El que Avisa no es Traidor

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

7 de febrero 2011

El que Avisa no es Traidor

Escrito por Antolín, editado por Carmen

Los excesos de imprenta de dinero durante los últimos 18 años por  numerosos países desarrollados del mundo, pero sobre todo en el caso de la Reserva Federal de los Estados Unidos, han despertado sospechas por parte de muchos visionarios e inversores. Debido al gran incremento de liquidez inyectada por la Fed durante la recesión producida por la burbuja tecnológica y atenuada por el acto terrorista de la destrucción de las torres de Nueva York, en el año 2001 los escépticos empezaron a tomar cartas en el asunto y a protegerse a través del oro. El oro, conjuntamente con la plata, ha sido el único activo que a lo largo de la historia de los últimos milenios ha protegido al capital de las diferentes formas de depreciación del dinero. Algunos  ejemplos son la depreciación de la moneda, inflación, guerras, calamidades y catástrofes naturales mayores.

Otra de las ventajas es que el oro es considerado moneda intercambiable en cualquier lugar del planeta. A partir del 2001 el oro ha incrementado gradualmente su valor con respecto a todas las monedas del mundo, pero sobre todo contra las monedas cuales custodios han apretado más el acelerador de las imprentas. Después de la casi depresión causada por la burbuja del exceso de crédito basura – alimentado por la burbuja de inmobiliaria o viceversa – los países desarrollados y sobre todo los Estados Unidos incrementaron la producción de dinero y saturaron al mundo de liquidez para así combatir la gran recesión. Esto es una contradicción puesto que no se puede curar una infección inyectando más bacteria. Ante tan alarmantes realidades, en una reunión celebrada por el grupo de los 20 hace aproximadamente un año, el entonces presidente de Brasil, Rusia, China e incluso la presidente alemana – para protestar la manipulación del dólar por parte de la Reserva Federal, hicieron una llamada a la creación de algún tipo de alternativa que sustituyera al dólar como moneda reserva mundial.

Algunas alternativas ofrecidas fueron una cesta monetaria internacional que abarcara las mayores economías del mundo, una cesta de materias primas que reflejara cierto valor intrínseco o la creación de una cesta de metales preciosos que sirva como referencia y base monetaria mundial. A estas significativas declaraciones de los líderes mencionados tenemos que añadir que los bancos centrales de la India, China, Vietnam, Bangladés y otros han estado comprando, rutinariamente, oro de las reservas del Fondo Monetario Internacional desde el año 2008. Poco tiempo después de las declaraciones de los mandatarios mencionados, una nueva oleada de  conversos se sumaron a los muchos iluminados que desean que el dorado vuelva a ser base monetaria mundial, como lo fue durante decenas de siglos.

Los bautizados a posteriori fueron: Robert Zoellick, el presidente del Fondo Monetario Internacional, el gurú Jim Grant y más recientemente el gavilán de la Reserva de Kansas Thomas Hoenig, quien ocupa asiento en la mesa de consejeros de la Reserva Federal presidida por Bernanke. La decisión de estos últimos mencionados no sorprende demasiado. Lo que si sorprende es la más reciente adhesión al grupo, la de Alan Greenspan quien en sus tiempos fue considerado y coronado como el gran maestro alquimista de la economía moderna. Hasta tal punto llegó su pedantería que hasta él mismo se creía los atributos que la ignorancia le facilitaba y pregonaba. Fue tal el punto de su artificialidad que cuando declaraba ante el congreso y en conferencias de prensa, se expresaba en un inglés súper culto derivado del latín que nadie entendía excepto algunos filólogos, abogados y médicos a quienes sus carreras obligaban a defenderse en latín.

Greenspan, durante su representación al mando de la Reserva Federal, causó más estragos a la economía de los Estados Unidos y la mundial que ninguna otra persona en la historia de la humanidad. Esto lo sabe muy bien Bill Fleckenstein que escribió un libro titulado, Greenspan’s Bubbles: The Age of Ignorance at the Federal Reserve. “El gran maestro” para librarse de posibles consecuencias, hace poco más de un año declaraba ante el Congreso que verdaderamente lo sentía pero que nunca imaginó que su política monetaria llevara la economía, la nación y el mundo a tan caótico destino. En una entrevista en el canal norteamericano, Fox, Greenspan dijo lo siguiente:

“Nos encontramos en una particular etapa de dinero fiduciario, que básicamente es dinero impreso por un gobierno; normalmente el que tiene autoridad para hacer esto es un banco central. Debería de haber algún mecanismo que controle el dinero que se imprime, puede ser o a través de un estándar de oro o nombrando una comisión monetaria. Si no se hace esto, al igual que se ha ido repitiendo a lo largo de los años, la inflación se apoderará de la actividad económica y la perjudicará. Hay muchos, me incluyo a mí mismo, que pensamos que en el periodo de 1870 a 1914 se hizo lo correcto al tener un estándar internacional de oro.”

Para más guasa, Greenspan ahora piensa que “quizás los bancos centrales son innecesarios.” Greenspan es actualmente el consejero jefe de la cruzada de John Paulson, donde tratan de engullir todo el oro físico entregable que existe en el mundo. John Paulson es el hombre que, posicionándose en corto, más se benefició en el mundo gracias a los errores del que ahora es su consejero jefe.

Según Dylan Grice si el mundo regresara al estándar del oro, se necesitaría una base monetaria que corresponda con el precio del oro en tiempo real. Esto haría que el precio del oro cotizara alrededor de $6.300: “Los Estados Unidos poseen unas 263 millones de onzas troy de oro (los mayores poseedores de oro del mundo) mientras que la base monetaria de la Fed es $1.7 trillones. Por eso la conclusión de que el precio del oro, en el cual el dólar estaría enteramente garantizado por el oro, serian unos $6.300 por onza.”

Es inexplicable que mucha gente todavía piense que el precio del oro es muy alto. ¿Tienes oro?