Veo Tus Tipos y Te… ¿Bajo? Dos Mas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

16 de marzo 2011

Aparte de que las bolsas están corrigiendo a la baja porque sí y porque les toca y porque el dinero llamado “inteligente,” que suele ser el de los gurús y los fondos hedge/cobertura, lleva ya algún tiempo saliendo de los mercados. Aparte del terremoto, tsunami y desastre nuclear del sufrido y endeudado país asiático que antes que China le arrebatara hace unos meses el segundo puesto económico mundial y durante las últimas dos décadas ha sido sacudido por la falta de crecimiento y el envejecimiento de su población. Aparte de los problemas en las economías avanzadas del mundo por causa de la insostenible deuda de estas. Aparte de las revoluciones y las guerras que apenas han comenzado (pero no terminado) por causa de los estragos de la actual gran recesión que hemos vivido, vivimos y viviremos durante “posiblemente” el resto de la presente década. Aparte de la inflación en alimentos y energía que no cuenta ya que los gobiernos de los países desarrollados la descuentan porque les da la gana y porque al parecer los descontadores ni comen, ni beben, ni conducen, ni usan calefacción, ni aire acondicionado y ni siquiera encienden la luz por la noche puesto que como claramente son ciegos no la necesitan. Aparte de la otra inflación, la oculta, la incógnita, la que no se ve, la que muchos notan y descubren y pocos se quejan. Me refiero a la que viene empaquetada y que antes era medio kilo o un kilo de esto o de lo otro por equis precio y ahora el precio sigue siendo el mismo pero el mismo paquete contiene cincuenta o cien gramos menos que antes. Aparte de otros apartes y muchos apartes más que en su día he enumerado y explicado, solamente tenéis que dar un repaso de lo que he venido escribiendo a lo largo de los últimos meses para comprobar las denuncias de las acciones ciegas y egoístas de los poderes y sus ramificaciones y consecuencias.

Aparte de todo lo anterior, según mi amigo y gurú favorito Sansón*, aún otra consecuencia inesperada y derivada de la crisis del Japón pudiera crear otro gran Tsunami, esta vez económico, que pudiera iniciar otra crisis financiera similar o peor a la que se vivió hace dos años. Esta vez las consecuencias serian más graves puesto que a los bancos centrales de los países desarrollados se les ha terminado la munición y la pólvora para luchar contra otra guerra del apalancamiento institucional. Sin más, Sansón cree que si la repatriación del yen a su país (Japón) sigue manteniéndose y como consecuencia derivada sigue subiendo el yen, sobre todo contra el dólar, no solamente crearía graves problemas para la economía japonesa ya que descarrilaría las exportaciones por vía de la pérdida de competitividad. Y no solamente crearía un círculo vicioso en donde los fondos hedge  que hayan vendido el yen corto tendrían que cubrir sus posiciones y comprar yenes por la vía rápida, exacerbando así la subida de esa moneda. Sino que el apalancamiento de muchas instituciones japonesas – que como gigantes que son operan a nivel mundial – y si el yen se mantuviera por debajo de 80 céntimos de dólar durante algún tiempo, pudiera crear liquidación en innumerables productos financieros derivados (llamados derivatives) que a la vez pudieran arrastrar a una o varias de estas gigantescas entidades y que a su vez crearían otro pánico mundial de caída de dominós. Pienso que si esto ocurriera, la mano santa que levantará uno de los dominós del medio de la fila para que los que restan no se caigan, quizás no exista en esta hipotética ocasión. Por las razones expuestas y otras, el gobierno japonés en menos de una semana ha inundado el país de papel dos veces. La primera con inyección de $183 mil millones, la segunda con $43 mil millones, la tercera será anunciada y así sucesivamente….. Sin embargo, llega un punto que ni siquiera el banco central del país de la tercera economía mundial puede sostener los dominós derechos.

De momento, como os explicaba en mi otro artículo donde escribí que Trichet deliraba cuando pensaba y vociferaba la subida de los tipos en la unión Europea, ahora a través de su colega francés nos ha mandado a decir que no, que por causa de los infortunios del Japón ya no los va a subir y que todo ha quedado en aguas de borrajas. El problema no es que no va a poder subir los tipos en el futuro a donde la vista alcanza, sino que va a tener que imprimir innumerables cantidades de euros para rescatar, no solamente a la Europa periférica sino a Europa entera, con lo cual comulgará bajo la misma y nefasta doctrina que Bernanke. El desenlace de esta tragedia que se viene hilvanando desde hace mas de dos décadas y que comenzó a intensificarse en el año 2000 será desordenado e incluso aparatoso; la historia no será benévola ni con los autores ni con los protagonistas. 

Posdata:

Mi amigo Sansón, anteayer, tenía razón tanto acerca de las consecuencias de la fuerte revaluación del yen como en el nivel de 0.80 céntimos de dólar. Hace tan solo media hora que en la reunión extraordinaria del G7, los siete países más ricos han adoptado una resolución de intervención conjunta de ventas de yen para mantenerlo por encima de $0.80 y evitar “la posible crisis de confianza/desmoronamiento financiero que contagiaría al resto de Asia, Europa y Estados Unidos/dominós” Según la cadena de televisión financiera Americana CNBC. Por el momento los mercados de futuros han aplaudido la acción del G7 y cotizan al alza y el yen después de la noticia de la intervención cotiza$0.8180. Sin embargo, Si la situación en cuanto refiere a los reactores nucleares deteriorara, ni el G7 ni el G700 serian capaces de aplacar la avalancha ni sus consecuencias.

 ¿Tienes oro?

*Sansón: ver sección de gurús.