, cerca del final de la sesión estos mostraban ligeras alzas. A esto también hay que añadir que las declaraciones del que es considerado como gavilán (Trichet) mostraron más apariencia de pichón que de gavilán. A raíz de esas declaraciones el euro empezó a debilitarse con respecto al dólar.

Dejando a un lado los mercados de valores, el dólar se mostró más fuerte y los bonos del tesoro más débiles. Los metales preciosos inicialmente bajaban para después tomar dirección opuesta hasta conseguir una subida de un 1,5%. Parece increíble que después de que la inflación ha desenterrado el hacha alrededor del mundo y que con los actuales problemas en Oriente Medio el oro cotice tan pesadamente como lo está haciendo. Sobre todo si tenemos en cuenta todos los informes que nos llegan desde China indicando la enorme demanda que en aquel país existe para comprar oro físico.

Por otra parte, después de haber anotado que el oro se ha mantenido débil cuando las circunstancias apuntan a que este debería de haber mostrado fortaleza, durante esta última semana cada vez que el oro era presionado a la baja, de alguna manera, a la hora del cierre conseguía estabilizarse. Por lo visto, parece que el precio baila entre los $1.330 y los $1350. Dicho esto, interpreto que la ruptura de cualquiera de estos dos parámetros llevaría al oro en la dirección correspondiente al parámetro perforado.

Quizás mañana el dorado nos ofrezca alguna pista que nos indique si este se va a decidir por los altos o por los bajos. Pero me huele a que las posibilidades se inclinan hacia los altos. Para esto también me baso en la acción de muchos gestores que públicamente han manifestado y proclamado la caída del oro; algunos auguran que bajará el 20% y otros que podría bajar hasta los $1000. Aunque algunos de esos gestores son ilustres, la mayoría simplemente desearían serlo o desearían un punto de entrada más bajo para poder posicionarse. El problema es que el oro no obedece a nadie y, por decirlo de alguna manera, se guía por su propia agenda.

Con respecto a Newmont (NEM), después de hacer público hoy la adquisición (sin diluir a los accionistas puesto que pagaran en metálico) de Fronteer Gold Inc. (FRG) por $2.000 millones, la cotización de Newmont ha mostrado muy buena reacción y ha mantenido su precio relativamente bien incluso la semana pasada cuando tanto el oro como las mineras de preciosos estaban siendo castigadas por el mercado. Cualquiera que hubiera sabido acerca de la adquisición con antelación, hubiera asumido que como consecuencia Newmont bajaría cierto porcentaje– sin importar a qué precio estuviera el oro. En conclusión, lo que parece es que el oro, las mineras de preciosos y todo el complejo de compañías que rodea estas actividades están posicionados para despegar. Sin embargo, no se puede descontar la posibilidad de que aún no hayan tocado fondo.

La Lámpara de Aladino

Volviendo al tópico de la inflación/deflación, en la tirada de hoy del Wall Street Journal se publicaba un artículo titulado, “El Miedo a la Inflación Obliga a las Compañías a Abultar los Inventarios.” Este artículo ilumina el miedo psicológico que las compañías empiezan a tener con respecto a la inflación, que antes que los precios sigan subiendo están comprando todo lo que pueden para controlar los costes de los productos primarios.

Sería de tontos si las gerencias no se aprovecharan de las actuales circunstancias puesto que pueden coger dinero prestado al 2,45% para comprar algodón, por ejemplo, que está subiendo entre un 10 y un 12% mensual. “¿Por qué no lo voy a hacer?”, dijo John Anton, fundador de Anton Sports, quien recientemente incrementó su inventario de camisetas de algodón virgen desde pedidos normales anteriores de 30 cajas hasta 2,500 cajas. Es difícil cambiar la psicología de la gente con respecto a la inflación, puesto que tantas voces apuntan a que no existe. Sin embargo la mentalidad está empezando a cambiar y en consecuencia pudiera convertirse en un círculo vicioso que al aumentar los pedidos, ósea la demanda, también aumentan los precios. Estas son las consecuencias que trae la impresión de dinero fácil que ha habido alrededor del mundo. Los impulsores y los creadores del dinero fácil no saben o no quieren saber que cuando el genio de la inflación escapa de la lámpara es casi imposible hacerlo volver adentro. El que no me crea, que se lo pregunte a Paul Volcker (el único que sabe y a quien nadie escucha), quien en 1979 a la presidencia de la reserva federal, con mucho esfuerzo y sabiduría supo romper el espinazo de la inflación de entonces después de que esta causo verdaderos estragos. Y como consecuencia de dichos estragos y los problemas de la revolución de Irán, el oro se desbocó hacia burbuja – ¿Os suena de algo? Según cantan los juglares, la misma obra de teatro volverá a representarse tres décadas y pico más tarde con diferentes actores. ¿Tienes Oro?

Posición en compañías o símbolos mencionados: NEM y  opciones/calls de NEM.