Preguntas y Respuestas

Escrito por Antolín Pincha aquí para preguntar

7 de mayo 2011

¿Reventó la burbuja de la plata?

A un panal de rica miel cien mil moscas acudieron. La plata no estaba en burbuja, simplemente sobre extendida de precio. El primer lunes del mes de mayo circuló la noticia que el multi-millonario mejicano, Carlos Slim, había vendido 96 millones de onzas de plata. Fue como si un cazador, al sol puesto, hubiera disparado la escopeta en medio de un bebedero del Kalahari. La estampida fue histórica y hasta los leones, elefantes y cocodrilos huyeron despavoridamente. En consecuencia, lo que ocurrió no fue nada más que ruido, ruido y más ruido.

Así es y así siempre ha sido la naturaleza del mercado de la plata – súper volátil. En este caso, teniendo en cuenta que el mercado de la plata comparado con otros activos es relativamente pequeño, la acumulación de grandes especuladores fue tan rápida y tamaña que cuando bajó la marea se descubrió que muchos se bañaban en pelotas, o sea apalancados –cuando esto ocurre, el precio no significa nada. Lo importante para los apalancados es extraer liquidez para pagarle la deuda al bróker antes que el mercado los limpie o que el bróker se vea obligado a vender sin permiso del cliente para así proteger el préstamo del apalancamiento.

La operación de Carlos Slim no fue sino una venta en corto de protección contra otra posición en largo muchísimo mayor. El magnate percibió que la subida era desorbitada y simplemente se protegió. La higuera amazónica fue agitada con tal ímpetu que derrumbó a los monos frágiles e indecisos, los que ahora quedan son los fuertes y sanos. Al parecer, aún pudiendo bajar todavía algo, el precio está estabilizándose y desde alrededor de los treinta dólares, esta vez con cordura, comenzará a subir de nuevo. Hay que tener en cuenta que históricamente el verano es época débil para los metales preciosos.

Como nota aparte: algunos gobiernos están empezando a percatarse de la dirección en que van los tiros. Por ejemplo, el banco central mejicano desveló la semana pasada la compra de cien toneladas de oro. Los chinos lo están haciendo bajo cuerda para no desorbitar el precio y anteriormente lo hicieron India, Vietnam, Indonesia, Bangladés y otros.